Hetero: General

Sexo a orillas del mar

Click to this video!
Tiempo estimado de lectura del relato 5 Número de visitas del relato 24.962 Valoración media del relato 9,42 (12 Val.)

RESUMEN

Entonces fue mi turno; le dije que se tendiera en la toalla boca arriba, y la recorrí con mi lengua de arriba a abajo, con deleite, saboreándola, dándole suaves bocaditos aquí y allí...

Se sentó encima de mi rodeándome con sus piernas. Al momento pudo notar a través de la ropa mi miembro completamente erecto y empezó a frotarse con él mientras me besaba y acariciaba mi pelo. La había conocido a mediodía mientras paseaba por la playa, la playa de la Renega en Oropesa, a orillas del Mar Mediterráneo. Una cosa había llevado a otra y entre risas y miradas de complicidad nos habíamos acomodado en el recoveco que ofrecía una de las numerosas calas, una especie de cueva, para amarnos lejos de miradas indiscretas; esta cueva era espaciosa, lo suficiente para estar de pie en ella sin ningún problema, y de unos tres metros de profundidad. Yo también podía notar el enorme calor que desprendía su sexo, aun a través de la ropa.

Allí, con el calorcillo de aquella tarde de mayo, el hermoso sonido de las olas al llegar a la playa y aquella chica amándome sin culpa y con sincera entrega, me convertí en un hombre feliz, en el hombre más feliz del mundo, convencido de que un hombre y una mujer podían encontrarse en el amor y, sin culpa y sin remordimiento, aunarse con él en un acto de felicidad, pasión y ternura.

Así, seguros de que nadie podía vernos por nuestra situación en la cala (estábamos en la arena, orientados hacia el mar en la cuevecita que formaban las rocas del borde exterior de la cala), ella me saco la camiseta y acto seguido me quito los pantalones y a la vez los slips, dejándome, pues hacía rato que me había quitado las sandalias, completamente desnudo sobre la toalla; y viéndome allí tendido y con el miembro completamente erecto, mi compañera se regocijo, y sus manos comenzaron a acariciar mi vientre y el resto de mi cuerpo.

Al poco rato, habiendo ya reconocido todas las formas de mi físico, fue ella la que se desnudó: se sacó la blusa, y vi sus hermosos pechos de oscuros pezones, que estaban duros y de punta; luego se sacó los pantalones junto con las bragas y los dejo con el resto de la ropa (¡ya habíamos hecho una pequeña montaña entre mi ropa y la suya!); se sentó sobre sus talones a la altura de mi cadera a mi derecha, mientras yo permanecía cómodamente tendido, adoptando esa postura que a menudo se usa para meditar, y cogió mi pene entre sus manos; yo entre en un hermoso trance mientras mi compañera me obsequiaba con algún tipo de masaje muy estimulante, que incluía también los testículos; luego, sin prisa, comenzó a lamérmelo y a juguetear con su lengua en la punta mientras yo, extasiado, le acariciaba el hermoso pelo oscuro; después, con autentico frenesí empezó a chupar y a succionar con fuerza; al poco rato me corrí en su boca sin que ella dejara ni un momento de sujetarme el miembro con su mano derecha y de chupar arriba y abajo; cuando hube acabado, ella se retiró sonriéndome y se tragó mi semen que todavía conservaba en su boca. Me relaje y me regocije en el bienestar más absoluto. Volví a oír el suave vaivén de las olas, y pude disfrutar del olor que el sexo de mí compañera desprendía, un aroma muy agradable, como el mejor de los inciensos.

Entonces fue mi turno; le dije que se tendiera en la toalla boca arriba, y la recorrí con mi lengua de arriba a abajo, con deleite, saboreándola, dándole suaves bocaditos aquí y allí al tiempo que mis manos la recorrían con dulzura y con suavidad, relajándola y excitándola a la vez; mientras, ella, con los brazos extendidos a los lados del cuerpo, daba algunos gemiditos de placer y decía algún "así" o "sigue amor" o algún "me encanta".

Después de un excitante masaje en los pies, que también bese, lamí y mordisquee, le entreabrí las piernas, regalándome la vista con un hermoso sexo de grandes labios oscuros y carnosos que se habrían mostrando la puerta, el umbral de los misterios, del placer y del amor; y aunque el bello oscuro era abundante en el pubis, en las ingles y a los lados del sexo habían sido cuidadosamente quitados, así que no me lo pensé y me entregue al hermoso trabajo de saborear los jugos de la más deliciosa de las frutas. Deslizaba mi lengua a lo largo de sus labios, me detenía en su clítoris donde con un ritmo constante lamia como el tigre que bebe agua en el margen del rio; después de esto, volvía a recorrer sus labios, los abría con delicadeza contemplando la gloria y el esplendor y mordisqueaba sus ingles; volvía a lamer, primero lento y luego aumentando la velocidad; mi lengua volaba sobre su clítoris como el águila que baja en picado para caer sobre su presa, y mi dedo corazón, introducido en su vagina, no paraba de entrar y de salir; a todo esto, ella, que no paraba de acariciarse los pechos, gemía, murmuraba y disfrutaba completamente entregada al placer y al bienestar que yo le proporcionaba.

Y como llega la primavera después del invierno y explota en colores, luz y vida, su orgasmo también llego, y se convirtió en huracán y la elevo, la recorrió, la hizo gritar, la llevo hasta la dimensión del éxtasis y luego, con la suavidad con la que cae una hoja de un árbol, bamboleándose en el aire hasta la tierra, la dejo de nuevo allí tendida, extasiada y feliz de estar viva.

Comparte este relato


Esta obra está bajo una .
4080
Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios. Información. Si sigues navegando, entendemos que las aceptas. Aceptar

Online porn video at mobile phone


cache:QKfvsU-ZC7UJ:rx-online.ru/relato/2090-nuestra-iniciacion/ relatos de incesto sexo con maduras cartuz me estoy banando y mi hermanita entra a chupartengo ganas de tu culito mariconcito relatosrelato transexual peluquera putavideo porno movil protituta que cemade un guevo grandoteIncesto relatos mi hermana la bella y yo la bestiamadurasgrandesrelatosesposa caliente relato y cuñadame tocaron el culo relatosCaliente rosalba relatosRelato penetre poco a poco a mi madresexo el cuelo y mujer y mujer en penerelatos mi cuñado me mira con deseoporno relatos ahi esta mi esposo jefe no me cojatrios extremos putanadami pija entreno la cola de mi suegra . amor filialmi prima y yo hacemos el amor relatosmujeres testigo de jehová con grandes nalgas desnudaanal con chica que controla su esfinterrelato fantasia de esposa y esposo y cuñadarelatos de maridos bisexuales follando en cruisingrelatos madre e hija domadasrelatos espiando por la mirillarelatos eroticos de tenderoshermana ahorcajadas en miuslo relato pornoRelato suegra y su cuarto oscurome desnudo rapido y les aserco la vajinapenes palpitamdo dentro d vaginasmi suegra me descubre dando de mamar asu hija mi semen relatosvos tembloroza pornola vecina viuda me come los morros pornomi primo me penetro y soy hombrepor sus pantys y sus brasieres de mi tia relatosrelatos d mujeres preaditas bien caliente x sexorelatos prene a mi novia y a mi hermanaRelatos Eroticos Porno De La Nina Buena La Mama De Dianavuelo_victoria -site:youtube.com -site:univision.comque rica verga tienes miamor metemela mas asi asirelatos desvirgacion de primas de 14mi esposa es una golosa traga vergas relato pornodiremos porno hermana hermana hermano borrachomi yerno me follo relato calientevideos porno de cajitas. quejandose cuando las penetranRelatos mi panochia qedo bien abiertahijo se agacha debajo de la mesa y la ve sin ropa interior brazzerporn mi hija vio mi pija me pidio metemela por elculoRelatos sobrina gimiendo tetonasRelatos filial cogiendo a mi hermana despues de seducirlametemela despacito porque la tienes muy gruesa beberelato eritico perdido por mama 8relatos .me pongo calza para que me cojanese viejo era mas vergota que mi maridola mejor pagina de relatos lèsbicosrelatos de mi esposo cabron me entrego a su amigoese vejete vergota mas que mi marido en mi camarelato porno del mete y saca papi asi asi mmm mas aaaaaah cogeme mi hermana tiene puesto nada mas una tanga y yo le vi todo el culo historias eroticasrelato fantasia de esposa y esposo y cuñadarelatos mami me pidio q le cogierapenes palpitamdo dentro d vaginasvajinas vistas con piernas pegadas pornograficoque esposa tienes relatorelatos mi hijo me bombea el culorelatos perdi mi virginidad muy jovenconvensiendo ami hermano insestoa mi perra legusta que la masturveRelatos de trios con esposasAy nene, dame esa polla , soy tu madreen la pieza con amigas putitasvideo mi nuera me toca el pene en la camahttp://rx-online.ru/relato/10385-la-llamada-de-clara-3-primera-parte/&morisca azadaporno mi hermano solo se toca el pene y me llama para aserme explotarla humillacion y feminizacion total forzada del maridoqueparda puro sexoIncesto relatos mi hermana me pide que las embarace a ella y asu hijaRelatos erótico lebiana en la segunda guerra mundialporno relato goce mas con mi vagina rasurada