Robo & violacion de una casada muy puta


Click to this video!
Tiempo estimado de lectura del relato 27 Número de visitas del relato 21.125 Valoración media del relato 9,17 (6 Val.)

RESUMEN

Unos ladrones entran en mi casa aprovechando que no esta mi marido, descubren mis juguetes sexuales y me violan.

Volví a mi chalet después de un duro día de trabajo, deje el bolso en el perchero, la casa estaba silenciosa como de costumbre mi marido no llegaría hasta dentro de unas horas, me dirigi a mi dormitorio para cambiarme de ropa y ponerme más cómoda. Cuando entre en el dormitorio casi me da un vuelco el corazón dos encapuchados se me echaron encima agarrandome con fuerza, uno de ellos me amenzó con un enorme cuchillo de caza.

El del cuchillo se llevo el dedo a la boca haciendo la señal de silencio, el otro se dirigió al vestidor de la habitación y empezó a buscar.

Había sorprendido a unos ladrones en plena tarea o mas bien me habían sorprendido ellos a mi, estaba allí quieta, pegada contra la pared, aterrorizada.

Ambos iban completamente de negro desde los zapatos pasando por los guantes hasta el pasamontañas, lo único que llevaban que no era negro era aquel brillante e intimidador cuchillo.

El que buscaba tras separar un poco la ropa del armario del vestidor se pusó revisar las paredes del interior y al acabar se giró hacía su compañero encogiéndose de hombros indicando que no habia encontrado nada.

El que estaba junto a mi acercó aún más su cuchillo a mi garganta y me dijó con voz fuerte y amenazadora:

.- ¿dónde esta la caja fuerte, más vale que me lo digas o...?

Y note el frio filo del cuchillo sobre mi mejilla.

.- Tartamudeando logre llegar a decir:

Nosotros no tenemos caja fuerte, no guardamos nada de valor en casa.

A lo que el me respondió:

.- Mira zorra asquerosa sabemos con seguridad que aquí hay una caja fuerte e incluso sabemos que su combinación empieza con el mismo número que la dirección de la casa con el nueve que me dices a eso eh

Ahora dime la verdad o te corto el cuello aquí mismo

.- es que, es que repeti unas cuantas veces sin llegar a acabar la frase

.- ¿QUE? --Me grito él-

AL final me atrevi a acabar

.-este es el seis

Ambos ladrones se miraron con incredulidad, se habían equivocado de casa, separó el cuchillo de mi mejilla y se rasco con el la cabeza como intentando pensar o intentando asumir su error

El otro ladrón se giró otra vez hacía el armario y un su desesparación, esta vez en lugar de buscar por la paredes lo hizo por la parte de abajo apartando varias mantas y dijo:

.- espera, aquí hay un baúl

Yo enseguida añadi:

.-Ahí no hay nada de valor, se lo juro

El ladrón que estaba junto a mi volvió a amenzarme con el cuchillo y no dije nada más.

Finalmente abrió el baúl.

Allí estaban expuestos todos los juguetes y accesorios que usamos mi marido y yo para nuestros juegos sexuales:

Mordaza de bola, esposas, cadenas y candados, consoladores, vibradores, antifaz para impedir la visión, collar de cuero, fusta, mascaras etc.

.-Vaya vaya con la niñita pija se ve que le va la marcha

--dijo el del cuchillo-

Yo me sonroje y mire al suelo avergonzada.

El ladrón del cuchillo que parecia el jefe se acercó al baúl cogió la fusta y dandose golpecitos en la mano con ella como si fuera una vara de mando, dijó:

.- Muy bien ya que no hemos encontrado lo que buscamos y como no nos podemos ir con la manos vacias, vas a tener que hacer algo por nosotros.

Hubo un largo silencio

Y luego añadio:

.- Mira tienes tres opciones:

1.- la primera y muy mala opción es que nos des problemas y te tenga que cortar el cuello aquí mismo.

2.- es que no hagas caso de la 3 y nos obligues a violarte y follarte.

3.- tu mejor opción es que nos hagas una mamada pero una muy buena mamada para que quedemos satisfechos y no vayamos de aqui sin mas.

El miedo no me dejaba decir nada apenas podía pensar

.- por favor, no os he visto la cara ni nada si os vais

no podré denuncia ni nada, por favor marchaos.

De nuevo el que parecía el jefe se abalanzó sobre mi agarrandome por el cuello, su mirada dejaba claro que era bien capaz de matarme ahi mismo sin ningún tipo de piedad y simplemente dijo:

.-¿di un número?

-- no dije nada

.- ¿QUE DIGAS UN NUMERO TE HE DICHO PUTA?

Su mano apreto mas estrechamente mi cuello y el resplandor del cuchillo paso por delante de mis ojos.

Le respondi como pude porque su mano me cortaba la respiracíon:

.- si digo un número como se que cumplireis

y el añadio:

.- tienes nuestras palabra no es asi y se giro hacia su compañero que asintio con la cabeza.

Te quedan diez segundos para decidirte y sino elegiremos nosotros y creo que nos vamos a quedar con la número uno.

Ocho, siete, seis, cinco, cuatro, tres, dos..

.- la 3 -dije- elijo la 3

El soltó mi cuello, muy bien vete desnudante.

Yo, dude.

.- Acaso dudas -dijo él- dandose cuenta de mi comportamiento, has tomado tu decisión ahora cumple con tu parte y asi nosotros cumpliremos con la nuestra.

Cerre los ojos y me empece a desabrochar mi blusa, podia notar sus ojos clavados en cada uno de mis movimientos, desabroche el último botón y me quite la blusa dejandola caer al suelo quedando a la vista un bonito sujetador de encaje rojo que contenia mis preciosos pechos, me baje la cremallera de la falda y la empuje hasta que cayo al suelo dejando a la vista mi mini tanga, fui a quitarme las medias negras pero el ladron jefe me detuvo.

.- no, no te las quites.

Alli estaba yo de pie con los ojos cerrados delante de aquellos dos hijos de puta.

.- que buena esta, dijo el otro ladron.

La verdad es que asi de pie semi desnuda con el sujetador rojo, un mini tanga del mismo color, las medias negras y zapatos a conjunto tacón alto y fino, indudablemente tenia que estar sexy.

.-Acercate dijo el jefe

Me acerque

.- De rodillas

Volvi a dudar pero el pusó su mano plana sobre mi cabeza haciendo presión para que bajara, poco a poco fui cediendo hasta llegar a quedar de rodillas.

.-Fuera ese sujetador

Yo mire hacia arriba a sus ojos como implorandole

.- Venga vamos sera lo ultimo que te tengas que quitarte, lo prometo.

Lleve mis manos a la espalda solte el enganche del sujetador y tirando hacia adelante lo saque por mis brazos dejandolo caer.

.-Humm que bonito, me encantan los pechos grandes que desafian a la gravedad, asi duros erguidos con esos pezoncitos rosados huummmm que ricura.

Se bajó lentamente la cremallera de su pantalon y metiendo su mano, saco su pene, era algo mas grande de lo habitual y ya lo tenia casi completamente duro. Lo acercó a mi cara,yo lo cogi con la mano notando su dureza y empece a masturbarlo sin decidirme a meterme aquel pene en mi boca, al mismo tiempo que se terminaba de poner completamente erecto.

.-Recuerda si nos haces una buena mamada nos iremos y te dejaremos a salvo y tranquila

Esas palabras resonaron en mi cabeza, a SALVO y TRANQUILA

Introduci poco a poco su pene en mi boca sin dejar de masturbarlo con la mano, se lo succionaba cada vez mas rápido pasando mis labios a todo lo largo de su pene luego lo saque de mi boca y sujetando su capullo con mi mano me dedique a pasar mi lengua por todo su pene de arriba a abajo, por el ruido supe que el otro ladrón también habia sacado su pene y que se estaba masturbando, observando la mamada que le estaba haciendo a su jefe.

Yo seguia centrada en mi mamada queria hacersela bien para que desaparecieran para siempre de mi vida, asi que deje de lamerle el pene y fui a por su capullo y le empece a dar besitos haciendo que mis labios rozaran lo mas posible su capullo eso a mi marido le vuelve loco y por lo que parecia a él también ya que empezó a gemir con fuerza, fui abriendo más y más la boca introduciendo cada vez mas hondo su pene hasta que mi cara topó con su vientre, tenia su pene en lo mas hondo de mi garganta, entonces él con su mano libre ya que con la otra aún sujetaba la fusta me cogió por la cabeza comenzó a follarme la boca mientras con mi mano le acariciaba los testiculos apretandoselos suavemente pronto se hincharon indicando que si iba a correr pero él diciendo un:

.- todavia no.

Saco su polla de mi boca.

Un gran chorretón de saliva resbaló por la comisura de mis labios, él con un movimiento de la cabeza me señalo a su compañero que ya se habia pegado a nosotros esperando que le hiciera lo mismo que a su jefe.

Gire un poco mi cabeza hacía él, queria también empezar por cogersela con la mano porque aunque ahora ya no tuviera opción a la duda (si es que en algún momento la tuve) me tomaba al menos asi un respiro, pero no pudo ser, él cogiendome por la cabeza me clavo con fuerza su capullo en la boca, abrí mi boca todo lo que pude pero aquel pene era enorme, no podía con el, me estaba asfixiando, le golpee varias veces con mis manos en su barriga y me soltó.

Tosi unas cuantas veces y levante la mirada, ahora podia ver aquel pene, se me abrieron los ojos de par en par era una enorme polla negra que además de muy larga era gruesa (a mi siempre me han gustado las pollas grandes de hecho entre nuestros juguetes sexuales habia un enorme consolador negro) pero aquella polla aún era mas grande, sino mas larga por lo menos mas gruesa.

Parecía querer volver al ataque pero colocandole mi mano sobre su barriga lo detuve, con la otra mano lo empece a masturbar pasando mi mano a todo lo largo de su enorme polla, de vez en cuando le daba lametones con mi lengua y algún que otro mordisquito, mientras el jefe cogio mi mano del vientre del negro y la llevo hasta su polla para que también le masturbara a él al mismo tiempo que yo seguia con la mamada a su compañero.

Pero enseguida no se conformo sólo con mi mano y acercó su polla a mi mejilla para que volviera a chuparsela, alli estaba yo de rodillas casi desnuda delante de aquellos dos indeseables haciendo mis mejores mamadas, cambiando de polla blanca a polla negra introduciendo sus capullos en mi boca sin dejar de succionar y chupar, saboreando aquellas dos pollas, descansaba algún instante para recuperar el aliento pero mis manos no paraban de masturbarles en ningún momento, deseando que se corrieran y desaparecieran.

En uno de los instantes de descanso de mi boca, les acariciaba las pollas lentamente cuando el jefe miro primero a su compañero y luego a mi diciendo:

.- que bien la chupa, bufff, con lo buena que esta no veo la hora de que nos la follemos.

Me quede helada deje de masturbarles y me aparte un poco de ellos pude ver su mirada lasciva a través de los agujeros del pasamontañas y supe que no se iban a conformar solo una mamada, retrocedi y me pusé de pie lo más rápido que pude.

Mire hacia la puerta y aunque ellos me cerraban el paso ví una posibilidad de pasar y salí corriendo a toda prisa incluso creí que había conseguido pasar entre ellos pero en ese momento uno de ellos me cogió por los cabellos y tiro fuertemente, tanto que me hizo girar sorbe mi misma y caer de bruces al suelo, las palmas de mis manos y mis rodillas hiceron un sonoro ruido al chocar contra el suelo entonces me pusó sus pies sobre mis manos sin aplastarlas pero con la presión suficiente para que no pudiera moverme a la vez que la mano que me habia cogido por le pelo mantenia mi cara pegada al suelo.

El otro se situo detrás mio admirando mi trasero que había quedado totalmente expuesto.

.-Asi que eres una niña mala eh (era el jefe le reconoci la voz) con la fusta comenzo a azotarme mi culito, no tan fuerte como para dejarme morados pero si lo suficiente para enrojecer todo mi culito asi estuvo un rato azotandome una y otra vez sin parar llamandadome maldita zorra cada dos azotes.

Cuando paró, las lagrimas caian de mis ojos.

El cogió con fuerza el tanga y de un tiron me lo arranco, diciendo:

.- esto fuera

Observó mi raja.

.- hummm ni un solo pelito como a mi me gusta bien depiladito.

Un segundo después ya estaba buscando con su polla el agüjero de mi vagina y nada más encontrarlo de golpe me clavo su polla haciendome gritar de dolor.

Él ignorandome por completo empezo a follarme con rapidez y fuerza sin parar, de vez en cuando me daba con la fusta en el muslo haciendo que ese ruido característico resonara en toda la habitación, me follaba cada vez mas deprisa tanto que notaba su pelvis golpeando contra mi.

Luego de repente se paraba y volvia a empezar, sus arremetidas eran cada vez más rápidas, más intensas y más salvajes, hasta que sentí como su pene se endurecia dentro de mí entonces sacó su polla, golpeó con ella varias veces mi culito y la coloco en la rajita de mi culo para seguir moviendose haciendo como si me follara hasta que finalmente entre gritos de placer se corrio, note los chorretones calientes de su semen salpicandome por la espalda y culo luego con su mano restrego todo su semen por mi espalda y culo diciendo:

.-cremita para la piel (soltando una sonora carcajada)

Mientras seguia en aquella postura retenida por el negro, oi como el jefe cogia varias cosas del baúl entre ellas las cadenas, me levantaron y me tiraron sobre la cama, yo luche dando patadas intentando clavarles los tacones, dando manotazos pero entre los dos consiguieron detenerme, me ataron con las correas de las cadenas de pies y manos para luego engancharlas en las anillas que ya habia aproposito en la cama dejandome inmovilizada en cruz, bien abierta de piernas y brazos.

Me colocaron la mordaza de bola (la mia tiene pegada en la parte de atrás de la bola una esponja para dejarla mojada y poder sober para humedecerme los labios cuando mi marido me deja asi largo tiempo pero claro ellos no tuvieron ese detalle) seguidamente me colocoaron el antifaz para impedir que les pudiera ver entonces se desnudaron por completo.

El jefe se acerco a mi oido y me dijo:

.- Ahora te voy a comer el coño, zorra.

Yo luche tirando de las cadenas pero ya sabía que era inútil nada podia hacer contra esas ataduras.

Escuche como volvian a hurgar en el baúl y un poco después

el jefe se colocoaba entre mis piernas y decia:

.- Como ya te dije voy a comerte el coño y seguro que esta bolsa me va a ser muy practica, pedazo de puta.

Se situo entre mis piernas y empezo a comerme el coño pasando su lengua rapidamente, succionando mi clitoris volvi a empezar a llorar, lamía toda mi rajita, a pesar de mis llantos mi coño reaccionó y se humedecio, sus dedos se introducían ahora en mi vagina mojada asi estuvo un rato disfrutando del sabor de mi coño y sus dedos follandome a su antojo.

Se detuvo y pude escuchar el ruido del cierre de la bolsa donde guardo mis consoladores y vibradores abriendose.

Lo debia estar haciendo a tientas ya que volvia a estar comiendome el coño, con su mano revolvio la bolsa hasta que saco uno de ellos, retiro los dedos de su otra mano de mi vagina y de inmediato introdujo algo denro de mi (lo que al notarlo supe que era un consolador)

Entraba y salia de mi interior, una y otra vez, intento evitar lo inevitable mi coño empieza a calentarse y a humedecerse mucho.

Su lengua sigue dandole lametazos a mi clitoris, sus dedos juegan con la entrada de mi culo primero un dedo presiona en mi esfínter que reacciona abriendose y permitiendo la entrada de ese dedo (dilato muy bien analmente) él se dio cuenta de inmediato y me metio un segundo dedo.

Tras follarme un rato con sus dedos el culo los sacó, cosa que también hizó con el consolador pero su lengua seguia haciendo estragos con mi clitoris.

Yo me resistia todo lo que podia pero mi cuerpo respondia instintivamente entonces presiono mi ano con la cabeza del consolador hasta que logro que entrase, siguio presionando poco a poco hasta que entro por completo y empezó a metérmelo y a sacármelo bastante rápido, mis senos se pusieron durísimos, trataba de respirar profundamente para controlarme pero no podía, eran demasiadas sensaciones.

Entonces el negro se puso sobre mi colocando su polla entre mis tetas, con su mano tirando y pellizcando mis pezones, magreandome a placer, para luego pasar a apretar mis tetas contra su polla, la pusó en medio y comenzo a follarselas haciendose el mismo una cubana, era una polla enorme a cada embestida me golpeaba con ella en la barbilla.

Intento resistirme pero es inútil, el jefe me hunde aún más su cara en mi coño, el consolador no deja de follarme alternativamente el culo y vagina, mi cuerpo tiembla, la polla del negro estalla entre mi tetas y su semen salpica mi cuello y cara, mi cuerpo tiembla de nuevo pero esta vez mas intensamente y entre espamos de placer tengo un orgasmo.

Tras ese orgasmo el jefe retiro el consolador de mi culo que es donde habia quedado en el momento de mi orgasmo, lamio los restos de flujos de mi rajita y se aparto de mi.

Avergonzada y enrabietada lloraba, las lagrimas eran contenidas por mi antifaz.

Ellos parecieron compadecerse pero sólo habian parado para recuperar el aliento tras un par de minutos el negro dijo:

.- Ahora me toca comerselo a mi

Mis esperanzas de que se fueran desaparecieron.

Su lengua se dirigio directamente a mi botoncito, era muy experta, daba circulos y se paseaba por todo mi coño, increibles sensaciones recorrian todo mi ser, mi coño estaba empapado, su lengua hacia lo que querria de los labios de mi vagina, entonces al igual que el jefe habia hecho antes, le oi buscar en la bolsa a tientas sin dejar de lamerme.

Por fin cogio algo por los tirones que daba le costo un poco sacarlo de la bolsa, yo ya sabia de que consolador se trataba, no habia duda alguna.

Lo llevo hasta la entrada de mi coño y fue cuando lo vio justo antes de metermelo, sorprendido dijo:

.- un consolador grande y negro

Entonces en vez de utilizar el consolador, lo dejo de nuevo en la bolsa y se colocó sobre mi, note la punta de su polla sobre la apertura de mi vagina, pego su cuerpo a mi, note su aliento en mi cara y me empezo a dar besitos por las mejillas, en los pezones, sus manos acariciaban mi cuerpo mientras su enorme polla se iba introduciendo cada vez mas adentro.

Sus manos me seguian acariciando desde la rodillas hasta los hombros suavemente despacio hasta que su enorme polla se introdujo por completo dentro de mi, entonces de nuevo y aún más sorprendido:

.- Toda, te ha cabido toda.

Comenzo a follarme despacito sacando y metiendo su polla, al mismo tiempo que me mordisqueaba el cuello, los lobulos de las orejas, acariciaba mi cara, pechos...

Yo estaba alli quieta, incredula, aquel tio no me estaba violando me estaba haciendo el amor.

Mi coño chorreaba, todo mi cuerpo se tensaba por el placer, dandose cuenta de que reaccionaba ante su follada con sus manos agarro mi culo y siguio follandome lentamente apretando mi culo con su grandes manos.

Asi continuo folladome, nuestros cuerpos se frotaban con cada penetracion, la sensación de esa enorme polla entrando y saliendo de mi interior me estaba volviendo loca, mi mente se resistia pero mi cuerpo cedia al placer, el sonido de sus gemidos aumentaba por momentos, yo sentía próximo un nuevo orgasmo, me sentía penetrada hasta lo más profundo de mi y él me daba cada vez con mas fuerza.

Su polla se pusó dura casi al limite y entonces yo explote en un nuevo orgasmo que me fue imposible de contener en cuanto noto mi corrida sobre su polla no pudo contenerse y se corrio dentro de mi soltando calientes chorros de semen entre fuertes gemidos de placer.

La calma regreso por unos minutos.

Hasta que se acercaron otra vez a mi, soltaron los cierres de las cadenas de mis piernas, aproveche de nuevo para intentar darles alguna patada aunque fuera a ciegas intentando luchar contra ellos de repente pude oir junto a mi la voz del ladron negro diciendome:

.- hace un segundo no luchabas tanto zorrita.

Y me dio un bofeton en la cara.

Me di cuenta de que en cierta forma me había dejado follar por él.

Que humillada me sentia.

Llore de nuevo.

Uno de ellos se coloco pegado junto a mi cuando note su polla al lado de mi muslo supe que era el jefe, froto su polla un rato con mi media notando su tacto y luego paso sus piernas por debajo de las mias al mismo tiempo que su compañero me volvio inmovlizar mis piernas.

Seguidamente soltó los cierres que me sujetaban los brazos (era como sino me diera cuenta de nada, sólo podia llorar)

Sujentadomelos con fuerza tiro de mi en dirección a mis pies haciendo que me quedara sentada en la cama cuando me dejo caer para que volviera a quedar tumbada el jefe se habia colocado de forma que quedaba situado debajo mio.

Como si eso me devolviera a la realidad deje de llorar e intentaba gritar con todas mis fuerzas pero era inútil por la bola de la mordaza, queria arañar al negro que me iba a volver a inmovilizar los brazos pero el jefe desde debajo mio me los sujetaba con fuerza, oi los clicks de los cierres y volvi a quedar totalmente inmovilizada.

El jefe le dijo a su subordinado escupe un par de veces sobre mi polla, un par de escupitajos resonaron en la habitación y unas grandes gotas de saliva cayeron sobre su polla.

el jefe volvio a decir:

.- hala, para dentro.

Y me clavo su polla en mi culo (por suerte ya estaba abierto por el consolador).

Él no se podia mover mucho pero aun asi podia follarme a buen ritmo, me la clavaba hasta el fondo sin piedad, sus manos apretaban con fuerza mis tetas, y tiraba de mis pezones mientras el negro me penetraba con sus dedos mi coño primero uno, luegos dos, tres dedos y por ultimo un cuarto dedo, mi vagina se mojo por completo, chorreando fluidos empapando la mano del negro y mojando la polla del jefe que no paraba de follarme el culo, entonces el negro dijo:

.- ya es la hora.

Mi cuerpo se estremeció para recibir lo que ya sabia que iba a pasar la polla del negro se clavo en mi vagina de golpe y me folló con todas sus fuerzas ante tanta embestida el jefe paro de moverse aunque seguia notando su polla en lo mas hondo de mi culo.

El ruido intenso de sus respiraciones lo inundaban todo, al igual que el ruido de sus huevos chocando contra mi, de vez en cuando el negro paraba para coger aire jadeando y entonces era el jefe el que se movia continuando la follada pero por mi culo, asi una y otra vez hasta que perdi la cuenta del ritmo al que lo hacian, mi cuerpo sudaba por todas partes, tanto por culpa de tanta follada, como por los moviemientos y el calor de los cuerpos pegados.

Me resistia al placer que me estaban dando, pero era imposible, no podia contenerme y empece a tener convulsiones, sintiendo aquellas dos pollas, ya no podia más me iba a correr.

Ellos se dieron cuenta, y se pararon de golpe.

Mi cintura reacciono moviendose arriba y abajo buscando ese placer de la doble penetracion, buscando follarme esas pollas, era como sino controlara mi cuerpo, mi cintura parecia tener vida propia.

Ellos continuaban sin moverse pero aquella reaccion mia parecia excitarles mucho, las dos pollas se pusieron durisimas eso hizo que les notara aún mas, por lo que mis convulsiones aumentaron, todo mi cuerpo se tensaba por segundos indicando que un fuerte por no decir bestial orgasmo estaba a punto de llegar, me corria y ya nada podia evitarlo.

En ese momento el jefe que estaba debajo mio solto mi mordaza y en el instante que la bola salia de mi boca sus pollas espezaron a escupir su leche dentro de mi coño y culo al mismo tiempo que yo me sumia en un profundo orgamo moviendome con una perra en celo y gritando:

.- ¡¡¡ Me corro, si me corro, hijos de puta,oh Dios, oooooohhhhhhhhh !!!!!

Tras eso me coloco de nuevo la bola en la boca, el negro cayo sobre mi entre jadeos, al igual que oia jadear al jefe junto a mi oreja, yo también respiraba cansada.

Y asi pegados note como ellos con unos pequeños espasmos e introduciendo hasta el fondo sus pollas soltaban las ultimas gotas de su semen en mis agujeros.

Después de un descanso, el negro se incorporo y desato mis cadenas al igual que hiciera antes para que su jefe pudiera salir de debajo mio, ya no luche, estaba exhausta.

Luego me volvieron a encadenar y todo se sumio en un profundo silencio, pense incluiso que por fin podian haber ido pero transcurrido un tiempo, oi como movian las cosas de dentro del baúl.

Entonces sus manos comenzaron a acariciar de nuevo mi cuerpo de arriba a abajo incluso acariciando mis zapatos, mis medias, metiendome mano por todo mi ser.

Yo ya ni mi imutaba, estaba agotada, tanto fisica como mentalmente.

Fue cuando escuche el ruido de un mechero encendiendose unos segundos despues las primeras gotas de cera caian sobre mi ombligo desde un altura adecuada para que no estuvieran demasiado calientes ni demasiado frias (yo estoy acostumbrada de hecho me encanta ese juego con mi marido) las gotas subieron hasta ir cayendo sobre mis pechos y pezones que se pusieron duros como piedras para luego bajar y caer sobre mis muslos y mi rajita.

Esperaba nerviosa cada gota por el placer-dolor que me proporcianaba aquel goteo entonces fue cuando llego el primer latigazo sobre mi barriguita plana.

Para luego seguir tirandome una gotita de cera y dandome después latigazo en el mismo lugar de forma suave, las sensaciones volvían a ser muchas pero ahora despues de varios orgasmos, me podia controlar (eso es lo que estaba pensando cuando escuche un soplido y el olor a vela apagada)

Las tiras del latigo se apoyaron suavemente sobre mi piel y comenzaron a arrastrarlas lentamente desde los pies hasta la cabeza para que notara el tacto de sus tiras de cuero resbalando por mi piel, se recreaban en las zonas de mis pechos, en el interior de mis mulos y rajita, ese tacto me pone mucho, mi rajita agradecida se volvio a mojar.

En ese momento el jefe dijo:

.-Ya esta lista

Note el frio de las pinzas metalicas sobre uno de mis pezones intente moverme lateralmente para impedir que me las pusieran pero de nada me sirvio la lucha, la primera pinza apretaba ya uno de mis pezones y poco después la segunda pinza quedaba colocada.

Mis pezones estaban duros como piedras por la cera y las caricias del cuero del latigo, y ahora las pinzas los presionaban dandoles un aspecto aun más imponente.

Uno de ellos pego un pequeño tirón de la cadena que une las pinzas para comprobar que estaban bien sujetas, mis pezones quedaron bien apretados y estirados hacia arriba.

Una vez que comprobaron que todo estaba bien sujeto, volvieron a pegar otro tirón mas fuerte que estiró aún más mis pezones y otro más.

De nuevo otro tirón con la misma intensidad que el anterior sólo que esta vez al mismo tiempo me dieron un chachete suave con la palma de los dedos en mi rajita, sino no hubiese llevado la mordaza habrían oido que aquello me había arrancado un gemido.

Ritmicamente comenzaron a tirar de la cadena y darme cachetitos en el clitoris a veces con la mano otras con la legüeta de la fusta que de vez en cuando también golpeaba sobre mis pechos, mi vagina se mojo por completo.

Escuche el ruido de la fusta al caer al suelo y la mano de uno de ellos comenzo a frotarme el clitoris mientras seguian dandome tironzitos de los pezones, seguidamente dos dedos separaron las paredes de mis labios vaginales y se introdujeron hasta el fondo en mi vagina.

Yo no sabia si los dedos eran del mismo que me frotaba el clitoris si eran del otro, estaba completamente desorientada pero sin duda y aunque no lo quisiese me hacian disfrutar mucho.

Las manos y dedos que me tocaban y penetraban se iban alternando, el agujero de mi culo también empezo a ser penetrado por sus dedos, me follaban al mismo tiempo el culo y el coño con sus dedos mientras que otra de sus manos tiraba de la cadena y la otra seguía frotandome el clitoris sin cesar.

Por fin parecieron tomarse un descanso que duró poco, ahora se turnaban, daban tironcitos de las pinzas y me masturbaban acariciando mi clitoris, primero uno y luego el otro.

Ambos demostraban ser muy hábiles, mi cuerpo se retorcia de gusto, entonces uno de ellos introdujo de nuevo sus dedos en mi coño, yo estaba ya muy caliente y mi vagina mas que yo por lo que reacciono inundado esos dedos con mis fluidos, indicando que un nuevo orgasmo estaba cercano, él sacó sus dedos y se los relamio dando chupetones.

Ambos se tumabaron junto a mi, cada uno a un lado, pegando su cuerpos contra mi ahora cada uno tiraba de un trozo de la cadena ocupandose de un pezón.

Me apretaban y soltaban los pechos, mi clitoris era masturbado por sus manos turnandose un rato uno un rato el otro, ambos desengancharon al mismo tiempo las pinzas de mis pezones tirandolas lejos de la cama.

Sus lenguas pasaron a la acción y empezaron a lamerme los pezones que estaban realmente muy duros y sensibles, apretaban con sus manos mis pechos y succionaban mis pezones, cada uno con el suyo.

Mis espamos volvian a recorrer todo mi cuerpo, me moria de gusto, el que me acariciaba el clitoris acelero el ritmo y el otro coloco también sus mano entre mis piernas, poniendola sobre la de su compañero y de esa forma estando los dos pegados a mi lado, masturbandome los dos al mismo tiempo y lamiendome cada uno con uno de mis pechos, arquee mi cuerpo, movi mi cabeza de un lado a otro varias veces y empece a convulsionarme teniendo un fuerte orgasmo.

Pero ellos no paraban seguian lamiendome, tocandome y masturbandome, otro orgasmo me convulsiono ademas de irse haciendo cada vez mas intenso, empape por completo sus manos con mis fluidos.

Finalmente se detuvieron, se levataron y hubo otro largo silencio, creia se que se estaban masturbando pero no podía estar segura.

Luego empezaron a decir cosas sobre mi cuerpo:

.-Que si mira que pedazo de tetas, que coño tan bonito asi depiladito.

-- Y además jugoso añadia el otro.

.- sin duda y calentito también

-- Mucho siiiii y mirala a la zorra toda cachonda.

Se acercaron a mi y con sus pollas me dadan golpecitos por todo el cuerpo, en la cara, pechos, muslos, barriga, etc.

.- mira que pinta de puta tiene asi con los zapatos de tacon y las medias, desnuda para nosotros.

--si toda abierta con el coño todavia empapado por las corridas, que buena puta si.

Y tras unos gemidos de placer, chorretones de semen comenzaron a caerme por la barriga y pechos, era increible después de haberse corrido varias veces todavíaa eran capaces de soltar mucha cantidad de leche, parecia que no iban a parar nunca, por fin su semen dejo de caer sobre mi, limpiaron los restos de la leche de sus capullos frotandolos contra mis tetas.

Se fueron y les escuche limpiarse en el cuarto de baño, regresaron a la habitación, se vistieron y comenzaron a recogerlo todo, uno de ellos dejo algo sobre la cama y el resto lo guardaron de nuevo en el baúl.

Note otra vez el frio filo del cuchillo sobre mi mejilla.

Era el jefe:

.- Ahora te voy a quitar la mordaza y te vas a portar bien, no vas a gritar ni te quiero ver moverte lo mas minimo, no me obligaras a clavarte el cuchillo ahora que ya somos intimos.

Pense que me iban a soltar, sólo podia pensar en una buena ducha.

Pero no lo unico que hizo fue quitarme la mordaza, y con la esponjita de la parte de atrás recogio todo el semen que me habían repartido por el cuerpo luego apreto la punta del cuchillo contra mi mejilla y me volvio a colocar la mordaza.

Mi lengua instintivamente rozo levemente la esponja de la bola, un fuerte sabor a semen lleno mi boca, retire mi lengua de inmediato no iba a saborear ademas su semen.

.- Bueno nena no vamos -dijo el jefe-

Ah si se me olvidaba esto es para ti, cogio lo que antes había dejado sobre la cama y lo puso en marcha, el ruido dejaba claro que era uno de mis vibradores y me lo metio hasta el fondo el coño.

Y con un -gracias guapa- que dijeron los dos al mismo tiempo.

Se fueron.

No me quede tranquila, no me fiaba de que realmente se hubiesen ido, temia que pudieran seguir ahi, pero el tiempo pasaba y todo estaba silencioso excepto por el ruido de mi vibrador, que seguia haciendo su trabajo, al darme cuenta que realmente se habían ido, mi cuerpo por fin se pudo relajar.

Pero claro eso tuvo como resultado que las vibraciones y la sensacion de ese aparato en mi coño diesen sus frutos y me moje de nuevo.

Un Blam! Me indico que la puerta de la entrada se habia cerrado agudice el oido, unas llaves cayeron sobre el aparador de la entrada, sin duda eran las de mi marido, loca de alegria me senti salvada.

Pero a medida que oia el ruido de sus pasos acercarse a la habitacion, el miedo se apodero de mi, como reaccionaria cuando le contase lo que habia pasado bueno mas bien cuando le dijera que me habian violado aunque claro asi toda mojada era realmente humillante.

Cuando entro en el dormitorio mi garganta se seco y mis manos sudaban, el sonido del vibrador era lo unico que se escuchaba.

.- Como me encanta cariño cuando me preparas estas cosas, ufff pero esta vez te ha superado.

Se acerco a mi, intente hacerle enteder que me desatara, que no era un juego de los nuestros.

A lo que el me respondio:

.- No, no, no te creas que te voy a soltar, tan pronto.

Se sento en la cama, con su mano cogió el vibrador e hizo que me follara metiendolo y sacandolo lentamente, luego lo saco por completo puso la vibracion al maximo y lo apoyo sobre mi clitoris.

.-Lo siento cariño pero no puedo más, basta de juegos.

Y tiro el vibrador que reboto varias veces en el suelo.

.- voy a follarte ya.

(Suspire interiormente ya que si me hubiese comido el coño se habria dado cuenta de que sabia a polla y semen, no queria que se enterase de esa forma, queria poder explicarselo).

Se bajo los pantalones y directamente se puso entre mis piernas, su polla ya dura se clavo en mi vagina, entro con toda facilidad

.- Huy si que estas caliente, dijo.

.- Que cachondo me pones, estas preciosa.

Me beso en la frente y se dedico por completo a follarme

La fuerza y velocidad con la que me follaba iba en aumento,

cada vez me daba más fuerte, sus huevos chocaban contra mi y mis pechos se movia arriba y abajo, de vez en cuando notaba como su ropa rozaba mis pezones que seguian muy sensibles despues del todo el trato que habian recibido.

Esos roces me ponian muy cachonda, olvide todo lo que me habia pasado y me centre en disfrutar de la follada de mi marido.

Ahora ya no me follaba me embestia literalmente con mucha fuerza, un chof chof continuo demostraba que mi coño era una pura inundación de un conjunto de fluidos, mi marido me follaba como fuera de si, cambio de ritmo y empezo a follarme lentamente sacando su polla de mi cuerpo y arremetiendo contra este de forma rápida y violenta, clavandole de un solo golpe una y otra vez, hasta que fue acelerando y su ritmo volvio a hacerse mas continuo.

Entre jadeos casi sin aliento, me dijo:

.- Joder cariño, que coño mas caliente, me quemas la polla.

.- Que digo caliente tienes un coño que parece un horno

.- Nunca te habia notado tan cachonda y caliente, bufff como me pones.

Eso me hizo volver a la realidad y recordar quienes eran los que habian puesto ese horno a punto, me avergonce, pero me dije a mi misma que no volveria a pensar en ellos ademas me quise convencer de que no habia disfrutado casi nada y que ahora solo debia disfrutar, ya que por suerte mi marido no se habia dado cuenta de nada.

Notaba su polla poniendose cada vez mas dura al igual que mi coño seguia mojandose mas y mas, volvio a ralentizar el ritmo dandome fuertes embestidas metiendome hasta el fondo su polla y sacandola lentamente, se le puso como una piedra de dura haciendo que me mejora aun mas, si eso era posible.

Me penetraba lo más profundamente que podia, yo inicié un movimiento con mis caderas acompasandonos, hasta que de repente comenzo a gritar de placer, se iba a correr

.- Si si (pense) damela asi cariño dame toda tu leche, me gusta, oh siiii, que rico sabor a leche, me encanta.

.- ¿rico sabor a leche? –como había pensado en eso-

En ese instante la polla de mi marido solto todo su semen en mi vagina, yo me retorci de gusto y tuve otro orgasmo, seguia moviendome, retorciendome de gusto, notando el semen de mi marido en el interior de mi vagina y el fuerte sabor a leche de esos dos tios en mi boca, me habia corrido chupando y succionando por completo la esponja de la bola que contenia todo el semen de mis anteriores visitantes.

Que leches tan ricas.

Mi marido me desato, me quite el antifaz y la bola, evite mirarle y me diriji rápidamente hacia el baño, él tumbado desde la cama me dijo:

.- Me encanta que me prepares estos juego, cariño.

Pero hoy te has superado, me ha gustado mucho, tenias el coño tan caliente, ¿y tu que tal, lo has pasado bien?

Mi lengua se movio por mis dientes notando todavia el

sabor a semen de los ladrones y le respondi:

Bufff, cariño, he disfrutado como una loca, a mi me ha gustado aún mas que a ti, no lo dudes.

Y abri el grifo de la ducha.

Comparte este relato

COMENTAR ESTE RELATO


388ac9
Error
Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios. Información. Si sigues navegando, entendemos que las aceptas. Aceptar

Online porn video at mobile phone


que tiempo demora para que base es el semen cuando cachasvuelo_victoria -site:youtube.com -site:univision.comRelatos guarros. siculo insestuosorelato incesto mirandole el culazo en shortDescargar videos de Batman y Arcángel obligadamenterelato erotico de jovencita que iva de paseo y isieron intercambio de pareja en vacasiones porno pene granderelatos 777que pasa si huelo un frasco entero de poppercojiendo con.mi peluquera buenas rubiarelato embarazame trabajocampamento al desnudo.relatomamame la cuca relatosrelajando a mamá terminamos follandoquiero follar a mi hijo delante de mi marido relatorelatos le beso cada nalga a mi alumnarelato como a mi novio le mandaron un video de cuando me desvirgaron mi colitaallinurl: online Uno partetangas con leche relatorelatos gay - rompeme el orto macho mariconrelato franeleo interminableme follo ami madre en la terraza relatosrelatos a mi tia le gusta enseñarme sus bragasvida sexual de un crossdresser relatos feminizacion bdsmRelatos pornos gratis de mujeres infieles en lugares públicos argentina 2017cache:2hfGvfuyy38J:rx-online.ru/relato/12436-jugando-con-mis-amigas-parte-3/ pornos relatos yo fui el primero que le rompio el culorelato mis prima me pusieron una toalla sanitariadespues de casada me empezaron a gustar los pollones relato pornotuve que ayudar a mi hermano y me lleve una sorpresa pornovajinas de las muñecas inflables se puede uno venir en ellasRELATOS PEGANDOLE LA VERGA AMI HHJA EN EL CAMION RELATOSme follo ami madre en la terraza relatosrelatos erocticos xxx como me sedujo mi sobrino preferido y me convertí en su putasin arkeada no es mamadarelato de una muje desvigahttp://rx-online.ru/relato/10385-la-llamada-de-clara-3-primera-parte/&gran madriza por putanalgoton porno.acabando su culo a pollazos relatosrelatos de cuca y guevorelatos "te cogiste a mi" vergotarelatos de mujeres describiendo cuando eyaculan dentro de su culometiendo toco el vrazo asta el codo en la vajina porno  calzon.com  Demonios desnudas relatos eroticosrelatos eroticos a mi hija viaje ajetreadorelato sexo con mi yerno Relatos de culiadas con hembras prohibidasRelatos de culiadas con hembras prohibidasrelatos eroticos de maduras ninfomanas pidiendo polla por el culorelatos hijo cogeme tratame como a una putami primo me penetro y soy hombreRelato como gemimos con mi marido cuando cojemosmi primera ves q le fui infiel ami.marido video cogiendotodo relato nuestro sementa madre e hijami tia me sorprendio mirandola historia calienterelatos a mi tia le gusta enseñarme sus bragasestando sola mi amiga me visita en la picina desnuda me gusta mirarla    yo quise que me desvirgara mi papa videos pornomi tia y mi madre son mi enbra relatohombres largando semen de una forma infernalPorno sexso en el restauran suegra espereme en el bañorelatos eroticos mi jefa y mis compañerosvajinas vistas con piernas pegadas pornograficopornohonbre pijon apenainhalando rayas de cocaina y follandote gusta mi colita primorelatos desvirgacion de primas de 14cojida por necesidad relatosallinurl: online Chica Rara