INICIO » Categoría » Hoy sí, mi amor

Hoy sí, mi amor

Click to this video!
  • 41
  • 44.447
  • 9,61 (74 Val.)
  • su primera conquista estaba consumada la volteo frente a él y beso con suavidad los carnosos labios de su tía, al percibir su rendición su audacia y atrevimiento le llevaron a levantar su falda y palpar su panocha que estaba abundantemente resguarda por una espesa alfombra de pelos,

    --- ¿Porque habría de ser hipócrita? si puedo ser franco contigo, me gustas muñeca y me encantaría pasar un buen rato contigo---

    ---pero tú a mí no me gustas---

    ---no te hagas la difícil todos aquí saben que te gusta la verga---

    ---no lo niego pero yo y solo elijo la que se ha de comer mi panocha---

    ---mira tengo un montón de billetes yo creo que hasta debe sobrar bastante---

    ---no más bien creo que falta el doble----no crees que estas sobrevaluando---

    ---falta el doble para que hagas un rollo y te los metas por el culo---

    ---tu dinero no me interesa---

    --- ¿estas segura? Te puedes arrepentir a mí nadie me rechaza---

    ---pues yo sí porque dicen que a la fuerza ni los zapatos entran---

    ---tú última palabra---

    ---si---

    ---bueno ahí te dejo los billetes para que no digan que no pague tus “servicios”---

    Rosendo arrojo el montón de billetes sobre la mesa y salió con un gesto indescifrable no parecía molesto pero era evidente que la actitud de Ximena no lo había dejado contento.

    El bar estaba repleto y todos guardaron silencio durante la discusión de Rosendo y Ximena, Alondra se acercó hasta ella y le pregunto:

    --- ¿Por qué no quisiste coger con ese cabron?---

    ---hay modos para pedir las verijas y el ocupo uno que no me gusto---

    ---te han hablado peor y no has protestado hay algo más que deba saber---

    ---Llevo mucho tiempo tratando de ocultar a que me dedico hasta ahora lo había logrado, al menos eso pensé---

    ---a que te refieres---

    ---bueno el que sea una puta no quiere decir que todo mundo lo sabe---

    ---ja, ja, ja. Claro tienes razón perdona ¿y entonces?---

    ---es el marido de mi hermana, no sé si esto es casual o me ha estado espiando, en todo caso tengo un problema---

    ---vaya que eres valiente al menos no le mostraste miedo---

    ---tenía que mostrarle aplomo pero para serte franca no sé qué se trae entre manos esto no será gratis---

    --- ¿Por qué que puede intentar?---

    ---que no puede intentar, es un desgraciado casi desde que se casó con mi hermana, como sabe que soy separada intento pasarse conmigo lo rechace porque ante todo está la lealtad a mi hermana soy puta pero no revuelta---

    ---espera deja llevar este servicio---

    Alondra se retiró con las bebidas y Ximena  quedo preocupada y pensativa, levanto el fajo de billetes y los guardo en su sostén, el cansancio se reflejaba en su bello rostro y su interior deseaba: ojala que a nadie se le ocurra coger a estas horas quiero irme corriendo a casa.

    Su suplica tuvo eco y ya no tuvo que volver al privado con nadie. Alondra volvió a su lado llena de preguntas.

    --- ¿Qué crees que te pida?---

    ---me va a coger creo que ahora no podrá negarme---

    --- ¿Por qué no le dices a tu hermana?-----temo que no me creerá, quiere demasiado a este hijo de la chingada---

    Ximena empezó a recordar cómo años antes Rosendo aprovecho una ocasión en que reunidos todos en casa de su mama ella se encontraba cansada y desvelada y le dijo a su madre que quería irse a dormir, su madre le dijo que se fuera a dormir a su recamara estaba rendida y no importaba el sitio lo que importaba era tumbarse a dormir de forma inmediata, de pronto volteo al sentir observada y miro la mirada lasciva con que Rosendo veía sus piernas le miro a la cara sin mostrarse apenado al contrario le mostro el deseo que ella desataba en él.

    Ignoro aquello y se fue a descansar la recamara de su madre era la más alejada de aquel bullicio, Ximena iba más dormida que despierta por eso no se dio cuenta que Rosendo la observo hasta verla desaparecer en la alcoba de su suegra. Todo parecía favorecerle Alicia su mujer había tomado más de la cuenta y ya hacía rato que dormía como piedra en su cama, estaban tan entretenidos que podía asegurar que nadie se daría cuenta de su ausencia, decidió esperar un rato valía más tener paciencia y dar tiempo a que Ximena fuera vencida por el sueño. Tenía ganas de fumar pero desistió tomo una pastilla para el aliento y decidido tomo el corredor hacia la recamara, a pesar de ser un hombre de experiencia la emoción empezó a desbordarse de pronto sintió que el corazón se aceleraba  y su respiración se tornaba un tanto sofocada por la  intensa emoción. Ximena debía ser suya era algo que no tenía más que una opción, demasiado tiempo deseándola sintiendo que la sangre le hervía de lujuria acometido por la forma tan generosa en que Ximena engalanaba sus encantos, su bello rostro su cabello ensortijado sus prominentes pechos que eran exhibidos de manera bastante atrevida, la curva de su cintura su vientre plano y sus colosales nalgas redondas y apetitosas, un verdadero festín.

    Caminaba de puntas intentando no hacer ruido con sus pies hasta situar la oreja sobre la puerta, no escuchaba ruido alguno a través de ella lo más probable es que Ximena ya se hubiese recostado.

    Tomo con decisión el picaporte y lo giro lentamente la oscuridad era total en la habitación, recordó que traía su teléfono móvil en su pantalón y prendió la lámpara y poder orientarse, camino con calma hasta el lecho, en el piso estaba la ropa de Ximena su breve vestido su escotada blusa y  el sostén hacía mucho calor y dormía con tan solo sus pantaletas puestas, Rosendo la recorrió de pies a cabeza con la luz de la lámpara y regreso con ella dirigiéndola a su templo de placer. La tela de las pantaletas era tan delgada que iluminado por la blanquecina luz mostraba su delicioso sexo parcialmente depilado, Rosendo humedeció sus labios al imaginarlos posados en la fina mucosa de su delicioso sexo, acerco su nariz e inhalo con fuerza queriendo atrapar entre su olfato su excitante aroma a hembra, enseguida volvió a alumbrar el rostro de Ximena y lo sostuvo en el para cerciorarse que dormía profundamente, efectivamente la suculenta y hermosa mujer dormía el más profundo de los sueños, por ultimo antes de apagar la lámpara poso la luz sobre sus pechos que reposaban extendidos hacia sus costados, apago la luz y bajo su pantalón junto con su trusa hasta el suelo medito un segundo decidiendo si debía quitarle las pantaletas o no, se subió a la cama por el lado de sus pies a esas alturas ya había decidido que hacer, considero poco oportuno tratar de despojarla de las pantaletas lo mejor era hacerlas a un lado tenía entre sus manos un trapo con ello evitaría que gritara si llegara a despertar confiaba en su corpulencia para dominar cualquier intento de resistencia, separo las piernas de Ximena con mucha paciencia y se hinco en medio de ellas, recordó que había dejado el móvil al costado de su cuñada lo busco y alumbro de nuevo, estaba tan idiotizado en contemplar su nidito que no se fijó en la forma de las pantaletas estas traían un nudo en cada costado, esto lo lleno de júbilo mejor suerte no podía tener prácticamente al desatarlos la panocha de Ximena estaría totalmente a su merced, jalo los sencillos  nudos y los delgados tirantes liberaron su excitante contenido, animado por este hecho doblo sus piernas  y sus rodillas quedaron apuntando al techo, la verga de Rosendo apuntaba desafiante ansiosa por incrustarse en aquel dulce resquicio. Restregó su duro fusil en la rendija de Ximena buscando con ello orientarla a la entrada de la vagina, la enorme cabeza ya empezaba a dejar escapar la evidencia de su febril estado, en cuanto sintió que estaba en el sitio indicado comenzó a empujar su duro garrote Ximena se había acostado sin aplicar su ducha vaginal así que estaba repleta de flujo este era otro golpe de suerte para Rosendo porque su grueso sable comenzó a deslizarse entre las sensibles paredes vaginales de su deliciosa cuñada.

    Rosendo sentía morir de placer la grata funda que tanto deseaba al fin daba albergue a su ansioso campeón, una vez internado en sus entrañas Rosendo se olvidó de ser prudente y la empezó a embestir fuertemente.

    Instantes después se percató que el estrecho ducto empezaba a mojarse en más cantidad de pronto las piernas de Ximena rodearon la cintura de Rosendo ante la complacencia de su furtivo atacante, a pesar de estar sumida en el sueño Ximena sentía y respondía a las constantes estocadas de Rosendo, más de pronto reacciono a lo que estaba sucediendo recordó estar en lugar que estaba y por tanto no importaba de quien se tratara eso no era algo normal, abrió sus ojos pero no pudo reconocer quien era su atacante, Rosendo tan confiado que no tuvo tiempo de evitar que Ximena lo proyectara al piso.

    Un tanto asustado Rosendo le dijo:

    ---espera no vayas a gritar---

    ---me imagine que eras tú desgraciado eres un poco hombre---

    ---pues antes de despertar parecías no pensar lo mismo creo que lo estabas disfrutando---

    Ximena hablaba casi en murmullo esto le dio aplomo a Rosendo.

    ---vamos a terminar esto te juro que no te arrepientes---

    Dijo esto y al momento intento lanzarse sobre ella. Ximena retrocedió y lo amenazo.

    ---si me tocas grito---

    ---no, no lo hagas---

    ---entonces lárgate y no te me vuelvas acercar---

    ---si, si ya me voy---

    Acomodo sus prendas y salió apresurado de la habitación.

    Desde aquella noche quedo en la mente de Ximena un estigma amargo entre el odio y deseo que sentía por Rosendo, no estaba equivocado estaba disfrutando la copula tanto como el esa era la verdad. El acoso visual de Rosendo era implacable además de que el frustrado violador adquirió un rencor muy injustificado hacia Ximena en principio no urdió nada en contra de ella pero evidente que algo tramaba.

    Ximena no tenía idea de qué forma Rosendo la había descubierto pero en todo caso eso era lo de menos ahora tenía argumentos para hacer de las suyas. Sabia de sus alcances si aun sin saber nada no perdía oportunidad para manosearla, era un miserable oportunista que ella odiaba con toda su alma.

    Los días transcurrieron en el aparentemente el suceso había quedado en el olvido, sin embargo Ximena veía llegar el fin de año dentro de una amarga depresión, era recurrente cada vez que esto ocurría su ánimo  se iba por los suelos.

    ---me voy creo que será lo mejor de todas formas no hay tanta clientela---

    ---falta media hora espérate para irnos juntas---

    ---lo voy hacer porque me lo pides y no me puedo negar contigo, pero te juro que no tengo ánimo---

    Minutos después Alicia y Ximena se despidieron y entraron a sus respectivos departamentos.

    Joel dormía hacía varias horas era de madrugada, entro a su habitación prendió la luz solo para encontrarse con la desagradable figura de Rosendo.

    --- ¿qué haces aquí?---

    ---esperándote muñeca ansioso por verte esperando que me des lo que ya te pague---

    ---ya te dije que contigo no hay negocio.---

    Ximena avanzo al tocador y de un cajón saco el rollo de billetes que Rosendo le arrojo sobre la mesa.

    ---te equivocas Ximena no quiero el dinero quiero tu panocha ya lo sabes---

    --- ¿qué parte de eres el marido de mi  hermana no entiendes?---

    --- ¿Qué parte de eso no le importa a mi verga no entiendes tú?---

    --- a ti no pero a mi si no hay trato---

    ---ten  mucho cuidado de rechazarme esta vez porque no lo voy admitir---

    ---vete es mi última palabra---

    ---no puedo entender porque te pones tus moños coges con cuanto hijo de la chingada, tu panocha conoce más vergas que familiares así que nada más tienes que pensar que es una más la mía no trae grabada su identidad---

    --- ¿Cómo crees que voy a beber del mismo plato que mi hermana no seas pendejo?---

    ---ya se dicen que de la vista nace el amor---

    Rosendo estaba seguro de que esa noche se cogería a su cuñada esto lo mantenía excitado y así que sin ningún pudor saco su sable extremadamente erecto.

    ---mira como me tienes Ximena brinca de su sitio por visitar su puchita---

    ---Vete Rosendo no me vas a convencer, no creo que le quieras dar el espectáculo a mi hijo en cuanto comience a gritar---

    Rosendo guardo su viril tronco y molesto se dispuso a retirarse.

    ---solo es una prorroga te voy meter la verga quieras o no Ximena te lo juro, te estoy dando la oportunidad de que sea por tu voluntad---

    --no veo como puedas lograr que sea por mi voluntad---

    ---qué bueno que me lo dices porque ahora te vas enterar de lo que soy capaz---

    ---estoy dispuesta a que se entere mi familia así que tú dirás---

    ---ja, ja, ja, ja, ni idea tienes de mis alcances---

    --- ¿Qué puedes hacer?---

    --- me queda claro lo de tu familia y viéndolo bien ¿porque me habría de ir sin mojar mi brocha quiero que me demuestres de que estas hecha?---

    Rosendo avanzo seguro hacia Ximena.

    ---detente grito---

    ---precisamente eso es lo que quiero que hagas grita para decirle a tu hijo donde y de que trabajas---

    --- ¿no te atreverías?---

    ---Ponme a prueba---

    Sin embargo Rosendo no perdió tiempo y atrapo a Ximena contra la pared mientras atrevido una de sus manos palpaba la deliciosa intimidad de la  indefensa mujer, apretujo entre sus manos los gruesos labios vaginales mientras intentaba besar su cuello.

    Pronto se dio cuenta que no importaba lo  que hiciera Rosendo se la cogería sin que hubiera algo que pudiera evitarlo.

    Rosendo abandono el manoseo de su sexo ahora apretaba uno de sus voluminosos pechos y encajaba una de sus rodillas entre sus piernas. El grosero y candente  aliento de aquel abusivo profanaba la tersa y sensible piel de su cuello.

    Ximena aun suplico.

    ---por favor no lo hagas déjame en paz----imposible Ximena porque el que no encuentra paz soy yo, me estas enloqueciendo con tus negativas---

    Rosendo se las arregló para despojarla de su ropa y su torso lucia desnudo sus rosadas tetas cual par de melones se erizaban tal vez golpeadas por el frio ambiente.

    Rosendo era una autentica bestia sedienta de placer sexual sus caricias no eran delicadas más bien hirientes, sin embargo Ximena pronto se vio arrastrada por la ardiente pasión de Rosendo y aflojo su cuerpo dejando que su candente amante dispusiera a su voluntad de sus encantos.

    ---está bien vamos a mi cuarto---

    Rosendo iba tras ella empujándola con ansiedad, en cuanto estuvieron dentro de la habitación Rosendo le empujo sobre la cama y rápidamente la despojo de sus pantaletas su ojos destellaban deseo el mirar el hermoso cuerpo de Ximena en su más excitante y deseada  desnudez trastorno sus sentidos no había un sitio fijo donde osara sus libidinosos ojos los mismo en sus pechos piernas que en la oscura mata des su sexo.

    Ximena lo veía perturbada un tanto apenada por su desnudez mientras Rosendo prácticamente se arrancaba a toda prisa cada una de sus prendas.

    Ximena estaba resignada  a la ofrenda de su intimidad no podía evitarlo aquello le excitaba no había podido borrar de su mente los instantes que el garrote de Rosendo había profanado su intimidad, no podía mentirse a sí misma Rosendo le había logrado excitar con sus caricias, su sexo se había encharcado víctima de las estocadas que él le propinaba abusando de su inconsciencia.

    Miraba embelesada aquella tremenda pieza y su sexo palpitaba de emoción.

    ---ya verás que no te arrepientes Ximena será algo que jamás olvidaras—

    Ella pensó que Rosendo se le montaría encima  sin más preámbulo, sin embargo no fue así, se llevó una grata sorpresa cuando aquel experimentado macho separo sus piernas y acerco su rostro a aquella espesa pelambre, Ximena sintió el caliente aliento de Rosendo chocar con su triangulo de amor y emitió un leve quejido apenas perceptible.

    ---lo ves linda será inolvidable---

    Y Rosendo con toda parsimonia descubrió su delicada rendija hasta apartar aquella mullida alfombra capilar, hasta  descubrir por completo aquel suculento platillo, observo codicioso la rayita excitante que tanto nos fascina a los hombres y hundió su lengua dentro de él Ximena lanzo un hondo suspiro como si el flexible musculo hubiese herido su piel, largos instantes de dicha disfrutaba Ximena, el tiempo parecía haberse estacionado la lengua traviesa de Rosendo acariciaba hasta el último rincón posible de aquella dama deseosa de caricias verdaderas.

    Rosendo abandono aquella torturante labor y acerco su rostro al de ella, nariz, boca y barbilla brillaban por la cantidad de jugo que Rosendo logro extraer de su cantarito de amor el aroma de su feminidad estaba impregnado en su rostro y entonces Rosendo la beso y ella que había estado renuente a besarlo acepto la caricia y con el descubrió el sabor de su propio sexo.

    Rosendo estaba instalado entre sus piernas así que no tardo en orientar su estoque en la entrada de la vagina impulso sus caderas para medir si estaba en lugar correcto pero su sable se deslizo suavemente en las viscosas carnes de Ximena.

    Ambos se enfrascaron en una lucha febril aquella lucha sensitiva que da origen a la vida, sus cuerpos en perfecta sincronía lograban que el sexo de Ximena tronara excitantemente.

    Ocurrió lo que tanto temía Ximena una vez que estuvo bajo el cuerpo de Rosendo no pudo rechazarlo, aquellas nocturnas visitas de intenso fuego no tendrían fin, ninguno de los dos estaba dispuesto a renunciar a tan delicioso placer.

    No todas las cosas surgen a la orden y al deseo siempre hay un detalle, toda acción tiene sus consecuencias.

    Joel tenía 16 años y no estaba ciego ni mucho menos era un inocente, discreto si muy discreto pero las continuas visitas de Rosendo le convencieron de que había gato oculto, había notado la rechazo que sentí su madre por él, y de la noche a la mañana todo había cambiado como por obra de la casualidad, esto le había causado conmoción y constantemente pensaba en esa situación.

    ---no soy estúpido estos se traen algo y hoy en la noche lo voy a descubrir---

    Tenía varias noches que Joel sospechaba oír ruidos en la habitación de su madre, sin embargo la pesadez le había ganado y no trato de ver de qué se trataba.

    Ahora sería distinto su curiosidad estaba desatada y no pararía hasta descubrir  que estaba sucediendo entre su madre y el marido de su tía.

    Era muy de madrugada Ximena tardo en llegar más de lo normal junto con Rosendo, Joel casi había sido vencido por el sueño pero escucho voces y eso lo despertó.

    Atisbo desde su habitación de tal forma que los vio entrar a la alcoba de su madre, espero pacientemente hasta que escucho ruido en la habitación de Ximena de puntitas llego hasta la habitación y abrió la puerta de manera cautelosa Rosendo y Ximena estaban tan abandonados a su placer que no se dieron cuenta de que eran observados por Joel. Permaneció algunos minutos observando a su madre gemir en cada embestida que Rosendo le prodigaba, después abandonó el lugar de la misma forma en que había llegado.

    Entro a su cuarto y su denotaba el desencanto que aquello le había provocado dando rienda suelta a sus desbocados pensamientos.

    ---no es justo porque yo no me la puedo coger si la deseo tanto o más que toda la bola de cabrones, ahora mismo siento que la verga me explota cuanto daría por ser yo quien la estuviera penetrando---

    Joel tenía entre sus manos su órgano sexual y lo apretaba con fuerza hasta lastimarse.

    Algo tengo que hacer ya no me conformo con masturbarme a la salud de la muy puta de Ximena.

    Joel estaba ardiendo de deseo recordó la manera en que comenzó a espiar a su madre fue como un juego porque lo hizo sin siquiera proponérselo fue un suceso fortuito, llego de la escuela y Ximena se acababa de bañar Joel había salido más temprano del colegio así que ella no lo esperaba después de la ducha debido quizá a sus llegadas de madrugada el baño la relajo y sintió un sueño extremadamente pesado se había despojado de su bata para empezar a vestirse pero la laxitud le gano y se dejó caer sobre su cama y se quedó profundamente dormida, Joel estaba aburrido y lo que menos deseaba era regresar a casa pensó ir a casa de su abuela pero de solo pensar que de todas formas terminaría encerrado se dirigió pesadamente a su casa, al llegar grito desde la puerta.

    ---ya vine mama---

    Sin embargo no recibió respuesta era demasiado temprano para salir a trabajar de no haber ido a ver a su abuela ¿dónde podía estar? Un tanto intrigado volvió a gritarle.

    ---mama donde estas ya llegue---

    El silencio siguió imperando, --- ¿a donde iría no me aviso?---

    Iba camino a su alcoba ero de pronto detuvo sus pasos ---no, no creo que este en su alcoba---

    Dio media vuelta cuando escucho algo que parecía un ronquido.

    --- ¿dormida? Qué raro las desveladas la traen a mal ver---

    Entonces  Joel decidió echarle un vistazo tenía hambre así que tenía que despertarla no había de otra, abrió la puerta y se internó en la alcoba, Joel quedo mudo al ver el espectacular cuerpo de su madre desnuda.

    Regreso afuera de la alcoba y semi abierta la puerta le volvió a gritar.

    --mama---

    quería evitarle la pena de saberse desnuda delante de él, sin embargo un ronquido fue la única respuesta, al notar esto Joel volvió  a penetrar en la alcoba era inútil parecía que nada lograría despertarla, la tentación fue arrasadora con el joven adolescente desde la puerta se veía el cuerpo de su madre y destacaba el enorme bulto capilar de su sexo, Joel sintió que las piernas le temblaban su madre era una deliciosa hembra de evidentes encantos cuantas veces su hermosas nalgas habían logrado perturbarlo aun sin que él se lo propusiera, trataba de bloquear en su mente aquella figura femenina que despertaba los más candentes deseos pero se trataba de su madre, en cambio en este momento esa razón quedaba sepultada ante la escultural belleza del cuerpo de su madre.

    La devoraba ansioso con sus ojos de pies a cabeza pero el escudo negro de su entrepierna lo hechizaba sin poder dejar de mirarlo, en eso recordó el teléfono móvil que Ximena le regalo en su cumpleaños y traía en su mochila raudo corrió por el regreso instantáneamente debía aprovechar el profundo letargo en que se encontraba Ximena, tomo cuanta foto  le permitió el aparato y hasta un video con tomas que a él le parecieron las mejores lo guardaría por siempre y podría verla desnuda cuanto se le antojara, era su primer contacto tan cercano con ese bello ser llamado mujer que tanto encanto provoca en los hombres, ese era sui inicio su primera experiencia y fue tan grata como nunca pudo haberlo soñado, excitante hasta el extremo porque Ximena era una bellísima mujer dotada de una gracia muy sensual y de un exquisito cuerpo que lucía ante él con toda su encantadora desnudez, el ruido no había logrado despertarla ¿y el contacto? Esa preguntaba taladraba su mente la verdad el deseo que tenia de tocarla era incontenible, la sola sesión de fotos lo había sobre excitado su cerebro tenía muy fijo su objetivo debía arriesgarse y tocarla no podía contenerse palpo sus pechos con ligereza que apenas sintió su calorcito, después de eso ya no pudo contenerse y poso sin ninguna reserva su mano en la pelambre de su sexo, Joel extrajo su desarrollada verga y comenzó a estimularla con movimientos ascendentes y descendentes mientras deslizaba ligeramente su mano en el velludo sexo de su madre.

    Ambos estímulos provocaron que el intrépido muchacho eyaculara de forma abundante su mano estaba anegada de semen mientras él se sacudía víctima de los estertores del desfogue de su febril estado.

    Aun permaneció largo rato al lado de Ximena suspiro desahogado se aproximó hasta su sexo olfateo después le dio un beso al burdo pelambre y salió de la habitación.

    Todo aquello había transformado la relación con su madre, ya no lograba sustraerse al gusto de mirarla como lo que realmente era una deseable y hermosa hembra espiarla se volvió trivial sus pantaletas sucias su principal desahogo se masturbaba y eyaculaba encima del flujo que Ximena dejaba en sus intimas prendas, olerlas era un placer que casi lo llevaba al orgasmo lamia el flujo y lo saboreaba como si se tratara de un barra de chocolate.

    Ahora se presentaba una situación que él pensaba le sería favorable tal vez hasta lo llevaría a copular con su madre. Seria fabuloso poder penetrar la panocha de mama, me moriría de placer.

    Debo planear con mucho cuidado, Rosendo debe estar muy ocupado cogiéndose a mi madre la pregunta es, ¿le está cumpliendo a mi tía Queta? yo creo que no, la panocha de mama es la única beneficiada, creo que yo haría lo mismo, pero en honor a la verdad mi tía también tiene lo suyo pero lo más prohibido es lo más deseado.

    Joel comenzó a frecuentar la casa de su tía Queta, conocedor de la situación Joel vio la posibilidad de sacar ventaja.

    ----hola tía ---

    ---hola hijo ¿Cómo estás?---

    ---bien tía y tú cada vez más guapa---

    Queta se sorprendió por la franqueza de su sobrino.

    ---claro como soy tu tía tratas de dorarme la píldora---

    ---por supuesto que no, quieres que te diga lo que pienso---

    Queta lo miro llena de curiosidad

    --- a ver dime quiero oír que clase  de barbaridad se te ocurre---

    ---ninguna barbaridad te juro que te diré la verdad---

    ---te escucho ja, ja, ja, ja.---

    ---mira tía se da el caso de que no todos estamos ciegos como los maridos---

    --- ¿Por qué lo dices?---

    ---tal vez porque ya amarraron dejan de preocuparse por sus mujercitas pierden el interés o ve tú a saber qué pero ya no las atienden como debe ser—

    A Queta se le borro la sonrisa su sobrino hablaba como si conociera su situación.

    --- ¿dime una cosa Joel en verdad sabes lo que estás diciendo?---

    --- ¿en verdad quieres que sea franco contigo?---

    ---si me gustaría por supuesto---

    ---es algo que es evidente tía no se necesitan lentes para observar---

    ---si sigue por favor---

    --- ¿Porque no tienes hijos?---

    Queta clavo la mirada al piso.

    ---son varios factores tía porque tú no quieres porque no quiere tu marido o porque no se entienden bien---

    --- eres muy agudo para estar tan chico---

    ---tengo 16 tía ya no soy un niño---

    ---eso estoy viendo---

    --- ¿te llevas bien con el tío Rosendo? la verdad tía porque tal parece que no---

    ---la verdad no hijo---

    ---lo ves eso se nota tía, como vas a tener hijos si no te coge---

    Queta volteo a ver Joel llena de sorpresa no esperaba que un mozalbete de su edad le dijera tal cosa.

    ---no te molestes no te lo digo con mala intención, pero dime ¿cómo le haces para soportar esta situación  de verás no te dan ganas de coger?---

    Queta tenía su rostro enrojecido no tenía idea que responder.

    ---cambiemos de tema hijo---

    ---no tengas miedo de enfrentar tu situación---

    ---no es miedo es que creo que no es correcto discutir esto contigo---

    ---está bien solo contéstame una cosa ¿Cuánto tiempo tiene que no te coge?--

    Queta vacilo en responder pero al fin le dijo.

    ---mucho tiempo hijo casi no viene a la casa---

    Por supuesto que no si le anda trabajando las verijas a mi madre pensó para sí.

    ---trata de arreglar tu vida tía si ya no te atiende es porque ya no le interesas-----no creas que no lo he pensado y me desespero pero poco a poco he logrado superarlo creo que ya no me importa ---

    Joel estuvo a punto de decirle que Rosendo se estaba cogiendo a su mama, pero lo evito en el último instante.

    ---es curioso tía porque en cambio yo veo en ti un montón de virtudes que te iba a decir pero la plática se desvió---

    ---es cierto que me ibas a decir muchacho atrevido---

    ---que eres muy linda y que yo no sería tan idiota para dejar que pasaras una sola noche sin mi compañía---

    ---viéndolo bien eres muy galante---

    ---y puedo serlo aún más pero eso depende de ti---

    ---de mi ¿Por qué?---

    Joel suspiro antes de continuar, no tenía idea de cómo abordar una mujer pero estaba listo para intentarlo.

    ----Tiene tiempo que te vengo observando sé que no eres feliz con tu marido se te nota en la cara la insatisfacción sexual, se te nota que quieres ser acariciada que tu cuerpo está sediento de amar y si tú me lo permites tía yo te ayudo saciar tus deseos---

    ---Hay Joel no tienes idea de lo que me estas pidiendo---

    ---por supuesto que lo se tía por ello ahora te visito con frecuencia porque me di cuenta de que te amo y te deseo----estás loco hijo---

    ---si tía estoy loco por ti, ve mi cara mis ojos y podrás darte cuenta de que no miento, me voy te dejo para que lo pienses.---

    ---Joel hijo---

    ---no tía no me digas nada mañana vengo por tu respuesta---

    Joel salió de la casa de Queta sabiendo que había sembrado incertidumbre a la atormentada mujer.

    Aquella noche Queta no durmió de por si sus ojeras eran demasiado evidentes, Rosendo como ya era su costumbre no llego a dormir largos meses habían transcurrido desde que Rosendo se obsesiono por Ximena y todo ese tiempo tenia sin tocar a su mujer.

    Esa noche como ninguna otra Queta lamento su estado de soledad en verdad era poca cosa para Rosendo a partir de ese momento comenzó a no ver tan descabellado hacerse amante de su sobrino después de todo sería pagarle con la misma moneda a Rosendo era demasiado calenturiento par pensar que no cogía con nadie eso que el diablo se lo crea pensó.

    De pronto comenzó a pensar en los atributos sexuales de Joel tendrá ya lo suficiente para llenar a una mujer, sonrió y decidió averiguarlo seguramente no sabe coger pero yo le voy a enseñar lo voy hacer todo un garañón.

    Aquella noche sucedió algo extraño Ximena llego sola a casa, algo por demás extraño pues un solo día no dejaban de coger sus gemidos era cosa de todos los días Joel se dio cuenta de ello y pensó hoy no tuvo ganas de coger el perro, voy dejar que se encarrere de sueño Ximena y le voy hacer una visita tal vez un beso en su puchita de menos, ya hasta se me paro la verga.

    Eran casi las cinco y media de la mañana cuando Joel se internó en el cuarto de su madre ella roncaba a toda potencia, vestía tan solo sus pantaletas sus pechos libres colgaban a los costados, entro sin cuidado alguno hasta haciendo ruido pero Ximena seguía dormida Joel comenzó  a hablarle entre susurro y baja voz,

    Como estas mamita te voy a besar tu panochita y olértela hummm que delicioso a  su dicho aplico acción y poso sus labios en la intimidad de su madre aspiro lento y profundo el embriagador aroma de su progenitora, y en un arranque de excitación bajo sus pantaletas hasta descubrir por completo su panochita, enseguida atrapo con sus labios los rizados pelos y los jalo levemente Joel ya manipulaba su salchicha con frenético arriba abajo y al besar el peludo sexo se vacío como la primera vez, aun respirando agitado froto en sus dedos el viscoso líquido y después lo embarro en los labios de su madre, enseguida se acercó y beso de nuevo su peludo tesoro y abandono la habitación sin regresar los calzones a su sitio.   

    Joel salió del colegio y decidió ir casa de Queta circulaban una tras otra las ideas en su juvenil mente, hoy sería un día decisivo para él, no estaba dispuesto a seguir jalándose el cuero él solo, no más chaquetas.

    Queta estaba aseando su casa cuando Joel  llego.

    ---hola tía ¿Cómo estás?---

    ---bien hijo---

    --- ¿Quién es mujer?---

    ---Joelito mi sobrino---

    ---dile que pase---

    Joel no hiso repetirse la orden y paso a la recamara donde se encontraba Rosendo u n poco enfermo, le miro un tanto molesto y le cuestionó.

    --- ¿Qué haces aquí?---

    Joel le contesto con firmeza.

    ---visitar a mi tía ¿es eso extraño, debería ser más extraño tus visitas a mi casa?---

    ---ya, ya, no entres en detalles tienes razón vienes a visitar a tu tía---

    --- ¿es todo?---

    ---si vete quiero descansar mañana tengo que ir a trabajar---

    Se recostó e ignoro la presencia del muchacho, Joel sonrió porque había descubierto que a Rosendo si le importaba guardar las apariencias eso favorecía sus planes, regreso junto a Queta pero el, la hiso salir de la casa.

    Queta tenía un hermoso jardín en su casa, una casa que le había regalado su padre igual que había hecho con Ximena, Rosendo vivía con demasiado confort en ella, por eso le interesaba conservar su matrimonio con su mujer, además esa circunstancia no le prohibía cogerse a Ximena.

    Una vez lejos de la presencia de Rosendo, Joel se lanzó sobre su objetivo iba tras ella la atrapo por la cintura y ajustó su cuerpo al de ella, la detuvo y besando su cuello le pregunto.

    ---que decidiste linda---

    Aquellas palabras eran como bálsamo a sus oídos su autoestima era baja al sentirse relegada por Rosendo, eso aunado el atrevimiento de su sobrino le hicieron sucumbir a sus febril demanda,

    Queta se acababa de bañar y au permanecía fuerte el aroma de u perfumado jabón, ladeo un poco su cabeza para permitir los besos de Joel en su cuello suspiro al sentir que la hoguera en medio de sus piernas se había encendido instantáneamente.

    ---si Joel te necesito pero hoy no podrá ser ya lo sabes---

    El enjundioso muchacho se llenó de dicha, su primera conquista estaba consumada la volteo frente a él y  beso con suavidad los carnosos labios de su tía, al percibir su rendición su audacia y atrevimiento le llevaron a levantar su falda y palpar su panocha que estaba abundantemente resguarda por una espesa alfombra de pelos, de momento Queta dejo que su sobrino la manoseara, hasta abrió sus piernas para dar más libertad a su movimiento circunstancia que Joel aprovecho y metió la mano entre sus pantaletas la espesa maraña impedía de momento la urgente necesidad de introducir un dedo en su vagina pero finalmente lo logro y sintió la candente humedad de la panocha de queta que hervía de pasión.

    Joel hiso un gancho con su dedo mayor y estimulaba el clítoris y su rugoso punto “g” Queta cerro los ojos y suspiraba complacida con los afanes del travieso dedo de Joel de pronto se le escapo un quejido esto la hiso reaccionar y se apartó bruscamente de su sobrino.

    ---no hoy no ahí está Rosendo y nos puede descubrir mañana Joel en cuanto puedas ven conmigo querido---

     Joel ya había extraído de su pantalón su erecta verga y la mostraba suspirando a su cachonda tía, ella lo miro con curiosidad su pregunta en cuanto si Joel tendría lo suficiente para ella estaba contestada Joel prácticamente tenia desarrollada su verga y era bastante larga y gorda increíblemente era más grande que la de Rosendo.

    ---no me dejes así---

    --- ¿Qué puedo hacer mi niño? Espera ya se pero solo un poco---

    Queta se arrodillo frente a Joel y su rostro quedo muy cerca de aquella enorme pieza, sin pensarlo mucho empezó a mamarlo como una cría, succiono con gula y maestría aquel enorme tronco, aquella dulce caricia para un novato era demasiada gloria y Joel se vino dentro de su boca gimiendo levemente, Queta frotaba su panocha intensamente excitada tenia tanto tiempo que no hacia aquello que le pareció una experiencia maravillosa trago por completo la inmensa descarga de semen hasta arrancar la última gota de la tranca de Joel.

    El chico se fue inmensamente feliz su primer encuentro sexual por demás espontaneo había sido maravilloso.

    Al llegar a su hogar esperaba encontrar a Ximena más no fue así la hermosa mujer ya desempeñaba sus labores del hogar, Ximena cocinaba y estaba frente a la estufa, Joel había llegado casi en silencio de tal forma que su madre no contaba con su presencia cauteloso tomo asiento de tal forma de poder contemplar a su madre en toda su opulenta belleza corporal, agitaba sus manos en la preparación de un platillo y esto ocasionaba que sus enormes nalgas danzaran graciosas ante su ojos,  Ximena era muy atrevida en su vestir y usaba unas faldas muy corta por ello mismo estaban siempre expuestas a las fogosas miradas de todo aquel que convivía con ella incluyendo al incipiente Joel, aquella tenue falda no era capaz de ocultar aquel delicioso contenido y dejaba mostrar sus sexys pantaletas de tono rojo era un espectáculo avasallador que provoco que la verga de  Joel  se pudiera tiesa, se levantó y abandono el sitio tan sigiloso como pudo, Ximena ni siquiera se dio cuenta de que estuvo ahí fue al cuarto de baño y busco en el cesto de la ropa sucia hurgo hasta encontrar las pantaletas que había ocupado Ximena las extendió y después de olerlas busco el sitio donde su madre colocaba su intimidad eran negras y tenía una mancha blanca producto de su flujo y lo lamio hasta borrarlo por completo, y entonces se confesó su siguiente objetivo.

    ---pronto muy pronto esto selo hare a tu panochita mama---

    Sin embargo no todo miel sobre hojuelas Rosendo enfermo más y paso casi un mes en cama, tiempo en el que Queta tuvo que cuidarlo aun en contra de sus reales deseos.

    La expectativa de coger con Joel la tenía muy inquieta.

    Pesadas noches paso soñando el momento en que finalmente su sobrino tomaría posesión de su ansioso  y febril cuerpo, esta fiebre le jugaba malas pasadas pues llego a verse muy apremiada por la fiebre sexual, tanto que hasta ella parecía la enferma muchas noches despertó sudando abundantemente y respirando con dificultad afortunadamente había decidido dormir en otro cuarto lejos de Rosendo.

    El encuentro con Queta se vio postergado más tiempo de lo que los dos hubieran deseado.

    Por angas o por mangas no podía realizarse Joel se vio de pronto atrapado en algunas labores del colegio o encargos de su madre, además había otro detalle que le impidió acercarse a Queta, un disgusto entre su madre y Rosendo tenía ya más de un mes que no se cogía a Ximena.

    Eso sí era noticia no  podía creer que Rosendo tuviera tanta resistencia a los encantos de sus madre.

    Es un pendejo yo sería capaz hasta de besarle sus piecitos con tal de parchármela.

    Joel había cumplido en esos días 17 y Rosendo reapareció en las madrugadas de su madre.

    Casi  había perdido la esperanza de ver a Queta sobre todo porque no quería volver a toparse con Rosendo.

    Era intrascendente darle a ver lo que intentaba con Queta, su plan estaba firmemente trazado.

    Espero paciente a que Ximena saliera a trabajar después tomo una ducha se arregló y salió rumba a casa de Queta.

    Se veía confiado pero en realdad estaba nervioso, era su estreno y sentía un poco de temor pero no el suficiente para desistir de su idea.

    Llego a casa de Queta y ella se sintió muy alegre no esperaba su visita pero ya era tarde se había bañado y arreglado bastante bien, como si hubiera presentido la visita de su sobrino.

    ---donde estabas pillo porque no habías venido---

    ---se me atravesaron un montón de cosas además de la enfermedad de tu marido---

    ---pudiste venir a verme aunque fuera solo a eso---

    ---Rosendo se puso disgusto al verme aquí aquella ocasión---

    ---infeliz como si de veras le importara----- lo sé pero me mostro desagrado como si sospechara algo---

    --- ¿pero de que si realmente no hemos hecho nada “mi niño”?---

    ---he de suplicarte hermosa tía  mía que no me digas “mi niño” si de ser tú macho entonces no quiero ser tú “niño”---

    ---ja, ja, ja, ja. Tienes razón en cambio sí voy ser tu amante no me digas tía solo Queta, ¿de acuerdo?---

    ---si Queta lo que tú digas reina mía---

    --- ¿y yo como debo decirte?---

    ---Joel nada más---

    ---por un momento pensé que te habías arrepentido---

    ---la situación provoco todo esto pero te juro que estado ansioso por estar contigo---

    --- ¿es verdad eso?---

    ---te lo juro mi amor---

    ---demuéstramelo---

    ---lo que tú quieras muñeca pero vamos a tu recamara---

    Una vez en la recamara Joel la tomo por los hombros y le miró fijamente la mirada tierna y entregada de Queta hicieron que Joel observara detenidamente los finos rasgos de su tía. El chico quedo impresionado por el parecido tan fiel con el rostro de su madre salvo un lunar en la mejilla de Ximena, Queta era la viva copia de su madre el mismo tono de piel el mismo color miel de los ojos y los labios tan igual de carnosos.

    Esa mirada de Queta hechizo a Joel la miro tan dulce tan tierna que la beso con todo el impulso natural de un joven deseoso.

    Queta cerró sus ojos y abrió su boca y metió la lengua dentro de los labios de Joel, este sintió una corriente eléctrica que sacudió su cuerpo en el instante mismo del contacto con el sabor dulce de su boca.

    Queta sabía que en ella estaba que la experiencia fuera agradable para ambos, lo dejaría que le hiciera lo que quisiera pero tarde temprano ella debía llevar el control.

    Torpemente Joel comenzó a desnudarla el carmín de los labios de Queta se había matizado, pero en cambio el brillo del deseo se había instalado en su rostro y enrojecía a cada momento.

    Ahora solo el sostén y las pantaletas permanecían en su sitio, solo de momento porque enseguida Queta libero el broche que traía en la espalda Joel abrió sus ojos al mirar aquel apetecible par, los beso uno a uno y atrapo sus pezones entre sus labios y se erectarón al contacto con su lengua, un par de hermosos pechos blancos como la nieve, los tomo en sus manos y los apretó sutilmente, bajo ambos brazos y froto sus piernas antes de tomar el resorte de sus calzones y bajarlos lentamente hasta quitárselos los tomo y los olio antes de arrojarlos al piso, Queta sonrió excitada y complacida enseguida ofreció sus labios y Joel la beso con más pasión mientras su mano hurgaba en medio de sus piernas,  frotaba con fuerza el peludo pubis motivado por su excitación.

    Justo en ese momento Queta lo detuvo diciéndole.

    ---déjame desnudarte querido---

    Queta tomo su tiempo sin apresuramiento quito cada una de sus prendas hasta dejarlo desnudo, enseguida lo sentó sobre la cama.

    --- ¿te gusto la chupadita mi amor?---

    ---me encanto, ¿me lo vas chupar de nuevo?---

    --- ¡claro mi amor no ves que me encanta mamártelo!----

    Por un momento Joel se sintió aterrado recordó lo que le paso la vez anterior pero Queta lo tranquilizo.

    ---no te apures mi amor deja todo en mis manos o mejor dicho en mi boca---

    Queta estaba de rodillas frente a su potente erección, le sonrió en forma muy coqueta y acabo con la preocupación del bizarro muchacho.

    Ella no dejaba de imaginar aquel gordo garrote dentro de su panocha, pero debía asegurarse de que Joel resistiría hasta que ella lograra venirse, sería fantástico premiarlo con su estallido de pasión, queta chupo una y otra vez el tieso garrote hasta que este tomo un tono rojizo brillante natural de una excitación al máximo cuando sentía que Joel estaba a punto de estallar apretaba su mano con toda su fuerza evitando el derrame gruesas gotas transparentes de pronto escapaban de la “boca” de aquel coloso y queta las retiraba con su lengua, aquello lo hiso dos veces y después lo dejo sin caricia alguna, sabía que cualquier roce seria de malas consecuencias.

    Queta suspiraba recostada en su pecho fueron un par de minutos los que espero a que Joel perdiera sensibilidad en su tranca, le miro emocionada enviando en su mirada una especie de súplica le dijo.

    ---llego el momento mi amor métemela, métemela toda me estoy escurriendo me excite tanto como tú, anda móntate encima de mi así es como me gusta coger---

    Extrañamente Joel no mostraba prisa alguna, su deseo estaba intacto pero no quería precipitarse.

    ---si mi amor no sabes cuánto espere este momento me estoy muriendo  de deseo y quiero que sea algo inolvidable para los dos---

    ---Joel amor mío me haces muy feliz, quiero ser tuya para toda la vida---

    ---y yo que seas mía, que tu pensamiento este lleno de mí, como el mío está lleno  de ti y voy a llenar tu lindo cuerpo con el mío y tus entrañas me recibirán y jamás nadie podrá profanarlas porque solo serán mías quiero que me lo juras vida de mi vida—

    Esto sucedió desde el día que me diste el privilegio de mamarte tu rica salchicha y tu  caliente lechita se deslizo por mi garganta. Rosendo quiso cogerme hace algunos días pero lo rechace le dije que ya no quería nada con él y me prometí que mi panocha solo sería tuya y  de nadie más---

    ---Qué bueno mi amor porque ahora tu puchita se va a comer mi verga por primera vez, tendrás el privilegio de estrenarla---

    ---mi amor no sabes lo dichosa que soy con ese privilegio---

    Joel se incorporó solo para montarse encima de su candente hembra, Queta tomo el enorme garrote y lo guio a la entrada de su vagina.

    ---Ahora mi amor empuja, empuja con todas tus fuerzas atáscamela hasta el fondo---

    Joel atendió aquella suplica y se la empujo toda hasta el último centímetro hasta que los pelos de ambos formaron una sola maraña, Queta lo tomo de las nalgas y le marco el ritmo de penetración, aquella copula se tornó eterna entre gemidos de Queta y la respiración alterada de Joel  sus cuerpos sudando y agitando con fuerza sus caderas queta disfrutaba de la deliciosa fricción que el  garrote de su adorada le propinaba a su mojada intimidad pero el limite había llegado estiro sus piecitos y abrió ampliamente su boca cuando las fuertes contracciones de su vagina fueron insoportables apretó tan fuerte lo músculos de la vagina que propicio que Joel eyaculara con la misma intensidad. Al final los dos desmayaron su cuerpo y se quedaron dormidos.

    Queta era la mujer más feliz de la vida Joel había superado cualquier expectativa resulto ser mejor amante que Rosendo, esto tal vez propiciado por el abandono la que había condenado a su mujer y como aquel que no tiene llega a tener loco de gusto se ha de volver y Queta estaba loca de amor por Joel.

    Pueden imaginar la fortuna de este joven haberse encontrado con una hembra con la experiencia de Queta.

    Pues si la fortuna se había mostrado prodiga con él,  le había conquistado sin duda no en balde le juro fidelidad y después de aquello con más razón.

    Joel sonreía de su fortuna era amante de Queta Y Rosendo no representaba ningún escollo enverijado como estaba con su madre Queta poco o nada le importaba, allá él, él iba dedicar todas las atenciones que quisiera su adorada tía.

    La vida de Joel cambio de manera radical vivía un matrimonio clandestino con Queta, había adquirido tal experiencia a su lado, que tal como había planeado Queta lo convirtió en todo un semental, hasta había olvidado lo que se proponía con Ximena.

    De alguna forma y pesar de haberse vengado de él cogiéndose a su mujer seguía sintiendo celos de cómo sin ningún compromiso se cogía a su madre sin que esta mostrara un poco de dignidad.

    Este pensamiento se clavó en su mente y se dijo.

    ---llego el momento de ajustarle las verdaderas cuentas a este ojete, en este momento me voy a buscarlo---

    Su plan estaba delineado desde hacía tiempo, ahora solo debía aplicarlo.

    Camino al encuentro con Rosendo Joel se repetía una y otra vez.

    ---llego el momento de que tú también pagues tus puterias Ximena por lo pronto se me ocurre esto pero ya veremos---

    Joel espero paciente a que Rosendo saliera de trabajar.

    --- ¿Qué haces aquí?---

    ---necesito hablar contigo---

    --tú dirás---

    ---voy a ser directo---

    ---entonces suelta ya---

    ---creo que ya estuvo suave de que estés cogiendo a Ximena---

    --- ¿entonces lo sabes?---

    ---es imposible no darse cuenta no son nada discretos---

    ---ja, ja, ja, ja. ¿Y cómo piensas evitarlo?---

    ---supongo que no importa que se lo diga a la tía Queta---

    ---supones bien---

    ---entonces puedo proceder---

    ---mira la verdad no sé qué intentas pero lo mejor es que no se entere Queta---

    ---estoy de acuerdo, pero de todas formas algo tienes que ofrecer---

    ---no veo que---

    ---te voy dar una idea---

    --- ¿así cuál?---

    ---veras una de estas noches entras a la recamara de Ximena te acuestas y apagas la luz---

    ---aja ¿y qué más?---

    ---entonces una vez apagada la luz pretextas ir al baño te vas a tu casa y asunto concluido---

    --- y tú crees que tu madre se quedara tan tranquila si no regreso a parchar---

    ---no te lo quería decir pero si no queda más remedio te lo voy a decir, yo voy a tomar tu lugar.

    Rosendo soltó una estruendosa carcajada.

    ---ja, ja, ja, ja, ja, ¿estás loco te quieres coger a tu madre? ja, ja, ja, ja, eso sí tiene gracia pero asumiendo que eso quieres ¿y si me niego?---

    ---ah pues si te niegas a ella le voy armar bronca por ponerse a coger en mi propia casa y con el marido de su hermana, ¿sería un gran escándalo no lo crees? Además de que ya no podrías volvértela a coger, no tienes nada que pensar es si o si---

    Rosendo iba de sorpresa en sorpresa y llego el momento en que no tenía respuesta.

    ---debe habérsete zafado un tornillo mira que quererte coger a tu propia madre---

    ---ese no es tu asunto, hoy mismo tiene que ser---

    Después de algunos minutos de estar analizando Rosendo termino por aceptar.

    ---pues allá tú que te aproveche así lo hacemos, no te culpo tu madre es un culito muy seductor no cabe duda.

    Aquella tarde Joel se disculpó con Queta, aduciendo tener muchas cosas que hacer y poco tiempo para realizar, Queta se mostró un poco triste por no disfrutar de su acostumbrada sesión pero enamorada entendió la premura de Joel.

    El audaz muchacho quiso guardar toda su energía para dedicársela a Ximena, Joel no mostraba nervios se sentía seguro de lo que iba hacer. Era de la estatura y casi del mismo peso que Rosendo pero en realidad eso no le importaba en la oscuridad su madre no notaria la diferencia y si la notaba sería demasiado tarde para protestar.

    Se bañó y después dela media noche se fue a recostar a su alcoba, la pareja no tardaría en llegar ese día de la semana era el día en que más temprano llegaba su madre.

    Sereno pensativo midiendo sus alcances para deleitar a su futura hembra, transcurrió casi una hora tras la cual escucho a su madre y a Rosendo llegar a casa.

    Ximena se dijo cansada y se fue directo a la recamara, Rosendo intuyo que estaba ansiosa por coger, meso con fuerza sus cabellos pues el solo pensar en aquello lo excito sobre manera.

    ---maldita suerte tenerme que ir con mis ganas puestas voy a tratar de negociar con este idiota total que se la coja y después me la cojo yo.

    Se metió a la alcoba y Ximena terminaba de desnudarse y se acostó de inmediato, Rosendo hiso lo mismo pero dejo su ropa cerca de la puerta y apago la luz casi de inmediato Ximena se le acerco llamando a zafarrancho de combate.

    Contra toda su voluntad y deseo Rosendo se levantó diciendo.

    ---deja ir al baño---

    En el corredor ya se encontraba Joel totalmente desnudo, Rosendo se quedó pasmado al ver el tamaño del proyectil de Joel después le dijo

    --- ¿oye porque me tengo que ir? has lo tuyo y después entro yo---

    ---no, de ninguna manera pienso coger toda la noche, así que adiós---

    Rosendo tomo su ropa se vistió y se marchó, no bien cerró la puerta Joel se dirigió a recamara de Ximena. Rosendo rumiaba su suerte.

    ---maldito chamaco el festín que se va dar, ahora voy a tener que cogerme a Queta aunque no quiera.

    Joel estaba frente a la cama  de Ximena  ella permanecía despierta a pesar de hablar en susurro Ximena alcanzo a escuchar algo.

    ---me pareció que hablabas con alguien---

    Joel le contesto en susurro.

    ---no---

    Se acostó y tapo con las cobijas y Ximena se acuno en su pecho.

    --- ¿te pasa algo?---

    Por toda respuesta Joel la beso suavemente rosando con la lengua sus labios, ella atrapo en su boca la lengua y la chupo con ansiedad, Joel levanto su mano y la llevo a sus tetas las froto con la palma de la mano logrando que sus pezones se tornaran erectos, continuaba extasiado con los suaves y dulces besos de la hermosa mujer y deslizo la mano sobre su vientre hasta colocarla en su ensortijado rincón, a estas alturas Joel apenas podía contener la excitación y pasión que su cuerpo había generado sus besos además de suaves estaban llenos de una ternura que lograba comunicar a su también excitada dama.

    De pronto Ximena sintió la necesidad de palpar la dura lanza que pronto reposaría en su candente cueva.,

    Esta estaba totalmente tiesa  estirada y caliente, más de lo común.

    ---mi amor estas más cariñoso que de costumbre hasta te siento como más grande---

    Joel la beso y con ello corto el dialogo que en ese momento era muy comprometedor.

    Joel la sorprendió cuando intempestivamente se incorporó y coloco el rostro en su bizcochito.

    --- ¿Qué vas hacer mi amor? oug hay cariño que rico---

    Joel volvió  interrumpir su dialogo al introducir la lengua en su húmeda cavidad al principio los pliegues estaban parcialmente humedecidos pero después de varios lengüetazos la panocha de Ximena estaba encharcada para beneplácito y orgullo del atrevido muchacho e internamente se decía.

    --te dije que algún día te iba a besar tu puchita y mira de qué forma.

    ---mi amor que delicia me estas matando que sensación tan hermosa---

    Ximena estaba lista para la penetración, Joel abandono su tarrito de miel y se montó encima de ella.

    ---si mi amor dame ya tu rica salchicha-

     Joel no necesitaba anuencia era lo que había buscado y ahora lo tenía a su alcance.

    Iba a orientar su tranca cuando la mano de Ximena la sujeto y la apunto a la entrada de su oquedad.

    El muchacho quería disfrutar lentamente la invasión a aquel delicioso pozo de placer y empujo muy despacio abriendo los pliegues de Ximena con su poderoso ariete.

    ---hay amor es que te siento bien distinto, esto me gustando más que otros días---

    El enorme trozo de Joel ya había alcanzado lo más profundo de sus entrañas.

    Entrelazadas las piernas en la cintura de su potente macho disfruto del inenarrable placer de la invasión de su sexo  hasta que Ximena  alcanzo el máximo placer que un su vida haya sentido, Joel descargo su liquido en medio de una dicha enorme una sensación demasiado grata a lo largo de su verga.

    Tres ataques en total fueron los que Joel consumo a su hermosa y suculenta madre, Ximena estaba tan encantada como sorprendida Rosendo lograba prolongar el tiempo del coito ese era su mejor atributo, así que esto rebasaba por mucho lo que lograba con ella esto despertó su curiosidad tal parecía ser otro, solo esto explicaba la enjundia y potencia con la que fue agasajada.

    El silencio se apodero de la habitación Joel esperaba escuchar los signos del profundo sueño de su madre pero esta situación no se presentaba pues repleta de curiosidad esperaba lo mismo que Joel.

    La curiosidad mato al gato, pero si hay un ser curioso esa es la mujer, se levantó con decisión provocando zozobra en el muchacho.

    --- ojala no prenda la luz o estoy frito---

    Sin embargo sus deseos no se cumplieron y Ximena fue directa al interruptor, Joel se tapó el rostro pero esto no le valió, Ximena se acercó a la cama y de un tirón arranco las cobijas, Joel ya no hiso esfuerzos por cubrir su identidad, Ximena lo miro incrédula de pronto no sabía que hacer o que decir, lo que acababa de descubrir le aterrorizo con sus brazos intento tapar su hermoso par de tetas y al momento reacciono  de la desnudez total en que estaba y tapaba su panochita descubriendo su pechos hasta que urdió ponerse su bata.

    --- ¿Qué es esto, como has podido, porque te atreviste, que te paso Joel acaso no te das cuenta de lo que acabas de hacer?---

    ---antes que nada quiero decirte que tú lo provocaste---

    ---que malditos estas diciendo---

    ---nada que no sepas---

    --- ¡qué, que yo tengo la culpa!---

    ---mira no quiero que lo nuestro comience mal no quiero entrar en detalles mejor reconoce que te acabo de dar el mejor sexo de tu vida, porque al menos para mí si lo fue---

    ---habla lo que se te dé la gana nada justificara tu infamia---

    ---un poco nada mas ¿cree que es muy correcto que te pongas a coger con el marido de tu hermana? yo digo que no, así que precisamente escrúpulos no tienes, no le muevas más cariño y mejor ven aquí cojamos y olvidémonos del asunto---

    ---por supuesto que no, no sé  de qué estás hablando---

    ---pues actúas tan bien como escandalosamente coges, era imposible no darme cuenta de tus ardorosas noches con Rosendo, con eso o le seguimos---

    --- ¿pero cómo, lo sabias?---

    --- ¿cómo crees que haya logrado chantajear a Rosendo y tomar su lugar?---

    ---ese maldito no me vuelve a tocar---

    ---qué bueno porque no quiero compartirte con nadie---

    ---estás loco tu tampoco me vuelves a tocar---

    ---lo siento por ti pequeña pero como hace un rato no pienso forzarte tendrá que ser por tu voluntad, siempre todas las noche te juro llamare a tu puerta hasta que un buen día me abras, ---

    --- no lo esperes, ahora vete no tienes lugar aquí.---

    Joel se incorporó desnudo como estaba con su enorme badajo colgando inerte.

    ---tus deseos son ordenes mi reina---

    Rosendo intento en vano convencer a Ximena estaba como el perro de las dos tortas pues aquel día que cedió el lugar a Joel intento desquitar su excitación con Queta pero esta lo rechazo.

    ---por supuesto que no después de tanto tiempo de no preocuparte por mi pretendes que yo haga un borrón y cuenta nueva no Rosendo estas bien pendejo abandonaste tu lugar y no lo vuelves a ocupar me pasaría de pendeja si creyera que no has estado con otra mujer, si pude superar tu ausencia en mi cama ¿Qué te hace pensar que todavía deseo tu compañía?---

    --- ¿hay otro?---

    ---eso tendrás que averiguarlo---

    ---pues lo voy hacer y si descubro algo te juro que los mato a los dos---

    --- ¿sabes eso no te queda hace tiempo que me dejaste de querer? No me puedes engañar te mandaron a la chingada y vienes al plan “b”  por supuesto que no, no quiero ni mucho menos estoy dispuesta---

    ---piénsalo no te precipites---

    ---no hay nada que pensar no te voy a dar ningún derecho quiero que te vayas no quiero nada contigo porque he decido vivir sola y no dar a nadie explicaciones de mis actos---

    --- ¿Es tu última palabra?---

    ---no, es la única---

    Por supuesto que era el momento de romper vínculo con Rosendo su vida había dado un vuelco y Joel le había inyectado energía hasta en lo más profundo de su ser sobre todo en su intimidad que ella pensaba a nadie le interesaba, y aún más, valor para deshacer su maltrecha relación con su aparente marido.

    La convivencia entre Ximena y Joel no fue la mejor después de que el muchacho satisfizo su pasión por su hermosa madre, para Joel eso era previsible no había porque hacer drama todo esto era producto de su precoz despertar al placer sin embargo no sufría por esa razón tenía donde desahogar su apetito sexual entre las piernas de la no menos adorable Queta, sin embargo Joel nunca de tocar la puerta como había prometido cada noche sin faltar una sola iba al cuarto de Ximena y le decía.

    ---hoy si mi amor---

    ---indistintamente Ximena ni siquiera contestaba---

    Esto jamás resulto un trastorno para el paciente muchacho por el contrario tenía la convicción de que tarde o temprano Ximena cedería a sus pretensiones, cuando por alguna razón estaban solos antes de que Ximena saliera a trabajar el chamaco siempre buscaba la forma de exhibirse delante de su madre se bañaba y andaba con una toalla sujeta a la cintura se sentaba frente a ella y abría las piernas mostrando lo imponente de su órgano sexual, Joel sabia su juego ni siquiera intentaba descubrir el resultado de sus provocaciones que en realidad si daban resultado en principio Ximena veía aquello con cierta molestia sin embargo nunca le dijo nada no quería dar el mas mínimo detalle que mostrara algún interés de su parte pero para su mala fortuna todo aquello empezó a manifestarse en ella de la manera que ella menos hubiera deseado, su cuerpo comenzó a manifestar la falta de compañía masculina había caído en su propia trampa  a veces intento sentir algo al entregarse en verdad a  alguno sus clientes y buscar de alguna forma sentir lo que sentía al lado  de Rosendo, de Joel su mente trataba de bloquear aquella noche en que fue inmensamente feliz bajo el cuerpo de su hijo, mas poco a poco su pensamiento le fue venciendo hasta que una noche soñó estar siendo poseída por Joel que la cabalgaba dulcemente mientras rosaba sus labios en cada empujón que le propinaba con su tieso aguijón a su encharcada panocha. Instantes divinos eternos en una copula que su cerebro registraba como latente, real y por demás deliciosa.

    Miraba con claridad la tierna y dulce mirada de Joel besando sus labios acariciándolos con auténtica devoción.

     Y ella consciente y dispuesta ante el hecho de saber y sentirse penetrada por su impetuoso fraterno, despertó con las pantaletas empapadas acometida por un orgasmo  gratísimo que le provoco gemidos y una necesidad imperiosa de sujetar algo con fuerza y solo estaba apretando sus manos, ya consciente de que se trataba de un intenso y delicioso sueño húmedo que le recordaba que estaba viva y cerca de lo que más deseaba.

    Ahora más que nunca el juego psicológico que Joel le estaba aplicando, estaba minando su fortaleza, noche  a noche su voz y los golpes en la puerta la ponían muy inquieta los sueños cada vez eran más frecuentes y anhelados por ella misma era como un escape a sus verdaderos deseos  a pesar de los orgasmos que esto le provocaba ella seguía sintiendo vacío su hueco, hambriento porque finalmente seguía sujeto a una dieta tan torturante como suelen ser las “dichosas dietas”.

    Ximena mostro los estragos de aquella situación bajo cerca de 5 kilos, su rostro ojeroso era otro de los síntomas, casi no dormía durante la noche y por las mañanas cansada dormía un par de horas antes de levantarse a realizar sus labores del hogar.

    Cada vez le era más difícil estar cerca de Joel, pero su subconsciente le traicionaba pues después de que casi no le dirigía la palabra, se sorprendía la amabilidad que con lo comenzó a tratar.

    Aquella tarde Joel termino de comer, ante la mirada atenta de su madre.

    ---no se te ofrece nada más hijo---

    ---no mama pero tu si deberías comer algo más---

    ---no cariño con esto es suficiente---

    Aquella palabra de afecto hiso que Joel notara que su madre estaba por ceder no sabía cuándo pero era evidente que se había roto el hielo, con ello las piernas cruzadas de su madre.

    Ximena levanto los trastos de la mesa y los llevo a lavar al instante Joel sintió el puyazo de nueva cuenta al ver la danza de las enormes nalgas de Ximena desfilar delante de sus ojos y que desataron de nuevo sus más lúbricos deseos.

    Ximena sintió a sus espaldas las miradas de fuego de su hijo, posadas en sus redondas y apetitosas nalgas, esto le excito aun cuando quiso evitarlo y no lo  logro, su hambrienta panocha comenzó a humedecerse ante la tentación que ella misma provocaba a su hijo.

    Joel debía salir y después de mucho tiempo se armó de valor para acercarse a despedir de ella.

    No estaba muerta y sintió la presencia de Joel tras de ella como si le estuviera apuntando con su garrote en las nalgas, los deseos de Ximena estaban a flor de piel si algo intentaba Joel sería imposible rechazarlo la hoguera ardía entre sus piernas clamando ser sofocada.

    ---ya me voy me dejas darte un beso---

    --- si mi amor claro que si---

    Joel la tomo del mentón  Ximena temblaba levemente cerro sus ojos y sus labios se notaban ansiosos era cierto Ximena se sentía hormonal se le notaba pero le había prometido no forzarla y no lo haría debía ser como lo había planeado beso su frente y la abrazo cariñosamente.

    ---Nos vemos en la madrugada ya no te voy a encontrar cuando regrese---

    ---si mi amor nos vemos en….---

    Ximena sintió que su respuesta no era apropiada y callo ya no dijo más---

    Joel comprendió lo embarazoso del  momento y se marchó sin agregar más.

    ---En la madrugada quisiste decir pero te dio miedo aceptar que así lo deseas mama, de todas formas lo voy a intentar te lo prometo, ojala en la madrugada me abras algo más que la puerta.

    Debía hacer la acostumbrada visita conyugal a Queta por un momento pensó cancelar su sesión pero estaba tan contento con lo sucedido, que se cogió a Queta haciendo una de sus mejores faenas, pero acorto el tiempo de la sesión y con ello midió dejar su potencia lo más adecuada para satisfacer las demandas de Ximena.

    De regreso a casa Joel dedico un tiempo bastante considerable para estudiar algo muy común en él, se bañó de nueva cuenta se afeito y se perfumo cerca del media noche.

    Ya en su recamara recostado espero paciente la llegada de Ximena.

    Eran casi las tres de la mañana cuando Ximena a llegó a casa.

    Su corazón comenzó a latir con fuerza, el momento había llegado.

    Todo a su tiempo se dijo de pronto escucho caer agua en el cuarto de baño, aquello no era normal sin embargo su pensamiento voló y su imagen se revelo frente a él desnuda con el agua corriendo libremente sobre su rostro y sus enormes pechos, escapando en vertiginoso descenso hasta formar un curioso riachuelo en su ensortijado vello púbico, cuantas ocasiones lleno de curiosidad observo eso de manera artera, embelesado con los evidentes encantos desnudos de su progenitora escondido dentro del cuarto masturbándose en honor de su innegable encanto.

    Después de cierto rato escucho las pisadas de Ximena dirigiéndose a su recamara, con su bata de baño y una toalla en su cabeza y una evidente perturbación que la mantenía pensando.

    ---ojala no insista Joel que voy hacer si lo que en verdad deseo es que insista. Estoy ardiendo ni el baño logro apaciguar mi inquietud---

    En su cuarto Joel se despojó de todas sus prendas su madre debía haberse acostado y si no eso que importaba.

    Frente a la puerta de la habitación repitió el ritual que tenía tiempo realizando. Tac, tac, tac.

    Ahora el corazón de Ximena latía con tanta intensidad que parecía abandonar su sitio, y sitio desvanecerse cuando escucho la voz  sugerente y suplicante de Joel.

    ---hoy si mi amor---

    Ximena quiso incorporarse al momento, vacilo solo un instante cuando un suspiro parecía quedar atrapado en su pecho.

    Enseguida se levantó ya no dudo más se quitó la bata y miro su cuerpo desnudo y ávido de placer y se dirigió a la puerta, Joel parecía haber perdido toda su decisión cuando miro la angelical figura de su madre totalmente desnuda todo una aparición bella hechizante fantasmal, el joven parecía una inerme estatua, hasta que Ximena extendió su mano y lo hiso pasar a su habitación.

    --- ¿Qué pasa mi amor no era esto lo que querías? pues aquí me tienes mi rey anda ven, cógete a tu puta madre que está deseosa de que le metas la verga---

    ---calla Ximena no digas nada porque para mí eres como un ángel, eres el más divino y hermoso ser que me haya obsequiado la vida te amo, y desde este momento soy tu esclavo y dedicaré mi vida entera para hacerte feliz---

    Ximena se arrojó a sus brazos y ajusto su cuerpo al de él con el deseo urgente del contacto piel a piel con su deseado macho, Joel cerro los ojos al sentir aquel hermoso y frágil cuerpo abrigarse con el suyo, Ximena temblaba como gatita acorralada y percibió entre sus piernas crecer y crecer el coloso de Joel en medio de sus piernas.

    ---Joel mi amor no tardes en calmar mi fuego te lo suplico estoy ansiosa---

    ---ya te dije que tus deseos son ordenes mi cielo ven recuéstate aquí que quiero sentir tus pelos en mi boca. ---

    Las palabras de Joel eran como martillazos en el ánimo y fuego interno de su madre, caballerosamente le ayudó a colocarse de tal modo que hincado frente a ella elevo sus piernas y todo su paraíso quedo descubierto ante sus golosos ojos la húmeda y brillante mucosa interna de Ximena quedo libre para acariciarla y torturarla a su antojo.

    Lengüetazo tras lengüetazo Joel logro que el líquido lubricante de Ximena se desbordara de su contenedor, intensos y agudos gemidos escaparon de su garganta como una sinfonía erótica torturante por necesidad.

    Las sesiones candentes con Queta rendían su fruto.

    ---haaaa ya mi amor métemela por piedad---

    Con rostro empapado Joel abandono su torturante labor, se incorporó y apunto su enorme estoque y lo empujo con firmeza Ximena abrió su boca cuando centímetro a centímetro aquella daga se abría a través de su viscoso surco.

    Ximena mantenía su vista fija en los ojos de Joel que la veía con inmensa ternura al ritmo de sus lentas y profundas estocadas.

    Después ambos cerraron los ojos mientras se besaban devorando ansiosos el néctar que emanaba de ambas bocas.

    Aquel bombeo parecía eterno ni él ni ella parecían claudicar a tan grata sensación sin embargo Joel había logrado trastocar las fibras más sensibles del sexo de Ximena y esta se vino de manera espectacular gritando sacudiéndose clavando las uñas en la espalda de Joel hasta herirlo, este arremetió con más fuerza y rapidez su embolo endurecido y también eyaculo una inmensa cantidad de líquido seminal.

    Después de la tempestad viene la calma y ambos se quedaron dormidos inmensamente felices.

    Consecuencias siempre las Ximena guardando los alcances de su incestuosa relación, y siempre cuidadosa evito embarazarse no así queta que decidió tener un hijo con Joel hecho que solo Joel y Queta saben las dos son  amantes de Joel pero entre ellas no lo saben, cuando cambiara esa situación para que no tiene para cuando.      

     

    Fin.

    • Valorar relato
    • (74)
    • Compartir en redes

    Online porn video at mobile phone


    Relatos eroticos de el viejo roncorelatos eroticos en cine teresarelatos le beso cada nalga a mi alumnahttp://rx-online.ru/relato/10385-la-llamada-de-clara-3-primera-parte/&madura en casa linda llama a joven acojer bella pornorelato fantasia de esposa y esposo y cuñadamujer deseando que le acaricien el clitorisrelato me coji a mi cuñada de 16relatos eroticos de tenderosrelatos porno mama limenahijo se agacha debajo de la mesa y la ve sin ropa interior brazzerno pude contener las ganas de mamales la verga relatomama.dame.tu.coño antea q llege papa pornoque tiempo demora para que base es el semen cuando cachasla esposa del pastor relatos recientesvideos de jovencitas de coño con pelos lisos y abundantesviolo ala cocinera y lequito lovirgen relato eroticoasi hijo llename el culo con tu semenlos mejores video porno dando sintura al venirse .embarace a mi prima relatossoy la putita de papacomence a rozar a mi cuñadatami22videos de hembras virgenes calientes k saben moverse durante el sexo analtuve sexo con mi hermanita argentina relatosse juntan una noche estando separado es follada por el anofollar con viuda en un balnearioconvenci a mi esposa de hacer un trio relatosrelatos "pegame" filial cuentorelatos fertilrelato porno don facundo2de 2mi mujer en el centro de un orgiami tia me sorprendio mirandola historia calientese cago al ser desflorada/incesto aportesexo oral para arder de placerinsesto le digo a mi madre nesesito descargar mi leche en su vaginarelatos mujeres mayores vajinas gordas peludas relatosrelatos veridicos mi esposa me volvio travedtiRelatos nuevos de señoras infieles y con gusto por usar tangasallinurl: online Familia Simpsonporno mama desnuda se agacha y yo sela arrimo si culparelatos porno de amor filial miradas de placerrelato hijo aca no cojeme afueramis hermanas se asustan con mi penerelatos deorgasmos bestialezaprietame fuerte las tetas relato eroticoporno mamando a dieguito el activo pollón en la camaIncesto relatos mi hermana me pide que las embarace a ella y asu hijarelatos mujeres mayores vajinas gordas peludas relatossenti los pliegues anales de mama relatonadamos desnudos yo y mi esposo y sexoConcha culo tetas huevos verga relato pornosexo el cuelo y mujer y mujer en peneancianas desnudas en cuclillas de espaldas fotos pornomi cuñada no sospecha nada imecorro dentro desu coñoVideoporno papa pone Video camara para atrapar a mama conmigoMi hija y el MSN parte unoconvirtiendo a la esposa en puta cuento relatos luz esmeraldaRelatos pornos gratis de mujeres infieles en lugares públicos argentina 2017ve a su tia con la vagina carnosa y se la follaRelatos ingenua chiquilla excitadarelato del mejor sexorelatos porno de amor filial miradas de placercomo chupar el pene relatos eroticosmi hermana tiene clítoris grandecito porno gratismi tia y mi madre son mi enbra relatorelatos de soy muy puta y me coje hermano seductorasmi relato con mi amante el amigo de mi esposo y yo en minifaldaporno que te existen demasiado que crecerá mucho tu peneRelato mi primo me desvirgo por el chochoEscucho gemidos en la noche de la habitacion de mi hija relatorelato anal de incesto cundo ninaa los pies de mi amiga relatoporno hombres corriendo en chor con el pene paradoPorno nos cojemos a mi mujer para cerrar tratoviendo vajinas penetrar muy despasito xxxconfesiones de maridos que les gusta ser cornudosCasada forzada a rresibir verga de otro rrelatocuentorelatos sobrinapeque culo moderno folladorelatos enseñadote a follar hermanitadilata el culo de la abuelarelatos confesion tio sobrinaa mi esposa le gusta los pendejo relatossvideo porno cuñado y hermano en merlohttp://rx-online.ru/relato/10385-la-llamada-de-clara-3-primera-parte/&tio le frota la berga a riba de la bombachaa la sobrinarelatos uso calzas sin bombacha o con hilo dental me arde la conchale digo a mi hermana que se pare el pene cuando veo su culo pornoRelatos de señoras infieles y adictas alas tangasrelato sexo pagar prenda bisexualrelatos calientes de vacacionesdale cojeme aprovecha relatolos pies de mi tia