Voyerismo

Mi marido dentro del ropero

Click to this video!
Tiempo estimado de lectura del relato 8 Número de visitas del relato 10.556 Valoración media del relato 9,26 (34 Val.)

RESUMEN

Su marido necesitaba ver a otras parejas haciendo el amor para que su mente y cuerpo estuviesen listos... aunque después de esta aventura encuentran otro método.

La historia que les relato, trata del momento en que me di cuenta que el hombre con que me casé era impotente y voyeur.

Me casé muy enamorada con un compañero de oficina, el cual quiso que no tuviésemos relaciones sexuales hasta después del matrimonio y en nuestra época de noviazgo le gustaba que me vistiese con minifaldas y ropa muy sugerente, llevándome a fiestas donde me daba la impresión que quería provocar a sus amigos, luciéndome vestida así.

En la actualidad tengo 27 años y llevo 2 de casada y fue en la noche de bodas que Saúl me confesó que a él no se le paraba así nomás ya que desde muy joven la única manera que funcionaba era cuando veía hacer el amor a una pareja de manera muy morbosa. Lo intente de todo, desde vestirme provocativamente hasta ver películas pornográficas juntos, que lo único que lograban era ponerme súper excitada y sudorosa por las escenas que ahí veía, pero mi marido nada de nada.

Un día me dijo que lo que más morbo le daba, era imaginarse que me penetraban dos hombres a la vez y él observaba oculto, desde el ropero de dos cuerpos que teníamos en nuestra habitación. Un poco molesta por haberme enterado de sus deseos pensé dejarlo, pero por el amor que un día sentí acepte y lo dejé que él ideara la forma en que se pudiese excitar.

Un buen día me dijo que había una fiesta en la que irían ex compañeros de facultad y que quería que yo seduzca a alguno para traerlo a casa. Fue así como ese día trajo a la casa una bolsa con ropa, que el mismo había comprado y me la dio para que me vista esa noche. había en la bolsa un vestido negro de licra que a duras penas me cubría las braguitas diminutas que tenia puestas, en las piernas me coloqué unas pantimedias oscuras pero las braguitas eran blancas, de tal modo que si me sentaba se podrían ver por el contraste de colores.

Me indicó que no me ponga sujetador y la tela del vestido rodeaba mis senos como un guante. Me coloqué unos zapatos de tiras de cuero y sin talón. Para ser franca me gustaba la ropa que había comprado, salvo que tendría que moverme con cuidado para no estar exponiendo mis encantos a todo el mundo.

Llegamos a la fiesta y las miradas de los hombres aterrizaban sobre mis pechos y mi trasero, sintiendo que me comían con los ojos a pesar de las miradas furiosas de algunas de sus esposas. Transcurrió la fiesta y Saúl mi marido, se perdió en la fiesta y se enfrasco en conversaciones con algunos de sus amigos, dejándome a merced de los que quisieran conversar y bailar conmigo.

El promedio de edad de los compañeros de Saúl era de 35 años y baile creo que todas las piezas con ellos, quienes aprovechando la falta de de atención de mi marido, me apretaban a la hora de bailar y algunos llegaron a decirme que matarían por tener mi cuerpo. Yo me estaba calentando, de ver que era el centro de atención de tantos hombres y de tantas cosas que decían a mi oído.

Así transcurrió la noche y que decidí darle gusto a Saúl, así que me quedé al final conversando con dos de sus compañeros. A pesar que me había dejado a merced de todos los hombres, Saúl no me perdía de vista y es así como lo llamé delante de sus amigos y le dije que me sentía un poco cansada y que quería retirarme. Saúl haciéndose el borracho me increpó que él quería divertirse y que esperara un poco.

Daniel y Gino, que era con los que estaba conversando, me dijeron que si yo deseaba podrían llevarme a casa. En vez de uno, podría llevarme dos a casa. Si con esto no se excitaba el impotente de mi marido, nada lo haría y les dije, si por favor porque Saúl cuando toma se aparece al día siguiente a la casa. Ambos se miraron cómplicemente y salimos al estacionamiento.

Gino me abrió la puerta y yo me senté en el asiento delantero, no sin antes permitir que viera mis braguitas a través de las pantimedias. Daniel entro en la parte de atrás, pero se acercaba a conversar sintiendo yo, como miraba a través del escote del vestido. Gino que era el que conducía, aprovechaba cuando hacia los cambios de marcha para rozar mis piernas y yo no las movía de su sitio. Mientras viajábamos, les contaba que Saúl mi marido no me prestaba atención y que yo estaba cansada de tal situación. Les indiqué un camino para llegar a la casa mas largo, para que Saúl pudiese llegar antes.

Llegamos a la casa y les agradecí el aventón, pero me dijeron que últimamente habían sucedido muchos asaltos y que era mejor que se cercioraran que todo estaba bien dentro de la casa. Todo estaba saliendo bien y no tuve que hacer esfuerzo para que entrasen en la casa. Antes de eso, de reojo vi la cochera y pude ver que Saúl ya había llegado. En el momento de entrar, solté las llaves de mis manos y me incliné dejando mi culo a la altura del paquete de Gino. Daniel cerró la puerta y en el momento que me levanté con las llaves Gino me cogió los pechos masajeándolos y bajando fácilmente la parte superior del vestido, dejando al aire mis tetas. Daniel se puso delante de mí y metió su mano en mi chocho masajeándolo también. Me derretí en ese momento.

Les dije que en la entrada no, que mejor subiésemos a mi habitación. Subimos los tres las escaleras prácticamente a tropezones, ya que no me soltaban y sus manos recorrían mi cuerpo tocándolo todo. Entramos a mi cuarto y prendí la luz, viendo el ropero con la puerta entreabierta y sabiendo que Saúl estaba dentro. Le iba a dar el espectáculo que él quería ver, solo que no iba a ser con uno como él pensaba, sino con dos machos de verdad.

Gino me sacó el vestido y las pantimedias, mientras que Daniel procedía a desvestirse. Mi cuerpo seguía siendo acariciado por sus manos, cogiéndome las tetas, chupandolas y jalando el hilo dental que era lo único que me cubría. Gino también se quedo sin ropa, quedando ambos lado a lado desnudos, así que me arrodillé y empecé a mamarselas, metiéndome en ocasiones las dos vergas a la vez en mi boca. Se las corrí y mamé hasta que me bañaron la cara con su leche y lamí toda su descarga. Siguieron acariciándome, esta vez encima de la cama y uno de ellos me lamía el coño, mientras el otro me ponía nuevamente su tranca en la boca para que siga chupando.

Debido a que no tenia una penetración desde que me casé, estaba deseando que me claven de una buena vez y Gino se puso encima de mí enterrando su rica verga en mi chucha, mientras que mi marido era mudo testigo de la culeada que me estaban dando. Gino y yo nos pusimos de costado sin que él saqué su verga de mi chocho y Daniel se puso detrás de mí, introduciendo su tranca en mi ano y yo me sentía en la gloria con las vergas de ambos. Nuestros cuerpos sudaban a mares por el esfuerzo de la posición y un rato mas tarde ambos soltaron su leche inundando mi chochito y mi culo.

así nos quedamos hasta que nos recuperamos, pidiéndoles que se retiren porque mi marido estaría ya por venir. Me dijeron que aún no y la verdad yo tampoco quería que se vayan, pero no sabia que era lo que pasaba por la mente de Saúl, escondido en el ropero.

Gino me levantó de la cama y me coloco en cuatro patas, bombeando mi chocho sin pausa haciéndome ver el cielo. Daniel por su parte buscaba mi boca con su verga y yo comencé a mamarla y a masturbarlo, mientras que ellos me decían que era una puta rica y que suerte la de tu marido que te culea cuando quiere. Si supieran pensaba yo, mientras era enculada por un lado y por el otro mamaba y le daba un placer a Daniel que hacia que su cara se transfigure. Primero sentí la leche caliente de Gino, que se vació dentro de mí dando gemidos y acelere la corrida de Daniel para suelte su leche sin sacarlo de mi boca.

Se vistieron dándome las gracias por tan estupenda velada y salieron de la casa, quedándome yo en la cama con las piernas abiertas y la boca con restos de la leche, que era la evidencia de la culeada que me habían dado.

La puerta del ropero se abrió y salió Saúl con la bragueta abierta y el pene bien parado. Esa noche lo hicimos por primera vez desde que nos casamos y aunque tiene la verga pequeña, debo decir que la disfrute. Luego me dio las gracias por lo que había hecho por él, diciéndome lo excitante que había sido verme así, enculada por dos a la vez y que se sentía feliz de tener una mujer tan puta como yo.

Ahora cada vez que mi marido quiere tener sexo conmigo debo buscar un macho para traerlo a mi cama antes.

Comparte este relato


Esta obra está bajo una .
Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios. Información. Si sigues navegando, entendemos que las aceptas. Aceptar

Online porn video at mobile phone


Incesto relatos mi hermana me pide que las embarace a ella y asu hijapresencie cuando desvirgaron a mi hija relato69 Es mi Número de la Suerte pornrelato filial no vengas dentro hijoRelato porno madre y hijo d viaje a jugar baloncestoporno con hilo dental sin sacarseloseroticos el mejor amigo de mi esposo me.hizo ser infieltodo relatos marge lisa lesbicoIncesto relatos mi hermana me pide que las embarace a ella y asu hijarelatos la mujer del pastorme follo ami madre en la terraza relatosrelato cojiendo ala que fue mi exmadre catiñosa tiene sexo con su propio hijorelatos el pollon d mi hijo fotosvideo porno mi suegra esta desnuda enel patio de atras mientras q el yerno linpia la piscinarelatos eroticos a mi hija viaje ajetreadola mejor pagina de relatos lèsbicosrelato erotico ayudando a mi hermana a rasurarserelato de trios con mi primóIncesto relatos mi hermana la bella y yo la bestiamujer deseando que le acaricien el clitorisrelato porno recuerdó cuando robaron y violaron a mamael calor de la verga de mi hijo en mi culo segunda partecomo hacer el amor a tu tiacache:SJ-6wO3taZcJ:rx-online.ru/relato/10748-una-madre-le-ensena-a-su-hijo-a-desvirgar-a-su-hermana/ hago que mi cornudo marido usa mis tangas que recien me saco despues de coger con mi macho relatosvideos gay muchachoterelatos de chichimecameEl inquilino y mi esposaRelato mi hija le gusta nalgueensin arkeada no es mamadarelatos erocticos xxx como me sedujo mi sobrino preferido y me convertí en su putacuentorelatos cuñada gueritaconvensiendo ami hermano insestouna poronga hermosa relatorelatos de mi amante me acaba en la vagina para preñarme y a mi esposo le encanta.Relatos mi anciana madre tiene peludisima la cuca y se la mamorelatos desvirgadas primas por mivideos porno violadas por confiadas con faldahombres largando semen de una forma infernalrelatos descubre infidelidad por su vaginaporno mi tia buenisima es sonambularelatos en un concierto al aire libre me cojieron por el culomujeres zorras comiendo pollas y follando fuert gratis abrir nuevas ventanassu hermano lequito lovirgen en el metro relato pornovideos jovencitas hermosas cortitas en cachetitoscuentorelatos embarace a mamametiendole bruscamente la polla y lo huevos por el culo asta aserla gritarrelatos novia y una amiga me depilaron las piernas y todovideo porno movil protituta que cemade un guevo grandotemongol porno lino[email protected]una colita bien linda en tangada bien apretadita bocavajo videosverga vigiladorvideo porno cuñado y hermano en merlocache:93zNrtzWjXEJ:rx-online.ru/relato/9417-carlota-e-isabel-3/ el empezo.a lamer mis pezones luego bajo su boca a mí vagina y lo empezó a lamerrelatos de la primera vez q tuve sexola puta de mi. amiga alicia se traga mi cemen relatosnenas lindas desnudas sin corpiño y bombacha su perfilgay relatos vigilsnte bulto bigrelatos eroticos encontre ami comadre semidesnuda en su casarelatos eroticos de mamas que cogen con sus hijos para quitarles la virginidadrelatos fe madre follada delante de su hijome desvirgo en un lugar lindo confesionami loencuentro desnuda enla cama porel culo ledoi pornocon tanta calor mama viste con poca ropa xxxpornocuentos relatos viuda joven buenas tetas culo con sementalrelato madre e hija y sus sementalrelatos mi esposo me llevo a una fiesta ahhhinyecciones y vacunas en las nalgas relatosvideo porno mi suegra esta desnuda enel patio de atras mientras q el yerno linpia la piscinarelato eritico perdido por mama 8Mi hijo se mete a mi camadesnudo relatos