Infidelidad - Fantasías Eróticas

La hermana de mi esposa y yo (2)

Click to this video!
Tiempo estimado de lectura del relato 14 Número de visitas del relato 36.126 Valoración media del relato 9,57 (37 Val.)

RESUMEN

Esta es la continuación del primer relato que subí, si no lo has leído, léelo, te va a encantar

Aun no podía creerlo... pasaban los días y yo sin tener noticias de Karina, no quise ser molesto mandándole mensajes, porque la podía meter en un problema con su esposo ya que trabajan juntos, me ponía tensó pensar que tuviera cargos de conciencia y le contara a alguien lo que sucedió, tocaba el tema discretamente con mi esposa para saber cualquier cosa...

-Y cómo está tu mamá? Y tu hermana?

Itzel me decía:

- No sé, tenemos tiempo que no hablamos.

Estaba ansioso.

Llegó el fin de semana y mi esposa iba a asistir a la boda de su prima, me había invitado desde dos semanas antes y yo le había dicho que tenía que trabajar.

Entonces pensé que posiblemente Karina asistiría, cambie de opinión.

-Amor, sabes, me siento algo cansado de trabajar yo creo que mejor si te acompaño a la boda para desestresarme.

Itzel me respondió - No pues sólo tengo un boleto, como me habías dicho que no, le pase tu boleto a mi mamá para que invitará a su amiga.

Tuvimos una fuerte discusión, me sentí frustrado, la boda no me importaba para nada, quería ver a mi cuñada...

Me deprimí bastante, me fui a un bar a tomar yo sólo, con toda esa decepción y enojo que sentía me había tomado ya media botella de tequila como a eso de las 11 PM recibí un mensaje de WhatsApp...

Era Karina!

Hola, dónde estás? No te veo por ningún lado

Le respondí - En un bar, gustas?

Karina: pensé que ibas a estar en la boda, tenía muchas ganas de verte.

- No me invitaron

Karina: Cómo qué no?

-Tu hermana regalo mi boleto

Karina: Cómo crees? Bueno, pues yo tengo un boleto de sobra, Alfredo (su esposo) no vino.

Entonces tuve la idea de que le preguntara por mi a mi esposa y que sugiriera darle ese boleto para poder ir sin que sospecharan nada...

Así fue y mi esposa me llamó al poco tiempo para preguntarme si aún quería ir.

Dije que sí y fui a la boda...

Ya en el lugar, no sé si fui muy obvio pero me quedé con la boca abierta al ver a mi cuñada, se fue arreglada de una manera tan sexy y elegante al mismo tiempo...

Su cabello más abajo de los hombros, suelto y lacio, maquillaje discreto, llevaba puesto un vestido oscuro que brillaba con las luces del lugar tenía una gargantilla del mismo vestido y los hombros descubiertos, estaba muy pegado, le remarcaba su hermosa cintura y sus nalgas levantaban la falda del vestido que le llegaba a media pierna, ¡sus piernas! Moldeadas perfectas y cubiertas con unas pantimedias oscuras que tanto me gustan, sus pequeños y delicados pies tenían unos tacones negros altos, cerrados... no era nada vulgar, pero aun así estoy seguro que ningún hombre en el lugar pudo resistirse de voltear a verla, hasta pude notar que a algunos de sus tíos y primos se quedaban con la boca abierta cuándo pasaba cerca de ellos.

Llegué, saludé y me senté a un lado de mi esposa (derecha) y a un lado de mi cuñada (izquierda) quedé en medio de las dos...

Transcurría la noche y platicábamos los tres, ya estábamos medio entrados en el vino, en ratos mi cuñada me acariciaba por debajo de la mesa la pierna que quedaba de su lado...

Me ponía nervioso pero me excitaba demasiado, luego en un momento mi esposa comenzó a hacer lo mismo de su lado...

Me daba miedo y al mismo tiempo me la ponía durísima imaginar que en algún momento las manos de mi esposa y de mi cuñada se encontrarán en mi verga.

En ratos le agarraba las piernas a mi esposa y cuando no me estaba viendo le agarraba las piernas a su hermana... Los 3 estábamos ya excitados, pero sólo yo estaba consciente de eso.

Después de un rato nos fuimos a la pista a bailar mi esposa y yo.

No perdía de vista a mi cuñada, desde lejos la note triste y sentía pena de que me viera con mi esposa, entonces fui al baño a orinar, me lave las manos y me quedé un rato viéndome al espejo mientras pensaba en qué hacer; No se me ocurrió nada.

Regrese a la pista de baile y me encontré con que mi esposa y mi cuñada bailaban juntas, fui con ellas, bailábamos música tropical los tres formando un círculo (o triángulo, mejor dicho), pasó un rato, se nos empezó a unir más gente y mejor me fui a sentar.

Mi esposa se quedó con sus primas bailando y al poco rato su hermana regreso a la mesa conmigo y comenzamos a platicar.

Karina: Por qué no me hablaste en toda la semana?

Le respondí

- No quería meterte en problemas con tu esposo

Karina: Problemas? Por qué problemas?

-No sé, si llegara a revisar tu celular.

Karina: No lo revisa, enserio.

- Aparte, pensé que tal vez te habías arrepentido de mi.

Karina: Tú te arrepientes?

-Para nada. Le respondí - Estuve imaginando tus besos toda la semana y recordando lo ocurrido, no me arrepiento de nada.

Karina: Yo tampoco, quería volver a verte ya.

Nos miramos a los ojos con la sinceridad del corazón reflejada en ellos, teníamos tantas ganas de besarnos, pero había mucha gente que nos podía ver en ese momento y no lo hicimos.

Llegó una de sus tías a platicar con nosotros, fingí ganas de orinar y me fui de ahí.

Estuve fumándome un cigarro mientras caminaba por el lugar del evento, era un lugar con un terreno muy grande, afuera del salón había un lago artificial en medio, los baños estaban atravesando el lago por un puente...

Me quedé a mitad del puente fumando y tomando un charro negro (tequila con coca y hielo) mientras pensaba en mi cuñada y en lo bien que se veía esa noche, después de un rato vi que paso hacia el baño, ella no me vio porque yo estaba recargado en el pasamanos del puente, dando la espalda hacia donde ella venía.

Espere a que entrara al baño y caminé hacia allá, me quedé esperando afuera un rato hasta que salió, se acercó a mí, me dijo "te estaba buscando" antes de que terminara de decirlo la tome por la cintura, la acerque a mi cuerpo y nos dimos un beso tan delicioso que duró unos diez segundos y nos detuvimos porque escuchamos pasos que se acercaban, era una de sus primas, el beso me había provocado una fuerte erección y con el pantalón formal se hacía más notoria.

Nos pusimos nerviosos al pensar que nos había visto, pero cuando se acercó nos dimos cuenta que casi se caía de lo borracha que estaba, llego nos saludó, se me quedo viendo a la zona de la cremallera con morbo, me sonrió mientras se humedeció los labios y se fue al baño.

En eso empezó a llegar más gente a la zona de los baños, por lo cual no hicimos nada, nos regresamos al salón y seguimos tomando junto con mi esposa;

Ella no sospechó nada.

Después de un rato, mi cuñada nos dijo a los dos que si queríamos ir a seguir platicando y tomando a su casa que su esposo no iba a llegar y que nos podíamos quedar a dormir mi esposa en el cuarto de sus hijas, con su mamá (mi suegra) y yo en la sala...

Yo dije que sí, mi esposa no estaba muy segura de querer ir.

La convencí y le dije que se fuera con mi cuñada (para que no cambiará de opinión en el camino)

Llegamos a la casa y estuvimos escuchando música, Sabina, Chavela Vargas, Serrat...resultó que los gustos musicales de mi cuñada y los míos eran muy parecidos, ella y yo éramos los que platicábamos, mi esposa solo bostezaba de sueño.

En un momento que mi cuñada fue por limones al refrigerador que le quedaba de espaldas a dónde estaba sentada mi esposa y de frente a mi, se agachó y se levantó la falda del vestido a propósito, para mostrarme su hermoso culo cubierto únicamente por una tanga de color gris oscuro, como diciéndome "esto es lo que te vas a cenar el día de hoy."

Mi sangre estaba hirviendo, no podía evitar los nervios y la ansiedad, para no verme muy obvio decidí salirme a fumar a la cochera.

Después de una larga espera y cuando volví a entrar a la casa mi esposa decidió que ya iría a dormirse, supongo que no desconfío de nosotros

(-Su esposo y su hermana, qué podría pasar?)

Esperamos a que se apagaran las luces viéndonos a las caras con ansiedad... Por fin sucedió.

Mi cuñada se me montó encima, yo estaba sentado en el sillón individual, nos comenzamos a besar de un modo tan excitante que mi verga se puso dura al instante, con mis manos le acariciaba sus nalgas, el vestido quedó levantado, mi verga durísima aún adentro del pantalón le rosaba su vagina por encima de la tanga y quedaba sujetada entre sus nalgas.

Cualquier ruido nos alertaba, era incómodo porque sabíamos que en cualquier momento podrían salir del cuarto mi esposa o su mamá y si nos metíamos a alguno de los cuartos sería lo mismo, si salían y no nos veían en la sala...

Le sugerí que nos fuéramos a un motel, pero, sería lo mismo, qué pasaría si salían y no nos veían?

Nos empezamos a desanimar los dos, "tan cerca y tan lejos."

Me dijo, mejor después, nos pueden descubrir... Tenía razón.

Se despidió de mi de una manera muy seca, con un simple buenas noches y se fue a su recámara, sin darme ni un último beso.

Me sentí hecho pedazos...

Todo me daba vueltas, sentí la cruda moral y el remordimiento, no quería saber nada de mí, estaba avergonzado, imaginando que en algún momento arrepentida le contaría las cosas a mi mujer.

Ya había pasado un rato, estaba acostado en boxers en el sofá grande, me dolían los testículos, había guardado leche durante toda esa semana para esa ocasión; comencé a masturbarme pero sin resultados, la preocupación había eclipsado a mi excitación.

En el silencio de la noche escuche ligeramente el rechinar de una puerta y unos pasos silenciosos caminando hacia mi, fingí estar dormido...

-Olvide ofrecerte una cobija

¡Era la voz de Karina!

Abrí los ojos y estaba totalmente cubierta con un edredón, se acostó encima de mi tapándome por completo junto con ella y ¡Por fin! sentí su cuerpo semi desnudo por primera vez...

Me comenzó a besar con sus húmedos labios, yo acariciaba su espalda con mis manos, eso la excitó bastante, tanto que se estremeció en mis brazos, su piel se sentía tan delicada, podía sentir como se iba erizando por donde pasaban mis dedos, fui bajando lentamente hasta sus nalgas, las sentí completamente con mis manos abiertas, volví a subir y me detuve en el seguro de su brasier, lo quite, se levantó y delicadamente deslizó por sus brazos ese brasier, dejando al descubierto sus pechos tan hermosos con sus pezones pequeños y completamente endurecidos por la excitación, comencé a besarla y chupar desde el centro de su pecho pasando por su seno izquierdo hasta llegar a su pezón, el cuál succione delicadamente con mis labios mientras acariciaba con mi lengua, hice lo mismo del lado derecho, así durante unos minutos...

Totalmente extasiada y encima de mi, con una mano me saco la verga del bóxer, con la otra se recorrió un poco su tanguita y acomodo la punta de mi pene en la entrada de su vagina...

Mi verga estaba durísima y su vagina completamente mojada, la metí despacito, pero hasta donde topo en su vagina tan apretada, soltó un gemido de placer apretando sus labios para no gritar...

Fue una de las sensaciones más deliciosas de toda mi vida, apreté sus nalgas fuertemente con mis manos y me detuve temblando, sentí que me iba a venir en ese momento, hice un gran esfuerzo para no hacerlo de hecho.

Ya que me calmé empecé a moverla de "adelante para atrás" lentamente sujetándola de las nalgas mientras nos besábamos, ella empezó a hacer un movimiento de cadera muy rápido, los dos tuvimos un orgasmo (no me vine) después de un rato cambiamos de lugar ella abajo y yo arriba, puso sus rodillas en el pecho dejando al descubierto su deliciosa vagina totalmente depilada, la verga se me puso como de burro, la penetre con vigor y la estuve embistiendo con fuerza, hasta provocarle un gran orgasmo, no pudo aguantar y pego un gemido fuerte de placer...

Le tape con una mano la boca, me puse un tanto nervioso al pensar que alguien podía despertarse y me quedé inmóvil un momento, ella estaba temblando aún siente do el orgasmo, me había mojado toda el área del ombligo, me abrazó con sus piernas y me jalo fuertemente a ella pidiéndome que no me detuviera, con sus manos me apretaba las nalgas, no parábamos de besarnos, mi verga comenzó a hincharse y ponerse durísima, sabía que estaba a punto de aventar un abundante chorro de semen caliente, pero me calmé para no eyacularla adentro pues estábamos cogiendo sin condón...

Me salí de su vagina, me quedé sentado en el sillón apretándome la verga muy fuerte con la mano para no venirme. Me preguntó

Karina: Qué pasa?

- Estaba a punto de eyacularte adentro.

Karina: Y por qué no lo hiciste?

- No sé, podrías embarazarte

Me respondió en un tono berrinchudo y muy sexoso

Karina: Pero me habías prometido que todo eso era mío...

Me excitó tanto que sin pensarlo la levanté y la coloque encima de mí, yo seguía sentado, empezó a moverse de arriba hacia abajo mientras yo la tenía sujetada por la cintura, cuando de repente empezó a darse unos sentones más fuertes y pausados, soltó un gemido que calle con un beso, le apreté las nalgas con mis manos, la repegue lo más que pude a mi, mi verga se volvió a hinchar y ponerse durísima, sentí el hormigueo en los testículos seguido de eso avente un gran chorro de semen caliente adentro de su vagina, acompañado de más chorros no tan abundantes como el primero pero reservados exclusivamente para ella, los dos quisimos gritar del placer, nos quedamos abrazados en esa posición por un rato mientras aún sentíamos el orgasmo.

Nos empezamos a quedar dormidos, me dijo que nos fuéramos a su cuarto, así lo hicimos.

Cuándo se levantó, le salió de su vagina una abundante cantidad de mi semen que cayó en mi verga y mis testículos, manchando también el sillón, no le tomo importancia, me sujeto de la mano y me guío hasta su habitación... ya en su habitación me empujó a la cama y comenzó a limpiarme todo el semen con su lengua, devorándolo.

Mi pene se volvió a poner duro y volvió a montarse, cogimos en esa posición casi todo el resto de la noche, hasta que volví a venirme adentro.

Ya en ese punto nos quedamos dormidos, ella encima de mi.

Pasó un rato y me desperté de golpe, recordé que mi esposa y mi suegra dormían en la otra habitación, la dejé acostada y me regresé a dormir al sillón, ya más tranquilo y completamente seco.

Por la mañana me despertó el ruido en la calle, me quedé sentado un rato en el sillón, no podía creerlo...

De repente escuche la voz de mi esposa y de su mamá, ya se habían despertado, vi el brasier y la tanga de mi cuñada tirados en el sillón, sin pensarlo los avente detrás del sillón.

Salieron de la habitación, platique un rato con mi esposa, mi suegra le hablo a mi cuñada, decidimos ir a comprar el desayuno, mi esposa y yo íbamos en mi carro, mi suegra y mi cuñada iban en el de mi cuñada, en el camino me dijo que ella y su mamá se habían tomado unas pastillas para dormir y que durmieron de maravilla, me preguntó que cuánto tiempo más nos habíamos quedado en la sala, le dije que no mucho, que ya también teníamos sueño.

No sospechó en lo absoluto.

En el lugar, todo fluyó con normalidad, mi cuñada y yo casi no platicamos, mi esposa dijo...

Itzel: Por fin! Ayer no paraban de platicar entre ustedes.

Mi cuñada y yo soltamos una breve risa y cambiamos el tema.

Terminamos de desayunar, nos despedimos y mi cuñada sonriéndome se despidió diciendo:

-"la siguiente es en su casa"

Mi esposa replicó con un. "Cuándo gustes"

Y ya cada quien se fue por su lado.

Duramos meses sin volver a hablar y sin volver a vernos.

Comparte este relato


Esta obra está bajo una .
Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios. Información. Si sigues navegando, entendemos que las aceptas. Aceptar

Online porn video at mobile phone


confesiones de fetichistas de las tangasrelato erotico mis musculosos cuernosrelatos hijo cogeme tratame como a una putaSin duda alguna me arrepiento de lo sucedido. A consecuencia de ello he sufrido castigos tanto físicos como morales. Pero cuando recuerdo con detalle ese momento, no puedo evitar tocarme. Mi nombre es Nancy McAllister. Tengo 28 años y vivo en Denver. Hace mas de cuatro años que estoy casada con ancianas desnudas en cuclillas de espaldas fotos pornoduermo con mi sobrinito relatosrelato me dieron verga entre 5 viejosChaparra caliente empinada relatosfollar con viuda en un balnearioporno hombres poniendo la punta del pene en clítorisrelatos mi sobrino me bombea el culoRelatos fantasiosos Mis papas follan en mi nombreIncesto relatos mi hermana la bella y yo la bestiacosas de sexo para hacer babear mi clitorisme corro en el coño de mi prima cuando follamos en el campingrelato mi segundo relato de mi esposa mojigatafondos+de+pantalla+para+mujer+majaderosRelatos xxx de esposas mexiccanasrelatos erocticos xxx como me sedujo mi sobrino preferido y me convertí en su putarelatos c cuñada gritonaallinurl: online Uno parteenculada en pantimedias relatosaprietame fuerte las tetas relato eroticorelatos ay papi que rico es follarrelato porno don facundo2de 2padre ayudando a hija a rasurarse la vajinacuentorelatos cuñadorelatos eroticos el voluptuoso cuerpo de mamarelatos padres cornudos humillados por su mujer e hijarelatos me follan en 4 patas en la mesaCuñada en calzoncitos relatosLa puse a mamar en la farmacia relatos travestisxxrelatos mi esposo y mia m  relatos papa estas borracho no soy mama soy tu hija no me metas la verga que soy tu hijaLa puta de diana relatostransexuales corriendose pajeados por otrosrelatos eroticos no consentidos pag 152relatosporno el precio de ser modelomi ermana y su amiga conigo xxxrelatospornohonbre pijon apenagolfo relatosayudando a mama enyesada pornollorando la desvirgada anal relatoslas madres mas exQuisitas incestoIncesto relatos mi hermana la bella y yo la bestiarelato erotico aplastado pesombar coneja relatos pornoshttp://rx-online.ru/relato/10385-la-llamada-de-clara-3-primera-parte/&relato panochas abultadas de madurasrelato le pido ami papa dame duro rico cojemeLa puta de diana relatoszorras.com maduras ase un roto en la pared para mirar como se follan a su hijaLos mejores pornorelatos xxx escritos de las chicas mas calientesBart corriendose dentro del chochito de marge simpson www.chiqito gay peqeño relatoestando sola mi amiga me visita en la picina desnuda me gusta mirarlarelato anal primerizas cincuentonasasi hijo llename el culo con tu semencojeme en la cabañarelatos quiero comprar un sujetadormi chapero gaycuando los hetero bromean cogiendo se los penesrelatos mirando como cogen a mamámuchacho ase porno en la cama un short azul y su mama se cuesta en la cama con su hijo. en la nocheporno relato nenita 09 papa toca polla culosexo el cuelo y mujer y mujer en penerelatos erocticos xxx como me sedujo mi sobrino preferido y me convertí en su putadilata el culo de la abuelarelato de sexo con madura sudada en el gymmi marido me pide que caliente a los albañiles relatosrelajando a mamá terminamos follandovideo porno sin ningún problema de vagina grande que se pueda ver sin ningún inconvenientePor que se nos nota tanto la polla cuando llevamos slipsrelatos la santurrona culonacabalgando desnuda hija de calígulacogi con mi cuñado relatorelatos lo perdi por infiel