Mi hermana y yo, pareja porno

Click to this video!
Tiempo estimado de lectura del relato 17 Número de visitas del relato 44.696 Valoración media del relato 8,86 (37 Val.)

RESUMEN

Un actor porno recibe la visita de su casi desconocida hermana con una proposicion descabellada, protagonizar un show incestuoso para un rico miron...

Mi vida no tiene nada de particular, ni deja de asemejarse a muchas otras vidas. Yo también he vivido, yo también me he enamorado. Pero solo en lo general, cuando llega la hora de tratar los detalles concretos, es cuando mi vida adopta un tono particular y casi único que la hace especial. Y es que solo dos detalles de toda ella la hacen tan singular. El primero es que soy actor porno y el segundo es que he practicado el sexo con mi hermana menor por dinero. Dicho así tal vez suene un tanto pedante, jodí con mi hermanita hasta llenarla de mi leche como a un pastelito relleno de crema. Y la imagen, además de evocadora tiene todo de real.

Cuando era joven no era el mas tonto de entre mis amigos, pero posiblemente fuese el que menos

devoción tenía por los estudios, así que sin haber terminado siquiera el instituto me puse a trabajar en una tienda como dependiente. El trabajo era agotador,mal pagado, y como podran suponer, en absoluto gratificante. Pero era una tienda de material fotografico, que servía sobre todo a profesionales del medio, y de allí vendría mi salvación. Yo era un chico guapo, musculado y atractivo bajo cualquier punto de vista. Con toda inmodestia me permitiran que les comente que

desde los catorce años habia tenido una vida sexual activa y satisfactoria.Uno de los clientes más habituales, con el que llegué a entablar una amistad superficial me comentó un día, que aunque el era fotografo artistico, pagaba sus facturas con su sueldo como fotografo de porno a sueldo de una pequeña productora de la ciudad. Como gran aficionado le mostré mi interés en asistir a alguna sesión, siempre que el no tuviese incoveniente, lo que aceptó con toda naturalidad. Fué un mundo fascinante. Allí estaban chavales poco mayores que yo ganando una pasta

por follar con tías guarras que estaban más buenas que el arroz con leche. Ya tenía los dieciocho desde hacía tiempo, y le propuse a mi amigo si podía recomendarme para un papel. El estaba acostumbrado a chicos con ganas de marcha que hacian un par de trabajos y luego lo dejaban todo por verguenza y no tuvo ningún problema en hablarle de mí al productor. Desde aquel día empezó mi carrera como actor porno, no solo de peliculas y revistas, sino también de locales nocturnos y de streep-stease. La situación con mis padres se agrió mucho, y decidí abandonar mi casa y mudarme a Barcelona donde el mercado del porno despegaba. Por diversos motivos perdí toda relación con mis padres, y con mi hermanita que entonces apenas tenía cuatro añitos. Naturalmente, tanto yo como ella vivimos desde entonces completamente al margen, y mis padres hicieron todo lo posible para mantenerla apartada de mi mala influencia.Nunca he sido un tipo familiar, todo aquello me traia sin cuidado.

El tiempo paso y me hice un nombre entre los locales de espectaculo erotico. Tenía dinero ahorrado, y un plan de pensiones prometedor, no me faltaba la pasta y todavia era relativamente joven. Pero el destino llamó un día a mi puerta.

Me encontré con una chica joven, de unos 20 años, poco más tal vez. Era delgada, alta y bastante bonita. Llevaba unos pantalones ajustados, de esos donde la cintura empieza justo un cm encima del vello pubico, ceñidos como si fueran de goma a un culo carnoso y redondo. Llevaba una blusa blanca transparente, y un top ajustado, que marcaba unos pechos grandes, erguidos y perfectamente esfericos. Era morena, bastante maquillada, con labios jugosos y unas gafas de sol gigantescas. Desde luego era una visión que merecía la pena, y al verla allí supuse automaticamente que era una de esas modelos fracasadas o go-gos con problemas de pasta que recurrian a mi a través de algún amigo común para conseguir algunas sesiones de porno que les proporcionasen algo de dinero para seguir tirando. De todos modos ella parecía demasiado buena para eso.

- Buenos días- dijo en un tono completamente frío, y después dijo mi nombre completo.

- Sí, soy yo, ¿ y tu quien eres?.- Pregunté extrañado.

Ella se quitó las gafas en un gesto calculado, y con los ojos entornados me miró profundamente con un gesto pícaro.

- ¿No me recuerdas?.- Preguntó.

Supuse que tal vez me la hubiese tirado algún día borracho como una cuba, pero esta no era una de las que dejan que te las folles harto de anis. Era un pedazo de hembra, de los pies calzados con botas de tacon fino hasta su melena negra con raya en medio. Era imposible que yo la conociese.

- Seguro que no te he visto en toda mi vida.-

- Bueno, es que la última vez yo tenía cuatro años. Hola hermanito.-

Y me dió un beso en la mejilla. La sentí calida y suave, y casi no pude reaccionar. La invité a pasar. A grandes rasgos actualizamos nuestra relación y nos pusimos al día. Después nos pusimos a charlar tranquilamente, y yo no dejaba de fijarme en que mi hermanita era un pedazo de tía increible. Hasta me fije en que imperceptiblemente, estaba coqueteando con ella, y si no me equivocaba, ella me seguía el juego. De pronto nos dimos cuenta de que se había echo de noche, y la invité a cenar en casa. Después de la cena, y en un ambiente relajado por un par de copas empezó a sincerarse. Hacía un par de años que se había ido de casa. Llevaba una vida salvaje, y mis padres no lo entendían. Encima la trataban como a una monja para tratar de evitar que siguiese mis pasos. Estaba harta y una amiga le ofreció trabajo en una agencia de modelos, así que se fué de casa sin despedirse. El trabajo no estaba mal, pero era ocasional y no daba para vivir. Un día se lo comentó a la directora de la agencia y le dijo que las chicas solian hacer trabajos extra para ganar dinero a la espera de la gran oportunidad. Trabajos como chicas de compañia. En su caso, una forma suave de decir prostitución de lujo. Era increible, mi hermanita una putita. Aquello me estaba poniendo. De acuerdo, era mi hermana, pero yo no la habia visto en mas de dieciseis años, y encima estaba buenisima la muy puta ( nunca mejor dicho). Entonces se atrevió a decirme lo que había venido a preguntar.

- Mira, no quiero andarme con rodeos, tengo un negocio entre manos, y tu puedes ayudarme.-

- ¿ De que se trata?.-

- Verás, tengo un cliente que no quiere morirse sin haber visto follando a dos parientes. Padres con hijos, o hermanos entre ellos. Son 20 millones en crudo, pero hay que demostrarselo con pruebas, registro civil y eso. Y de casualidad me enteré de que tu te dedicabas a esto, asi que ni me lo pensé...-

Yo ya estaba algo turbio por el anis, pero aquello se me escapaba.

- Es que no te entiendo.-

- Pues eres un poco tonto hermanito, te estoy diciendo que por un polvo de nada te puedes sacar 5 millones en mano, sin más ni mas.-

- ¿ Cinco?.-

- Joder, no pretenderas llevartelo todo, yo lo he organizado y es logico que me lleve un poco más.-

- Oye, yo no puedo, oye, joder tía, eres mi hermana, debes estar muy loca para decirme esto.-

Ella se rio con fuerza.

- No seas gilipollas. Son cinco millones. Mira, tu ni me has reconocido, y yo te recuerdo lleno de nubes. Somos hermanos por que lo dice un papel, de verdad no sabemos ni quien es el otro. Pero al verme te has puesto como una moto, no has dejado de mirarme babeando y la tienes dura desde que te he dicho que soy puta.-

Joder, me di cuenta de que era verdad, pero es que yo no podia aceptar aquello.

- Oye, en serio, lo siento pero no.-

Ella sonrió picaramente. Sin más ni más se quitó la blusa y se sacó el top. Tenia unos pechos perfectos, redondos, como dos grandes naranjas, con unos pezones oscuros y con forma de conos. Increibles.

- Vamos a verlo.-

Y antes de lo que tardo en contarlo tenía aquellas tetas increibles delante de mi boca. No pude resistirme, no se si fué por lo buena que estaba, por el alhcol o que coño se, pero me puse a chupar como un animal. La tiré encima del sofa y le saqué el pantalon.No llevaba bragas, y eso siempre me ha excitado un montón. Tenía la polla dura como el cemento, y solo pedía hembra. Joder, hacia años que no se me ponía dura fuera del trabajo. Antes de lo que tardo en contarlo se la había metido, en su vagina calida y jugosa, por que la muy guarra no llevaba bragas. Era un coño suave y humedo, y no me costaba nada en absoluto empujar dentro. Ella gemia como una loca, y antes de darme cuenta sentí como se me ponia aún mas dura por la leche que empezaba a fluir. Seguí empujando mientras su interior se volvía aun mas humedo y pegajosos, y la polla se me iba bajando.Caí derrumbado a su lado, y empecé inmediatamente a reprocharme lo que habia echo. Ella reia escandalosamente.

- Joder, pensaria que me costaria más. ¿ Sabes?, ha estado mejor de lo que pensaba, pense que me daria asco pero no he sentido nada mas de lo normal.-

- Eres una puta tia, no deberiamos haberlo echo, ahora me siento fatal.-

- Bah, se te pasara enseguida. - Se levantó y se vistió rapidamente. - Mira- Y me dejo una tarjeta encima sin que yo abriese los ojos- Este es mi numero de movil, mañana me voy en el puente aereo con una plaza libre a mi lado. Si quieres el dinero vente. Si no, lastima.- Y se dirigió hacia la puerta, pero antes de salir hoy su voz excitante y juvenil desde ella- O puede que no te importe el dinero y quieras volver a pegarle un polvo a tu hermanita. Quien sabe.-

Me quedé allí, sin saber que hacer. Me sentía como una mierda, pero a la vez había sido el mejor polvo que había pegado en años. Hacía tiempo que ya no disfrutaba nada haciendolo, pero ahora había sido como volver a perder la virginidad. Se la había metido, sin pensar en otra cosa que en correrme, no en hacer posturitas ni en retardarlo, yo encima, ella debajo, y mi ritmo. Pegué culadas hasta correrme, y había sido bestial. Al día siguiente mientras me duchaba me dí cuenta de que necesitaba volver a probarlo para estar seguro. Me vestí rapidamente y llegué al aeropuerto por los pelos. Allí estaba ella, preciosa, altiva y deseable.

- Vaya, has llegado pronto- Dijo sonriendo feliz por su triunfo.

- ¿ Cuanto falta?.-

- Sin retrasos una media hora.-

- De acuerdo, ven.- Dije cojiendola de la mano. Ella reia divertida y extrañada. La llevé a la zona en obras de la terminal y la metí en el primer baño que vi. Ella no paraba de reir con aquella risa histerica.

- Por favor hermanito, ¿ Que vas ha hacerme?.- Puso cara de pucheritos- Recuerda que soy tu hermanita pequeña, tienes que cuidarme. No esta bien hacer cosas sucias con tu hermana.- Y bajo la mirada, muy en su papel.

No se si fué aquello, o tenerla allí a mi disposición, pero no me contuve. La coloqué con la espalda hacia mi, apoyadas las manos en el lavabo.

- Joder, ¿ por el culo?.- Preguntó, con más curiosidad que otra cosa.

Aquello fué demasiado, ni siquiera pude bajarme los pantalones, solo me apreté contra ella, con mi pantalon y los suyos entre mi polla y su jugoso culo. Pero es que no podía aguantarme. Empecé a frotarme contra ella, zarandeandola por mi fuerza, y sintiendo un placer bestial. Tenia que correrme ya, o explotaria.Ella respiraba fuertemente, pero no tanto como yo. Seguía frotandome contra ella, y su culo duro y prieto lo hacia tremendamente sencillo.

De pronto sentí una calida y pegajosa humedad en mis pantalones, y me derrumbé sobre ella, asfixiandome por el perfume de su pelo.

- Joder, tendrás que controlar mas cuando estemos actuando. Cada vez tardas menos.- Y riendose salio del baño. Yo me sentía aún peor que la primera vez, por que ahora no tenía excusa alguna, y a la vez me sentía muchisimo mejor, por que esta vez había sido más intenso aún.

No dije nada en todo el vuelo, y ella no intentó hacerme hablar. Algo se me retorcia dentro.

En Madrid me llevó a su casa. Era un pisito de lo mas mono. Me quedé viendo la tele mientras ella se duchaba. Salió del baño super-sexy, con solo una camiseta amplia y unos calcetines. Su cuerpo mojado se traslucia bajo la tela. Se sentó en el suelo frente a mí, y sin más preambulo se tumbó abriendose de piernas. No llevaba nada debajo, y podía ver perfectamente su coño. Depilado, con labios gruesos e incitantes. Casi podia olerla, o tal vez lo imaginaba. Ella no decía nada, solo se mantenía allí, esperando...

- Ahhhhhhggggggg¡¡¡¡- Gritó ella, cuando se la introduje hasta la empuñadura de un solo golpe.

Esta vez le había dolido, aunque solo un poco, por que enseguida se puso a mirarme con aquellos ojos entre ironicos y divertidos.

- Follas,mmmmmmmmm, de maravilla,mmmmmmmmmmmmmm, hermanito.-

Era un cuerpo calido y suave, generoso y firme. Abrazarme a ella me daba una fuerza salvaje, y ella no dejaba de gemir.

- Mmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmm.- Gemia.

Era imposible no correrse jodiendo con aquella diosa, y antes de empujar tres o cuatro veces ya me habia corrido.

Yo estaba agotado, y le pregunté por que me había provocado de esa forma. La primera vez era para provocarme, la segunda por mi culpa, pero ¿ahora?.

rio

- Por que el cliente estará aquí en medio hora, y no quiero que te corras antes de que el pueda hacerse una paja.- Y sin más salió del salón.

Poco más de media hora después sono el timbre. Apareció un hombre de mediana edad, que empezaba a canear. Tenía aspecto distinguido, y mi hermana lo trató con la naturalidad de un amante.

- ¿ Es el?.- Preguntó sin haber dejado de mirarme desde que entro en la habitacion.

- Si, mi hermanito, no fué dificil encontrarle.-

Se dirigió a mi y me ofreció su mano. No vi ningún motivo para no aceptarla. Yo me ganaba la vida gracias a gente como el.

- Espero que no le moleste, pero necesito ver su carnet de identidad.-

Se lo entregué, y sacó de su abrigo lo que parecía una copia de nuestro libro de familia. Se mostró de acuerdo con lo que había visto, y sonrió.

- De verdad es usted su hermano. Bien, supongo que Amalia ya le habrá puesto al corriente de todo.-

- Asi es.-

- Bien, ¿necesita alguna preparacion?.-

Amalia regresó en ese momento a la habitación con ropa de calle de lo más normal y contestó por mi.

- El siempre está preparado cariño, es un profesional.-

El hombre acepto con un rostro risueño, y paso a sentarse.

Tuvimos que interpretar una pequeña comedia, los dos eramos unos hermanos que veiamos la tele y empezabamos a excitarnos mutuamente por primera vez. Ella se desnudaba y me dejaba comerle las tetas. Pero ya no funcionaba. Yo no podía hacer aquello. No cuando ya me la había tirado tres veces en las ultimas doce horas y con un tío delante. Joder, era demasiado. Era mi hermana. Ella lo notó al ver que la polla no se me ponía dura, y empezó con su parte de la comedia.

- Jo, no seas malo hermanito. ¿ No te excito?. ¿ No vas a metersela a tu hermanita pequeña ni un poquito?. Aunque solo sea la puntita. ¿No te gustan mis tetitas?. ¿No te gusta el sabor de las tetas de tu hermana?.- Aquello me saco de quicio, y se me empinó de golpe. Joder, era mi hermana, era mi puta hermana pequeña y me la había tirado tres veces. Aquello me la puso de madera.

Ella volvio a reir y me beso.- Gracias cariño, sabia yo que no ibas a hacerle ese feo a tu hermanita. Total, si puedes follar con cualquier actriz de tres al cuarto,¿ por que no ibas a follarte a tu hermanita?. -Joder, aquella guarra viciosa sabia como ponerme a mil, y dandome exactamente lo mismo lo que pensase aquel tio la tiré al suelo y empecé a comerle el coño. mmmmmmmmm. Era delicioso. Era el coño de mi hermana.¿ Como no iba a excitarme si me habia saltado la unica barrera que creia poder respetar?. Era caliente, humedo, suave y carnoso. Era una delicia, y por primera vez ella temblaba de autentico goce. La sentía vibrar bajo mis labios, agitarse como mis polvos a la velocidad de la luz no la habian dejado gozar.Ahora era ella la que se lo pasaba de muerte, y con mi lengua de profesional le estaba haciendo algo a lo que la pobre no estaba acostumbrado, por que era evidente que temblaba como una hoja. ¡Joder, practicamente estaba descubriendole el sexo a mi hermana pequeña!. En cuanto la sentí correrse en mi boca me levanté y me metí dentro de ella con cuidado y mimo. Sus ojos brillaban humedos, no se si de placer o de verguenza por haberse corrido brutalmente gracias a su hermano. Tal vez hasta ese moemento pensó que podía controlar la situación como hacia con todos los viejos que debian tirarsela. No sentir nada. Pero lo había sentido. Ahora temblaba, vibraba bajo mis embates de semental, y yo espaciaba y hacia lenta la penetración. No por el espectador, por ella, para hacerla gozar todo lo posible. Ella ya lloraba, y yo le susurraba al oido.

- Tranquilizate, tranquilizate. Ahora nos correremos los dos a la vez. Será maravilloso.-

Ella comenzó a llorar incansable, pero me dí cuenta de que no lloraba de humillación, si no de felicidad, de sorpresa. Seguí con mis embates hasta sentir la humedad que ahogaba mi polla dentro de su vagina, y entonces rompí la tensión y me permití eyacular añadiendo mis zumos a aquel coctel maravilloso. Me retiré agotado, y nuestro espectador tomó mi lugar con rapidez. Con su panza blanca y blanda derramandose sobre mi niña empujaba en el sobre-lubricado coño con todas sus fuerzas, mientras ella me miraba y nos cogiamos de la mano. Nuestras miradas se cruzaban y nada más importaba. Con los ojos llorosos ella parecia decirme. " El no importa, ninguno de los que han pasado y de los que vendran importa nada. Tu eres el unico hombre para mi. Tu eres mi hombre." Y yo le miraba con los mismos ojos humedos asombrado por nuestro mutuo descubrimiento del amor. Había estado toda mi vida rodeado de mujeres, y había tenido que llegar ella para descubrime lo que era el verdadero amor. Yo tb le hablaba con los ojos mientras aquel viejo baboso se la follaba como un cerdo." Te quiero, te quiero mi dulce hermana. Nadie mas importa, no importa con quien volvamos a joder. Esto solo lo sentiremos juntos, y se que ninguna mujer puede darme lo que tu. Mi amor, mi mujer, mi hermana, mi esposa".

Comparte este relato

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios. Información. Si sigues navegando, entendemos que las aceptas. Aceptar

Online porn video at mobile phone


follando anal y vaginal lentamente dolores inimaginablesjtravestis de closet en mex.con num. cellrelato erotico aplastado pesopendejo cogiendo con yegua y perras boxer hasta correrse a dentronalgoton poeno.naci puta relatometiendoselo alpaso entero por su culito a mi enamoradavideos de mujeres penetradas con sus vajinas muy cerradas o agotadascuando sus bolas chocaron con mis nalgas supe que me la habia metido toda por el culorelato incesto probar semenporno lento desvidtiendo prenda por prendami padre la tenia mas grande que yo y le ofreci mi culomujeres zorras comiendo pollas y follando fuert gratis abrir nuevas ventanasinyecciones y vacunas en las nalgas relatosmi cuñado me histeriqueami cuñadita caliente relatohistoria caliente me deje coger por un taxista vergudomasajes suabes ala verga de mi abulo xvideo.comrelatos de trios con amigoschico virgen se desvirga con mujermi tia desnuda en su habitación con algo increíbleRelatos gays el chikillo putorelato me gusta provocar a los hombresrelato violada en familiaricas tetas la ausencia de mi esposo relatoRelatos de mi vagina ardiente y resbalosami madre y yo hemos engendrado hijos relatosRelatos follando con el amigo de mi esposoporno violentas en fealda chingassexo tan duro q a mi hermana la salio un liquido de la vaginahttp://rx-online.ru/relato/10385-la-llamada-de-clara-3-primera-parte/&"historia del chip" 019eroticos el mejor amigo.de mi.esposo me hizo.ser infielculo extra grande y mucho jamon con tetasporno mujeres se meten taladros electricos el anopelicula porno hermanay hermano de 20añosallinurl: online Inolvidableporno relatos me rompe el orto delante de mi maridito y el no seda cuentaIncesto relatos mi hermana me pide que las embarace a ella y asu hijacuantomas orgasmos tengas madre mas te masturbare ver videoscuentorelatos secuestradosRelato de maduras viudas insatisfechas incesto pornosrelato de sexo le mando mensajes por messenyer a mi hija todo completocundo ases sexo anal q se sintno me contuve follandoA mami le gusta planchar medio desnuda incestosaboriando el cono de mi cunadita videos moilesEl cacho N.10 de mi maridover videos pornos de mujeres bien ejercitadas y movedizasrelatos mi suegro me sigue consolandoporno endre ermanos durmiendoscache:93zNrtzWjXEJ:rx-online.ru/relato/9417-carlota-e-isabel-3/ mi hermana y yo estabamos jugando en ropa interior pornotrancas bestiales follando y corriendose a lo bestiarelatos eroticos de vecinas divorciadas ninfomanas follando por el culohttp://rx-online.ru/relato/10385-la-llamada-de-clara-3-primera-parte/&relatos de maridos bisexuales follando en cruisingwww.zoofilia sin querer mi perro me hizo suya.comallinurl: online La llamada 3travesti con tacones y portaligasjdvtv georginaperdi mi virginidad , me veia bañandome, relatos...!!!relato chiquita tomar lechitacuentorelatos con mi joven hijastramujeres desnudas masaje aformerelato filial mi mama hace nudismo en la piscinadilata el culo de la abuelarelato erótico "una amiga de mi tía" polla tetasenti los pliegues anales de mama relatorelato erótico "una amiga de mi tía" polla teta