Hetero: General - Incesto - Filial

El bollo húmedo y peludo de Marcela y las tangas de su madre

Click to this video!
Tiempo estimado de lectura del relato 5 Número de visitas del relato 15.084 Valoración media del relato 8,81 (47 Val.)

RESUMEN

Marcela es una amiga cachonda, que cada que está sola en su casa me la follo. Es una adicta al sexo. No se resiste. Ve un hombre en su casa y se lo folla. Su madre esta riquísima. Un rabo gigante y una cara encantadora. Y siempre anda en tanga. Sexo, ron y hierba.

Eran las dos de la tarde y tenía los testículos llenos de testosterona. Revisé mi lista de contactos. Marta, Luisa, Georgina, Ximena, Marcela... o sí, Marcela. Le envíe un mensaje.

¿Qué haces? Tengo un poco de ron y hierba. 

Ven a mi casa no están mis papás. 

Llego en 20 minutos. 

Marcela es una morena de labios carnosos, pechos pequeños y un rabo que destruye penes. Una cara tierna que en la cama se transforma en la de una fiera. La conocí en la universidad y de vez en cuando follábamos al terminar las borracheras. 

Todavía no llegaba a su casa y yo ya estaba pensando en ponerla de perrito. Chuparle su bollo peludo, meterle los dedos y morderle sus pezones. Me la imaginaba en una tanga amarilla que le había visto antes. Sus nalgas comiendo ese trapo y su vagina húmeda mojando la tela. 

Llegué a su casa. Tenía velas aromatizantes e incienso prendido. Todo listo para un buen momento de vicio y sexo en exceso. Traía un pantalón pegado. Su culo parecía que lo iba a reventar. Una blusa que dejaba ver su ombligo moreno. Delicioso. El cabello recogido y esos labios grandes e hinchados. Apenas olí su cabello se me paró la tranca, estaba dura y tiesa. Las venas iban a explotar. Quería sentir su vagina y sus texturas. Darle duro. Matarla con mi pinga. 

—¿Quieres algo de comer?

—No, gracias. ¿Tienes agua mineral y coca–cola?

—Sólo coca–cola. 

—Da igual. 

Saqué el ron y la hierba. Ella fue por dos vasos con hielos. Serví el ron con cola. Comencé a liar el porro. 

—Zurdito, no mal interpretes esto. Quiero fumar y tomar un poco. Pasarla bien. Quiero dejar el sexo por un tiempo. He tenido dos infecciones en los últimos tres meses. Voy a parar un poco. 

—Pero yo estoy limpio. Cero infecciones. Pero da igual, con que tengamos hierba y ron y una buena charla está bien. 

Era una putita y a mí me gustaba eso. ¿Cuántos penes era necesario meterse para tener dos infecciones en tres meses? Da igual. Saber eso me la puso más dura. Terminé el porro, lo encendí y se lo pasé. Me gusta ver cuando las mujeres ponen el porro en su boca. Me calientan sus labios en el porro. Y los de Marcela, eran carnosos y hermosos. Y yo con los cojones llenos de leche. Se la iba a tirar toda en su cara y su culo. Le iba a embarrar la leche en su culo, en su ano. Después metérsela en la boca. Que la chupe. Eso pensaba mientras le daba un trago a mi vaso de ron. 

Nos acostamos en uno de sus sillones. Las velas y los inciensos apestaban toda la sala. La foto de una mujer con rabo gigante estaba sobre un mueble. Era su madre. Qué delicia. 

—Y cuéntame ¿a cuántos te estás tirando? 

—Ya sólo a dos. A mi novio y a un chico del barrio. Ya no puedo con más. Estoy cansada. Quiero algo más tranquilo ya. 

Me gustaba escuchar que estaba tirándose a varios hombres. Me imaginaba a Marcela gritando de placer con el culo parado. Serví un trago más. Y nos salimos a fumar a su balcón. Sorpresa. Las tangas de su mamá estaban ahí colgadas. De todos los colores. Su mamá también era una perversa como Marcelita. Ah coño. Quería follarme a las dos juntos. Madre e hija chupando mi pinga. Y yo jalándoles el cabello. 

No aguante más. Me fui encima de Marcela y la comencé a besar. 

—Espera, tranquilo. No quiero. No puedo. 

Le agarré su mano y la puse en mi tranca tiesa. La apretó. Le metí la mano en el bollo. Sentí su tanga de encaje. Comencé a jalarle el pantalón. Sus nalgas lo apretaban y no lo dejaban bajar. 

—Espera zurdo. Tranquilo. 

Me seguía besando con pasión. 

—Mierda Zurdo. Métemela toda. Ya no aguanto. Quiero sentirla toda papi. 

—Esto es lo que quieres verdad perra. 

Se la metí de perrito. Ella se sostenía del balcón. Las tangas de su madre me excitaban. Mientras le daba, no paraba de ver todas esas tangas con sus diferentes texturas.

—Métemela hasta adentro. Córrete en mi. Dale Zurdo. Duro. ¿Qué tu eres marica? Dame pinga. Duro. 

—Toma esto perra. Eres una perra y quieres toda mi pinga adentro. 

Marcela estaba mojadísima. Mi pene entraba y salía como si hubiera utilizado aceite. Yo no paraba. Comencé a morder una de las tangas de su madre. Quería romper esa tanga con los dientes. La chupaba y me imaginaba la vagina de su madre mojando la tanga. Ah que delicia. 

—Dame más duro pendejo. Quiero que me claves duro. 

Le seguí dando por un buen rato, tenía las piernas cansadas y la pinga me iba a reventar y yo imaginando cualquier cosa. Penetrando a su madre, a todos los amantes de Marcela penetrando a su madre y a ella. Que mujer. Era una diosa. Su culo duro rebotaba contra mis piernas y yo lo arañaba. Quería dejarle las uñas enterradas. Le di hasta que ya no pude más. Me corrí. La inunde por completo. Qué alivio. Nos dejamos caer en el suelo apestando a sudor. Me paré con las piernas temblorosas y fui acerqué los vasos de ron. Encendí el porro de nuevo. Qué alivio. Tenía que sacar toda esa testosterona. Me pongo de mal humor si tengo los huevos hinchados. Apuré mi ron y me fui.

Comparte este relato


Esta obra está bajo una .
629
Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios. Información. Si sigues navegando, entendemos que las aceptas. Aceptar

Online porn video at mobile phone


relatos sobando las chichis a madurasporno mamando a dieguito el activo pollón en la camalos pies de mi tiahttp://rx-online.ru/relato/10385-la-llamada-de-clara-3-primera-parte/&relato argentino porno infidelidad descubierta por celularUna aventura divina con mi tía relatos de sexomi yerno me abrió las piernasrelato miadre exuberante en cueradadado estiya camara en condidale rozo el pene sin querer xxxtia cm sele parte el coñocon ese chor desnudasFotos tetas y ojetes espectaculares hijas de putaa los hombres les exita ver que se nos transparentan las tetas relatomi mujer hace una paja y despues me la chupa.relatosrelatos gays en una bodamamá se puso unos mayones relatosporno español tragatelo y el puesto es tuyorelatos de enculadas salvajesrelatos me follan en 4 patas en la mesami ermano me llevo a su cuarto relatosfetiches putitas anos clitoris desnudasrelatos filial vacaciones con divorciadame desvirgo en un lugar lindo confesionrelato rica verga entraba pucha ahhh mas cogemeDesflore.ala.maestra.relatomi profe me desvirgorelato mi tia victoriami esposo saco lo que vivia en mi relatoLeer cartas de amor real relatos erouticos porno sexy 2016canal pornola mujer vocarriva y el hombre ensima de ellarelatos porno caseros mi mujer me deja la pija dura para mi suegra ja javideos pornos menseña suverga mipapa"dame mas duro, mas" relatomujeres con pollas falsas echando litros de semenrelatos le beso cada nalga a mi alumnale aparto las bragas a mi cuñada y le doy por el culitosentía lubricado mi abierto y caliente culo,porno mamando a dieguito el activo pollon rico y guaporelatos en el bus cónchas carnosasrelatos desvirgadas primas por mipenes palpitamdo dentro d vaginasrelato erotico hijo nalgas redondas gayWww.relatosdeunaputa.çomIncesto relatos mi hermana la bella y yo la bestiavideo porno 5 minutos de mete y sacaRelatos Eroticos el enfermito Wi FiUna aventura divina con mi tía relatos de sexorelato gay follando al doctor pasivoporno mama desnuda se agacha y yo sela arrimo si culpaRelato mi esposo me repega su enorme vergamamame la cuca relatosrelatos por fin convenci a mamárelatos mami me pidio q le cogieraazotando el clitoris relatoshttp://rx-online.ru/relato/10385-la-llamada-de-clara-3-primera-parte/&Relatos de mamacitas cogiendo en hilorompeme el culo empuja fuerteacabando su culo a pollazos relatosRelato incesto visitas inesperadas parte 1Relatos eróticos d chicas infieles x calentura interracialmi familia nudista relatosmis hermanas se asustan con mi penerelatos de pancho alabarderoCuentorelatos tia y primaRelato mi sobrino menor de kise año me rompi el culoVer japonesita de diez anos con su panochita ricami padre la tenia mas grande que yo y le ofreci mi culorelatoseroticos una esposa solitaria infiel por primera vezfollando anal y vaginal lentamente dolores inimaginablesa mi perra legusta que la masturveporno relatos gay . te amo. me susurra al oidovideos de mujeres penetradas con sus vajinas muy cerradas o agotadasella tenia el culito sucio pero olia ricoSostienen relaciones sexuales en camposanto