Gays

EL balneario de Don Beto (Erico)

Click to this video!
Tiempo estimado de lectura del relato 18 Número de visitas del relato 11.219 Valoración media del relato 10,00 (1 Val.)

RESUMEN

El cuate que se estaba cogiendo a la niña dijo que ya tenía que sacársela porque iba aventar la leche, dio un empujon para quitar al chavito que se lo estaba cojiendo a el y vimos como el chorro de leche salio disparado y fue a dar hasta la cara de la chica y fue cuando ella abrio los ojos .

El sábado pintaba para tener un día soleado y caluroso, regularmente el fin de semana me levantaba tarde,  pero a partir de este sábado  y hasta contar cuatro fines de semana tendría que trabajar. Todo esto lo pensaba  aflojerado en mi cama, acostado  solo cubierto por una delgada sabana. Y como todas las mañanas tenía una erección matutina y mi trusa lastimaba mi mástil, metí las manos bajo la sabana e intente acomodármela, luego extendí los brazos para despabilarme un poco.

--Que lio pensaba para mí… presentía que el día seria largo.

 Con los calzoncillos puestos y una toalla al hombro me dirigí al baño, dentro me quite la trusa,  completamente desnudo fui a la retrete levante la tapa y salió un chorro abundante de orina, sentía placer al descargar la vejiga, termine y la sensación de placer en mi verga seguía,  abrí la regadera y lo primero que me enjabone fue mi mástil,  cerré los ojos y empecé a masturbarme…

A  mi mente se venían muchas imágenes; entre otras,  el hermano de Kike cogiendo luego cuando le había mamado la verga a Érico  y por último el cuerpo desnudo de Kike, con  todos estos pensamientos empezó el placer en la punta de mi pene.  La venida era eminente… haaaa!! Solté un gemido y la leche fue estrellarse contra la pared, después de eso seguí con la ducha.

Justo en el desayuno llego Kike,  mi mama le ofreció comer con nosotros y acepto. Comimos lo más rápido que pudimos los huevos estrellados que nos había preparado. Mientras comíamos veía  a Kike emocionado por ir al  balneario de don Beto, yo más que emoción lo que sentía era preocupación, Kike preguntaba un montón de cosas como: ya has ido antes?.. Nos vamos a poder bañar, y más… Mi mama solo nos decía no hablen con la boca llena coman despacio y mas regaños,  nosotros solo nos veníamos con sonrisas de complicidad.

Estábamos  casi listos, solo faltaba pasar a mi cuarto por mi mochila,  ahí tenía un short y una playera extra por si se necesitaba, le pregunte a Kike si el traía sus cosas y contesto que sí.

Antes de salir Kike me dijo:

- tu que llevas?...  bañador?  O  short? :

Yo le conteste pues short, y agregue  si  vamos a trabajar no de día de campo.  Recuerda que lo que quiere Ese topo es  mano de obra gratis.

La respuesta de Kike fue  --chin por un momento pensé que era día de campo,  bajo un poco su short y me enseño un traje de baño tipo espeedo que llevaba puesto. Ver  parte de su abdomen y donde inicia el pubis  uff!! Hicieron que los malos pensamientos se vinieran a mi  mente.

Nos fuimos a la casa de Érico.

Érico  nos estaba esperando ya en la puerta de su casa, nos  comentó que el topo ya había pasado por él,  pero que se le olvido algo en su casa así que teníamos que esperar unos minutos en lo que regresaba.

Y ahí estábamos los tres sentados en la banqueta esperando al topo, los tres en silencio,  aunque Kike conmigo era muy platicador ya con Érico se callaba.

Encontré unos  hilos tirados en el piso y empecé a jugar  grysky  (hacer figuras con los dedos y los hilos)  intentaba hacer figuras con ellos y ninguna me salía, se me unió Kike y luego Érico.   En unos minutos ya se había roto el hielo y los tres intentábamos formar algo, justo en ese momento llego el topo en su camioneta.

-quien se va conmigo? Pregunto el topo;  Érico  se nos adelantó  a Kike y a mí respondiendo con un resignado yo.  Subió en la parte de adelante y a nosotros nos hizo señas de irnos en la caja de la camioneta.

Ya con la camioneta en marcha, Kike volvió a las preguntas, empezó preguntando:

-- que le pasara a Érico?

--Porque se juntara con el topo? a leguas se nota que no le cae bien.

 Yo solo respondía que no sabía, luego intente justificarlo Y  le dije a Kike que al final yo suponía que tendría más problemas   con su papa si el topo le daba la queja de que Érico  había entrado a robar en la tienda de don Beto

El balneario quedaba a unos 20 kilómetros del pueblo en carro se hacían alrededor de 15 minutos o menos. El paisaje del trayecto era bonito, Kike y yo nos pusimos de pie recargándonos sobre la caja de la cabina  y empezamos a disfrutar del aire  que nos golpeaba en la cara  además la vista era espectacular.

Al llegar al balneario, el topo nos dijo a Érico  y a mí que es lo que teníamos que hacer, pero también pregunto que si Kike venia ayudar o solo de paseo Érico  le dijo es amigo de isael ellos dos andarán juntos. Yo solo los escuchaba.

No pude pasar desapercibido la excesiva preocupación que denotaba en el rostro érico.

El topo nos dio indicaciones: Kike y yo estaríamos en la puerta cobrando y les señalaríamos a los visitantes eventualmente donde estacionarse,  y si ya no hubiera espacio les indicaríamos alguna parte donde se pudieran estacionar; por aparte  Érico  estaría con él en estanquillo vendiendo, aunque también dijo que él era el salvavidas que eventualmente se daba vueltas por el rio checando que todo estuviera bien.

Nos explicó que de entrada teníamos que checar que: todas las lianas,  resbaladeros y   trampolines estuvieran bien. El topo  también nos dijo: antes se tienen que poner su uniforme.

Fuimos con el topo a donde estaba el estanquillo saco unos aspeedos de color azul y nos los dio. Kike y yo nos quedamos con cara de sorpresa, Érico  no tanto pues supongo que el domingo anterior ya lo había usado.

Con voz tímida solo alcance a decir:

-de verdad es necesario usar estos trajes de baño?

--si contesto  el topo.

 Y  nos preguntó  que si teníamos algún problema con usarlos, yo le dije que no, pero que no estaba acostumbrado que se me hacían muy pequeños, el sonrió y dijo:

-- pónganselos y déjenselos abajo; si llega a venir mi tío se quitan el short lo que el dure por acá.

Asistimos un está bien con la cabeza nos fuimos a los vestidores y los tres y procedimos a ponérnoslos.

El vestidor era pequeño de hecho de esos vestidores individuales donde apenas cabe la banca al centro,  esto no nos importó ya que  los tres nos metimos a uno solo. Una vez dentro intentamos ponernos el speedo con la trusa puesta pero nos dimos cuenta que eran tan pequeños que la trusa salía por los lados y se veía bastante  cómico y ridículo, ambos nos quedamos viendo a nosotros mismos y unos a otros y soltamos la carcajada…

Érico  tomo la iniciativa se quitó la trusa y nos dijo:

 --Que se van a ir así?  Parecen payasos, la situación se puso un poco tensa pues aunque Kike conmigo tenía toda la confianza (y entre comillas pues Kike y yo era poco lo que habíamos compartido el desnudarnos)  pero por más tensa  que esta lo fuera Kike y yo lo seguimos y también nos quitamos la trusa y en lo que nos agachábamos los tres para bajarnos los calzones  y ponernos el speedo de nueva cuenta, nuestras nalgas desnudas rosaban unas con otras. Sentí las pieles de ambos suaves, y  muy discretamente voltie a ver sus traseros,  se veían increíbles: nalgas blancas, redondas, firmes y suaves  como las  de un bebe, pensaba no quiero tener una erección,  así que opte por seguir en lo mío,  no me  fuera a traicionar el subconsciente y tuviera una erección y aunque con Érico  ya había hecho algo alguna vez no quería que pensara que era un maricón caliente, y  en cuanto a Kike de por sí ya tenía muchas cosas que explicarle como para darle motivos para  más.

No fue mucho el tiempo que sus vergas quedaron al aire pude comparar sus colores formas y tamaño. Mientras la piel de érico era blanca rosita junto con su verga y huevos, la de Kike era aperlada apiñonada con sus huevos color canela, la verga de érico era más larga pero cabezona, mientras la de Kike era del mismo largo pero gruesa, sus pubis estaban poblados de vellos  obscuros (en ese tiempo recuerdo que la depilación o recorte no era opción)   en lo personal y por estar con mis perversiones  no ponía atención a lo que érico decía.

Salimos del vestidor con los speedos bajo el short y unas playeras de resaque blancas que también nos dio el topo y nos dijo:

 --Vengan les voy a dar un recorrido por el lugar. Aunque los tres ya lo conocíamos pues varias veces había ido a nadar ahí no es lo mismo ir de visitante que a trabajar.

El topo nos mostró todo el lugar las albercas, las corrientes del rio, los lugares de los asadores, el estacionamiento etc. etc. etc.

 Todo el tiempo dándonos instrucciones de que deberíamos de hacer ante diferentes situaciones.  Cuando terminamos el recorrido el topo nos hizo una recomendación (de nueva cuenta  extraña.)  Nos dijo:

-Si mi tío les pide que lo acompañen a ir a cualquier lado de alguna forma me lo hacen saber.

Los tres encogimos los hombros y dijimos que sí.

--Pues bueno todos a sus puestos  expreso por último el topo.

Kike y yo nos fuimos a la puerta y Érico  y el topo se quedaron en el estanquillo. Un poco preocupados por Érico  Kike y yo acordamos que cada pudiéramos iríamos al estanquillo a ver que todo estaría bien.

 Platicando Kike y yo nos preguntábamos, ¿bueno pero de que nos cuidamos? y ambos respondíamos pues no sé, pero al final Érico  también es de nuestra edad y le puede pasar algo. Supongo que los tres sabíamos exactamente de que estábamos hablando, inconscientemente los tres nos cuidábamos de que el topo no nos fuera a maltratar, físicamente o en su efecto intentar lastimarnos no se tocarnos o algo cualquier cosa que fuere. Pero no lo decíamos abiertamente.

Empezó la jornada y a llegar la gente Kike y yo no parábamos de platicar, y como estábamos debajo de una palapa el sol no nos molestaba, siempre a lo lejos veíamos a Érico  atendiendo el estanquillo y él también nos saludábamos con las manos y a veces nos hacíamos señales.

El topo andaba para arriba y para, bajo entregando inflables o  reparando cosas, pasado al medio día el topo fue a la entrada y nos dijo que el dinero de las entradas lo teníamos que poner en unas bolsas que él nos había dado,  que si sentíamos que ya fuera mucho se lo diéramos a Érico.

También nos dijo pueden tomar el refresco que quieran y comer lo que quieran del estanquillo. Nosotros le dijimos que estaba bien, luego dijo:

--Oigan, tengo que poner una liana en el rio quien me acompaña, Kike  y yo no supimos que hacer puedo decir que hasta sentimos miedo, el topo con un poco cara de sorpresa nos preguntó:

--¿Que pasa? Solo es poner una cuerda quien de los dos me ayuda?

Me adelante a Kike y le dije que yo iba con él, empezamos avanzar, y Érico  nos alcanzó y pregunto:

 --¿A dónde van?

El topo se volvió a sorprender y dijo vamos a poner una liana, isael me va ayudar. Érico  firme me dijo isael vete al estanquillo yo voy con él. El topo molesto le dijo que te pasa aquí el jefe soy yo;  isael se va conmigo tu vuelve al estanquillo, para no hacer el problema más grande le hice señas a Érico  de que no pasaba nada que yo iba con él.

No muy conforme Érico  volvió al estanquillo,  el topo me dijo espera aquí voy a la camioneta por los lazos. Ya cuando andábamos haciendo los arreglos el topo me preguntaba que porque le teníamos miedo, yo tímido le dije que no era miedo, que lo que pasaba es que no lo conocíamos y no teníamos mucha confianza. El solo dijo les aseguro que yo no soy su enemigo.

Olvidamos un poco el tema porque empezamos a instalar la liana el topo me mostraba como se hacían los nudos en que ángulo se tenía que poner el lazo para que tuviera buen vuelo, y me explicaba un montón de cosas todas muy interesantes.

Cuando terminamos el topo me dijo:

--¿Te quieres tirar?

La verdad ganas no me faltaban pero ya teníamos tiempillo ahí y suponía que Érico  y Kike estarían preocupados por mí,  argumente que ya tenía hambre que mejor nos fuéramos, cuando íbamos a llegar al  el topo me dijo saca  unos refrescos y me dijo no vayas a comer  chucherías ahorita les traigo de comer y agrego:

--Oíste Érico tu tampoco vayas a comer,  y luego me dijo a mi, llévale a Kike y se fue.

Érico  se acercó a mí y me pregunto:

--¿Todo bien?

 Le dije que sí, y también le pregunte:

--¿Tu como estas? 

--De lujo,  vender no es complicado, volvió a preguntar que nosotros que hacíamos le conteste que bien que a Kike y a mí la plática no se nos acababa nunca.

Fui a donde Kike le lleve refrescos también me dijo que ya tenía  hambre le mencione que el topo había dicho que nos llevaría de comer, y Pasados unos minutos el topo llego con un plato grande de carne asada y otras cosas uff de lujo!! Comimos hasta hartarnos.

Ya cayendo la tarde por ahí de las 5 pm,  el topó fue a donde estábamos y dijo que a partir de esa hora  ya no se cobraba porque  ya no llegaba gente nos dijo que ahora teníamos que empezar a recoger basura y cosas que la gente dejara regadas nos explicó que las cámaras  y chalecos, salvavidas se llevaban al estanquillo.

Yo y Kike lo empezamos hacer y el empezó a cerrar unas especies de llaves y enrollar los lazos de las lianas en los árboles.

A la  gente que estaba en las albercas el topo les decía ya casi nos íbamos  ahí me entere que el balneario se cerraba a las 6.

Poco a poco el balneario se iba quedando solo. Nosotros Kike y yo seguíamos recorriéndolo buscando basura o cosas de las que rentaba el balneario. Hubo algo que Llamo nuestra atención de entre unas yerbas salían gemidos en un principio pensamos que alguien estaba llorando pero cuando nos fijamos bien entre las ramas lo que vimos nos dejó con la boca abierta.

Eran  tres chavitos muy jóvenes dos niños  y una niña,  estaban en plena acción. La niña estaba boca arriba abierta de piernas con uno de los dos cogiéndosela en posición del misionero y el tercero estaba de rodillas intentando meter su verguita  (por un momento pensamos que también se la quería meter a la niña pero no) lo que él quería era metérsela por el culo a su compañero y era este el que gemía con un poco de dolor.

Kike y yo teníamos  los ojos abiertos como platos duramos varios minutos viéndolos hasta que el cuate  que se estaba cogiendo a la niña dijo que ya tenía que sacársela porque iba aventar la leche, dio un empujón para quitar al chavito que se lo estaba cogiendo a él y vimos como el chorro de leche salió disparado y fue a dar hasta la cara de la chica y fue cuando ella abrió los ojos.

Nos sentimos descubiertos. Reaccionamos y nos fuimos corriendo, ya  en lugar seguro paramos y todavía con poco aliento por la carrera, le pregunte a Kike:

-Cómo vez? Kike me respondió están bien chavitos para hacer eso.. Pude ver que tenía la marca de un buen bulto bajo su short medio se dio cuenta que baje la mirada, y un poco  cortado se retiró de donde estábamos dijo que iba a orinar cuando regreso ya no quise insistir y ya no comentamos el tema.

Cuando terminamos de recoger todo,  ya casi no  había  gente,  ya estábamos los tres en el estanquillo platicando con Érico.

Por ese tiempo llego una camioneta,  era el tío del topo “don Beto” se acercó a nosotros y de forma amable  (de hecho me confundí un poco ya no supe si fue amable o muy cariñoso o de plano muy interesado en nosotros por la forma en que nos veía y el tono que usaba) nos preguntó que como nos iba.

Los tres contestamos que bien. Y también dijo porque no traen el uniformes,  nos acordamos que el topo nos dijo que si lo veíamos nos teníamos que quitar el short y dejarnos los speedos,  Érico  le dijo que como ya nos íbamos,  nos acabábamos de poner el short. A don Beto le cambio el tono  con tono gruñón dijo deben quedarse con el uniforme hasta que salgan háganlo ahora.

Los tres  sorprendidos y un poco asustados íbamos a bajarnos el short y justo en ese momento  llego el topo y le dijo a don Beto:

--Tío ya déjalos así.-  Ya me los voy a  llevar a sus casas. Les dieron permiso hasta las 6 de la tarde,  y ya van tarde.

Don Beto dijo:

--Haber uno de ustedes que se quede aquí conmigo necesito darle de comer a unos caballos,  yo lo llevo a su casa. Y aparte al que se quede le daré una propina.

El topo volvió a intervenir y dijo:

 --Tío eso no es posible tengo que llevarlos si quiere yo le doy de comer a los caballos más tarde.

Re-fun-fuñando  don Beto dijo anda váyanse no es necesario yo lo hago.

Serio el topo nos indicó que nos subiéramos  a la camioneta, nosotros estábamos callados y ahora si  asustados por la actitud del topo hacia don Beto  pues aunque no enojado si se veía firme, de hecho llegamos a sentir como si él nos protegiera de don Beto.

Nos fuimos a la camioneta y al poco rato llego el topo,  los tres estábamos en la caja de la camioneta  el topo saco un dinero de su bolsa y nos lo dio y  dijo:

- Repártanse este dinero entre los tres.

WOW!! Hicimos algarabía los tres y el topo sonrió y se subió a la camioneta y empezó el camino.

La tarde estaba cayendo. El sol empezaba esconderse tras la lejanía de las montañas, de nueva cuenta pero ahora los tres nos pusimos al frente recargados en la cabina de la troca,  el viento nos daba en la cara y hacia volar nuestras cabelleras, también jugábamos con el viento abríamos la boca nos reíamos de como el aire nos jalaba los labios también hacíamos muecas.

Los tres coincidíamos que no nos había ido tal mal, hasta llegamos a comentar que deberíamos decirle al topo que lo seguiríamos ayudando aun y después de que pasara el mes, cuando lo mencionamos  Érico dijo que no.  Que solo deberíamos de cumplir lo pactado,  porque aunque había sido un buen día,  el no dejaba de pensar  en lo  que varios le habían dicho que se cuidara del topo, y agrego acuérdense tenemos que cuidarnos y no debemos de ser confiados.

Kike y yo solo nos vimos y nos quedamos pensando un poco, aunque yo la verdad decidí quedarme callado para disfrutar más del atardecer y es que aparte ese tramo de carretera con montañas a los lados y el aire tibio golpeando mi cara era bastante inspirador y tranquilizante. Esto duro poco, supongo que fue el momento pero sin darme cuenta tenía mi mano sobre la mano de Kike y este me miraba extrañado y sin saber qué hacer, cuando me di cuenta la quite rápidamente y baje mi miraba apenado.

Llegamos al pueblo el topo dijo que si queríamos nos llevaría hasta nuestras casas y Érico  dijo que no que nos dejara en la plaza; De ahí nos iríamos y así fue.

Despidiéndose el  topo dijo  paso por ustedes mañana a la misma hora.

Érico dijo picho las nieves ¿quién quiere?,  todos contestamos que sí y nos fuimos a la nevería, empezamos a platicar de todo,  Kike ya no le tenía tanto recelo a Érico y Érico  se soltó más con Kike.

Camino a nuestras casas nos dimos cuenta que nos habíamos traído los speedos de uniforme que nos había dado el topo. Érico  dijo pues no importa ellos tienen más y aparte mañana también los vamos a usar.

Ese día llegue a mi casa rendido después de todo cambiar la rutina siempre te cansa. Al llegar salude a mi mama, le platique algunas cosas y le presumí: -soy todo un trabajador y le enseñe el dinero que me había pagado el topo ella solo aconsejo dale buen uso a ese dinero.

Ya en mi cuarto me desnude para meterme a bañar solo quede en el speedo azul del uniforme,   Kike se brincó la barda y también llego a mi cuarto  me vio acostado en la cama entro, y me dice:

- Y tú ahora que no te vas a bañar le dije que sí, pero que estaba descansando un poco él se acercó a la cama y me dijo me das chance,  mi respuesta fue si, el agrego  también vengo a bañarme ya sabes en mi casa todos van a usar el baño.

No hay problema,  fue de nuevo mi respuesta, empezó a quitarse  la ropa y también quedo en el speedo azul del uniforme,  levante la vista para verlo y le dije:

-- Tu también lo traes sonrió y dijo sí. Nos quedamos los dos tendidos en la cama por 20 minutos con los ojos cerrados.

Llego un  momento que pensé que Kike se había dormido, volví a levantar la cabeza y puede ver que  tenía el paquete medio abultado me quede observándolo, supongo sintió mí miraba abrió un ojo y medio en broma me pregunto:

--Qué?..  Te gusto?

La verdad era que si me gustaba observar a Kike y en ese momento en particular se veía mucho más  apetecible pues el sol que había tomado durante el día, le  había hecho que su piel aperlada ahora estuviera más tostada y era realmente sexi ver la marca del short en sus piernas  y lo dicho sin lentes el rostro de Kike era de un adonis.

Seguimos acostados,  y paso algo que me gusto. Porque Kike extendió su mano y la puso sobre la mía  y pasado unos minutos la apretó  y nos quedamos así por un rato, esto también me puso nervioso pero lo dicho me gustaba. Así nos quedamos por un buen rato.

Escuchamos el grito de mama diciendo:

- isael ¿estás ahí? llego Érico  por instinto  nos soltamos y me apure en contestar a mi mama.

-Acá estamos…  Llego Érico  y dijo y ahora ustedes que hacen ya les gusto el uniforme del molino (así se llamaba el balneario). Kike y yo nos reímos y le dijimos nos íbamos a bañar y nos dio hueva, pero que estábamos a punto de darnos una ducha  y  luego ambos le preguntamos  al unísono:

-- Y  ¿tú qué haces aquí?

Érico  dijo me mandaron a un mandado y solo pase para darte las gracias isael y agrego bueno a ti también Kike los veo mañana. Tenía la impresión que Érico quería decirme algo pero por alguna razón no lo hacía, pero luego pensaba que eran suposiciones mías.  Érico  se fue y Kike y yo nos metimos a bañar aunque entramos juntos al baño, cada uno espero su turno para usar la regadera. Mientras hacíamos esto platicamos de varias cosas, de los partidos de futbol, de los exámenes y de repente nos acordábamos de uno que otro amigo.

En un momento a Kike se le empezó a parar la verga, disimule pero deseaba que Kike me dijera que nos masturbáramos (no fue así) Kike en lugar de esto apenado apuro su baño  se enjuago y se envolvió en la toalla. Se secó rápidamente y muy apurado se despidió y me dijo te veo mañana.

No quedo más que hacerme una puñeta baja la regadera para calmar mi calentura producto de toda la carne que había visto durante el día.

Ya en mi cama, muchas cosas me daban vueltas, que me querría decir Érico? Será que me lo estoy imaginando, luego me decía a lo mejor  lo que quiere es coger, y luego pensaba en Kike, venían sonrisas a mis labios solo de acordarme como nuestras manos estaban una sobre la otra y seguía pensado que pensara Kike respecto de nosotros. Y por último el topo no era tan pesado como yo me lo había imaginado. Mientras pensaba en esto también el rostro ambiguo de don Beto se me vino a la mente y me dio un escalofrió finalmente me quede dormido.

 

Comparte este relato


Esta obra está bajo una .
5780
Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios. Información. Si sigues navegando, entendemos que las aceptas. Aceptar

Online porn video at mobile phone


videos porno rumbo a mi hermana borracha le quité la virginidadinfiel con el amigoporno me cogi a mi papa frente a mama y le pegue por interumpirsenti los pliegues anales de mama relatome gusta ser la puta de mi papa relatosRelatos mi esposa esta amamantando y deja que mi hijo grande le mame los pehos xxxIncesto relatos mi hermana la bella y yo la bestiaRelato mi sobrino menor de kise año me rompi el culorelatos mi hija y yo dormimos juntasa mi perra legusta que la masturverelatos de infiel de mamarelatos sobando las chichis a madurasmujeres zorras comiendo pollas y follando fuert gratis abrir nuevas ventanasconfesiones mi esposo melo pidiorelatos eroticos el masajista nancy en la oficinacuentorelatos niñas consentidosin quere me vide adentro de su bajina de mi tia pornomi madre esta tremendamente rica relatosrelatos de la primera vez q tuve sexorelatos mi esposa infieltuve sexo con mi hermanita argentina relatosEn el Sauna con mi hermana relatomadre tiene orgasmos a chorros en la boca de su hijo y hijarelatos eroticos voluptoso cuerpo de mama 6Incesto relatos mi hermana la bella y yo la bestiaRelatos filial cogiendo a mi hermana despues de seducirlaPorno de Irene fernandezallinurl: online Uno parterelatos eroticos casada decente me culean hebriaquiero follar a mi amiga violeta es mayor relatorelatos de lesbianas torpesMi tia relato[email protected]RELATOS DE BUENAS MAMDAS DE CUCAhombre sementales con putitasmasajes suabes ala verga de mi abulo xvideo.comrelatos mi culo calienta a mi hijo cuando me pongo mallones y se masturbahay foto que las mujere estan con el culo parado bien nalgona veterana en cuatro largando leche le encanta que le acaben en el orto la puta la desvirgan golpe hasta el fondoEscucho gemidos en la noche de la habitacion de mi hija relatoPorno de Irene fernandezrelatosxxx mi nena de 12en la pieza con amigas putitasmanoseo a mi mamá buenonarelatos gays con chiquillos en semaforoscon el empleado de mi marido relatola mejor pagina de relatos lèsbicosla fiesta que fui sin mi marido narracionestener relaciones sexuales anales en las mujeres pueden inflamar el intestinorelatos de sexo, mi cuñada con chor cortito en la casaporno reino señorita con el coño bajando un penemi hermana menor se masturva con sus dedos asta corrercevideos de mujeres penetradas con sus vajinas muy cerradas o agotadasRELATO DE MESERA JOVENCITArelatos el pollon d mi hijo fotosrelato me violaron y me gustocache:0K80M3B249sJ:rx-online.ru/relato/5185-fantasia-cumplida/ relatos padres cornudos humillados por su mujer e hijamadrasta masturbamdo al yerno relatoRelatos incestos eroticos eljueguito de mihija y termine follandola por su culitoRelato mi primo me desvirgo por el chochoinfiel con el amigohistoria erotica le exprimi las tetas llenas de leche a mi hijastrarelatos eroticos de maduras ninfomanas pidiendo polla por el culokoslovm72 relatosLeer relatos erouticos de porno sexy real nuevole chupa el culo a la hija del jefesin arkeada no es mamadaRelatos xxx de esposas mexiccanasconfesiones de fetichistas de las tangascometela hasta el fondoRELATOS PEGANDOLE LA VERGA AMI HHJA EN EL CAMION RELATOSrelatos eroticos 04/04/2017relatos de como hacer que mi esposa pruebe otra vergafollando con culturista relatole comi el culo a mi cuñada relato r xme violo al vecinome violo al vecinodeseo incontrolable por mi hermana video pornomi esposo y mi cuñado me sedujeron relato calienteporno mi tia buenisima es sonambulamujeres zorras comiendo pollas y follando fuert gratis abrir nuevas ventanasrelato vendi a mi mama para que la cojieran