Mis masajes tántricos

Click to this video!

Tríos


Categorías eroticos

RESUMEN

Decidí ganar algún dinerillo para tener más independencia y no pedírselo todo a mis padres, para conseguirlo puse un anuncio en internet: "Joven de veintidós años se ofrece para dar masajes tántricos", máxima relajación; en hotel o domicilio.


Categorías eroticos
  • Autor: Margaryt
  • Publicado el:
  • visitas: 31.800
  • Valoración: 9,00
  • T. de lectura: 6 min.
Puedes valorar este relato sin estar registrado. ¡ANÍMATE!

Decidí ganar algún dinerillo para tener más independencia y no pedírselo todo a mis padres, para conseguirlo puse un anuncio en internet: "Joven de veintidós años se ofrece para dar masajes tántricos", máxima relajación; en hotel o domicilio.

¡Un exitazo!, desde el primer día. Mi línea 2 de móvil no paraba de sonar, en una sola mañana visité en su domicilio y les meneé el pene a más de cinco hombres, con mucha delicadeza hasta que "expulsaron su tensión". Un señor de unos cincuenta años me dijo esa primera mañana:

—Pelirroja, preciosa; pídeme lo que quieras para poder hacer el amor contigo.

—Gracias por el piropo señor, pero por ahora solo alquilo mi mano y mi pasión al moverla.

El segundo día fue otro día intenso, tras el cual modifiqué el anuncio poniendo —solo atiendo los jueves —, ¡coño!, que tenía que estudiar.

El tercer día me llamaron desde la habitación de un hotel muy lujoso de la ciudad, me hizo ilusión, era una pareja extranjera de habla inglesa muy elegante y educada, se veía que tenían pasta. Quiero detenerme en esta pareja, porque aunque seguí dando masajes hasta hace poco, esa experiencia me marcó.

Al llegar al hotel el botones me acompañó a la habitación, durante la subida en el ascensor el botones no dejaba de mirarme las pierna y la minifalda blanca; me acerqué a él, lo besé en la mejilla con mis labios pintados de rojo y su rostro se encendió muy avergonzado, agachaba la cabeza.

Salí del ascensor y llamé al timbre de la habitación, salió un señor de unos cuarenta años y me invitó a pasar. El llevaba un batín de seda precioso, con estampado de pavos reales de colores. Al pasar a su dormitorio vi a su mujer, una rubia, también cuarentona, pero muy grande y bella, de más de un metro ochenta, bastante esbelta; con un culazo enorme pero proporcionado y bello. Ella llevaba un batín blanco de seda también, muy cortito, me dijo el señor:

—Miss, could you give us the massage at the same time?

Vamos, que querían que les diera un masaje a los dos al mismo tiempo.

Les dije que se desnudaran y se tendieran sobre la cama, les había pedido un precio alto y quería darles el masaje de la mejor manera, por eso me desnudé, dejándome las braguitas solamente. Mis pecosos y generosos pechos blancos tenían los pezones de punta, me encanta tocar y acariciar a gente desconocida. Con mi botecito de aceite con olor a menta unté los cuerpos de los dos, suavemente, después me centré en el inmenso culo de la señora rubia, metiendo mi mano aceitosa de canto en la raja de su culo, embadurnando todo su chocho y al final metiéndole un dedo en el ano, muy despacio, al sentir como movía mi dedo dentro de su culo prieto y sentir también como con la otra mano hacia círculos aceitosos en sus cachetes dijo:

—¡but please!

Vamos que quería más la señora: separé sus muslos y los masajeé por la parte interior, acabando en su vagina, que estaba muy abierta, con los pliegues internos muy hinchados por la excitación. Me recordó el chocho de mi perrita cuando está en celo; junté mis dedos y se los pase por la raja, metiéndoselos bastante adentro.

La "aparqué" un momento y acaricié la espalda de su marido, al llegar a sus glúteos los apreté. Le asomaban las testículos por detrás, muy distendidos, la tenía afeitados, me gustaron. Sin pensarlo y desde atrás como estaba yo, rocé con mis uñas esmaltadas la piel de su escroto, gimió; agarré sus testículos, moviéndolos en mi mano como si fueran bolas, apretándolos un poco, el señor jadeaba ya.

Volví con la señora, le dije que se diera la vuelta, a él también. Me situé en el centro de la cama de rodillas, el señor me devoraba los pechos con la mirada, me gustaba que me los mirara. La señora estaba a mi derecha y el señor a mi izquierda. Hice círculos sobre el vientre de la señora, le temblaban los músculos del abdomen; luego acaricié su vello púbico y rocé su clítoris, que era muy grande y le asomaba como una perla negra.

El pene del señor era precioso, no por su tamaño, sino por su perfección; lo tenía erecto y marcaba una line recta en el aire, su glande era como de diseño, proporcionado y sin ni una mancha siquiera, muy rosado. El señor tenía el vello púbico afeitado como los testículos, excepto una preciosa línea central de unos cinco centímetros de ancha y de pelos muy cortitos, me gustaba. Agarré su miembro con delicadeza, circundando su glande con mis dedos aceitosos, ¡se tensó mucho!, que duro estaba, me gustaba sentir esa dureza que parecía madera. La señora nos observaba, le agarré a ella una mano y la llevé a mi pecho derecho, ella lo apretó. Cogí la mano izquierda del señor y la llevé a mi pecho izquierdo; él lo apretó también y lo aplastó contra mis costillas (mis tetas son blanditas).

El señor me dijo, intentando hablar mi lengua:

—Por favor, chupar mí, chupar mujer también, pagar mucho.

Me dijo la cantidad y hasta el vello se me erizó. Dije que sí, había roto mis reglas a los pocos días de empezar, pero yo soy así, inconstante.

Me alegré de haber usado un aceite para juegos sexuales con sabor a menta, se podía comer.

Abrí mucho la boca y atrapé en el interior el glande del caballero, su pene sabía a hombre, pero limpio. Le rozaba el glande con la lengua, el me miraba con los ojos muy abiertos, extasiado de placer, estaba muy excitada, el señor comenzó a tirar con su mano de mi melena pelirroja, como queriendo que me metiera su pene entero en la boca, pero no lo hice, al contrario, me la saqué y fui directa hasta el chocho de su mujer, era tan grande su coño que me humedecía las mejillas al querer chuparlo a fondo. Me gustaba la calidez que me provocaba sentir toda mi boca dentro de sus cálidos pliegues. Sin aviso, comenzó a dar chillidos como una loca la señora y se corrió en mi boca, no muy abundantemente, pero sí muy caliente y salado.

Volví con el precioso pene del señor, le di por lo menos cincuenta lengüetazos con mi larga y viciosa lengua, el me tiraba de los pelos, dejando pelos rojos arrancados sobre la cama. Mientras le daba en los testículos con la punta de mi lengua se corrió "como un intenso reventón", cayendo en mi pómulo derecho un pegote de semen tan espeso que no chorreaba. Agarré con mi pequeña mano derecha su miembro y se lo meneé con brío, para que soltara "los restos". Soltó poco más, pero las gotas que salieron eran "proyectiles veloces" se estamparon contra mis tetas. La señora se incorporó un poco y lamió mis pechos para limpiarme el semen de su marido. Después la señora, de un sorbetón, absorbió el pegote espeso de semen que yo tenía pegado a mi pómulo y, apretándome contra ella me besó en la boca.

(C) {Margaryt}

Comparte este relato

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios. Información. Si sigues navegando, entendemos que las aceptas. Aceptar

Online porn video at mobile phone


Relatos de transexuales folladas y con el falo tiesorelatos de como hacer que mi esposa pruebe otra vergaculiando ala cocinera.x la soalda relatosmamá con su vestido entallado provoca que mela follerelatos mi hijo me bombea el culoSaciando las necesidades en familia - amor filial en conte a mi hermana cachondami cuñado me histeriquearelatos que sentí cuando perdí mi virginidadcornudo consentido preguntas frecuentesrelatos de nenes sumisosla vajina abultada de mi ermanacuentorelatos abuelo y nieta teniendo sexoporno relatos haber puta quieres verga delante de tu esposocuentorelatos madre hijo termina dentrofotos y relato mi esposa quiere q la culee el exnoviose tomo mi semen sin darse cuenta pornorelatosRelato recordando viejas fajadas con amigaporno español tragatelo y el puesto es tuyorrlatod cachondYó fui el primero q estrene la vaginita virgen d mi hermanita mayorun chico es virgen su pene le duele moverlo con fasilida berlo en sexo pornocabalgando desnuda hija de calígularelato vo como mi amiga follaba a papisiesta con mi sobrina de 7-relatos eroticosruidos cuando se frotan los genitales pornosuperman sexy en halloween relatoRelatos eróticos viuda emputecida por el compadreRelatos filial cogiendo a mi hermana despues de seducirlamama tocame la pichula relatoporno.depaola.paladinesinfiel con el amigoLos mejores pornorelatos xxx escritos de las chicas mas calientesse la metio por el culo a la monjitavideos porno rumbo a mi hermana borracha le quité la virginidadla mejor pagina de relatos lèsbicosdespues de casada me empezaron a gustar los pollones relato pornomi chapero gayRelatos de madres que le muestra asu hija como desvirgarse con su hermanorelatos filial viaje de vacacionesla sabrosa cuca de mi sobrina relatos  calzon.com  relatos padres cornudos humillados por su mujer e hijawww.cojiendo con mi hermano y mi sobrino vergudoas relatosrelatos tengo.8 añitos.y queria culiar.con papà y me acoste desnuda.y me culio.rricorelatos de mi esposo cabron me entrego a su amigorelato erotico aplastado pesoayudando a mama enyesada pornorelatos porno nietas agradecidasBañandome con mi mama y mi pene paradorelatos erocticos xxx como me sedujo mi sobrino preferido y me convertí en su putaRelato mi abuelo me culio por él chocho y me vuelve loca le gusta rasuradopotro semental penetra y desgarra vagina a mujeryo soi la sumisa de mi hijo relato xxxrelatos de prima que se excita viendo el pene de su primorelatoseroticos muy jovencitas primeravez anal por maduro de pene grandeculiando con mi yerno relatosrelatos ya no era virgen pero la volví a desvirgarculiando con mi yerno relatosrelatos superrapadowww.chiqito gay peqeño relatoporno de padre con ija acabando de purogustorelatos mi esposo es un gran cornudo y el ni se lo imagina y a mi me encanta ser tan putarelatos de heteros sometiendo a hermanos gaysporno con hilo dental sin sacarseloscogeme fuerte cabron decia mi esposa relatos xxxrelatos eroticos cojiendo a la hermanita de 7 añitos de edad de mi becinambar coneja relatos pornosporno español tragatelo y el puesto es tuyorelatos papi me la puso en un recital en la cola