Incesto - Filial

Cristina -3-

Click to this video!
Tiempo estimado de lectura del relato 8 Número de visitas del relato 99.478 Valoración media del relato 9,47 (15 Val.)

RESUMEN

El padre de Cristina hace un trío con su hija y con Mariola.

Agustín, cuarentón, espigado y con facciones de galán, vestía un traje gris de Armani, camisa blanca, corbata gris y calzaba zapatos negros. Entró en el chalet, después de dejar su Mercedes en el garaje. Se fue a la cocina, cogió una cerveza en la nevera y un abridor en un cajón, la abrió, echó un trago y la puso sobre la mesa. Cogió el pan de molde, la mantequilla y el queso en lonchas y se dispuso a hacer un sándwich.

En el piso de arriba, le decía Cristina a Mariola:

—Vas a tener que ponerte ropa de la mía.

—¡Qué remedio!

Empezaron a coger ropa en el armario.

—¿Es verdad qué te gusta mi padre?

—No.

—¡Qué pena!

—¿Y eso a que viene?

—A que odio a mi madre. Por su culpa estuve encerrada en el internado.

—Y te gustaría que yo le metiese los cuernos. ¿Es eso?

—Tú no tienes cuernos.

—Pero puedo meterlos.

—No te veo con un casco de vikinga.

—Tu ignorancia de la vida es grande. En fin. Fóllatelo tú.

—¿Follar?

—¡Otra vez! Sí, follar. Yo follo, tú follas... Yo follé, tú follaste...

—Ya sé que es un verbo. Pero, ¿follar es copular?

—Es lo mismo.

—Pues no es verdad lo que has dicho.

—¿Por qué?

—Porque ni yo follo, ni tú follas, ni yo follé, ni tu follaste.

Oyeron la voz de Agustín, que se había acercado a las escaleras de caracol que llevaban al piso de arriba.

—¡¿Quieres un sándwich de queso, Cristina?!

—¡Haz dos, papá! ¡Estoy con Mariola!

Agustín, volvió a la cocina.

Mariola, descalza, se había puesta una camiseta roja que le quedaba flojísima y unos pantalones grises, sujetos con un cinto, que le quedaban cortos. Cristina, una minifalda, una blusa y unas zapatillas de deportes, verdes.

Cristina y Mariola, llegaron a la cocina. Agustín, al ver las pintas de Mariola, le preguntó:

—¿A qué estabais jugando?

—A las muñecas —mintió Mariola.

—¿Hicisteis algo más?

Le respondió Cristina.

—Miramos un video.

—¿Qué video mirasteis, cariño?

—Como hacer una buena mamada.

Agustín, al oír las palabras de su hija, estrujó la rebanada de pan y pringó la mano de mantequilla.

—¡¿Qué mirasteis, qué?!

Le respondió Mariola.

—Como hacer una buena monada.

—¡Uffffff! Había entendido otra cosa.

Cristina, volvió a la carga.

—Entendiste bien, papá. Mamada. Ma-ma-da.

—¡Yo me voy! —dijo Mariola.

—¡Tú te quedas! En dos días has pervertido a mi hija. ¿Qué más le enseñaste?

—Yo no le enseñé nada —dijo Mariola, temblando.

Cristina, ya estaba lanzada.

—Me enseñó como se corre una mujer, con la lengua y con los dedos.

—¡Será putilla!

—Será, pero a ti bien que te gustó ver como me masturbaba.

—¡¿Qué?!

—Te vi mirándome mientras me masturbaba, papá, y te vi con el pene en la mano.

—Será mejor que hablemos de eso a solas.

Mariola, se vino arriba.

—Vaya, vaya, vaya. Pensé que era una fantasía de su hija, pero sus palabras me han confirmado que no era.

—¿No te ibas, Mariola? —dijo Agustín, muy serio.

—Ahora para irme quiero 100 euros, no 200, mejor 300

—¿Y por qué no 1000?

—Vale, con 1000 euros seré una tumba.

Cristina, que junto a Mariola, tenía su bonito trasero apoyado a la mesa de la cocina, le dijo a su amiga:

—No digas eso, cariño, no digas eso que en las tumbas están los muertos —y luego la besó.

—¡¿Quieres que te de 1000 euros por hacer de mi hija una tortillera?!

Cristina, seguía en su mundo.

—No, papá, a hacer tortilla no me enseñó, me enseñó a correrme, en todo caso sería una corredora.

Mariola, al ataque.

—O una orgasmadora, si existe esa palabra.

Agustín, era un hombre de negocios, curtido en mil batallas. No iba a dejar su vida en manos de una mocosa.

—¿Cumpliste 18 años el mes pasado, ¿no, Mariola?

—Cumplí.

—¿Me equivoco si digo que aún eres virgen?

—Se equivoca. Ya probé un consolador y un vibrador.

Cristina, los interrumpió.

—Pero esos eran dos niñatos. Deja que hable mi papá, cariño.

Agustín, le dio a la cabeza. No le extrañaba que Mariola, se la metiera doblada a su hija.

—A ver, Mariola. ¿En vez de 1000 euros quieres que te de 2000?

—¿Quiere follarme?

—Sí, con mi hija mirando.

Cristina, no los iba a dejar.

—¡De eso nada! Yo quiero participar.

—Vale, participas. ¿Hay trato, Mariola?

—Hay trato.

—Ir para la habitación que dentro de un rato voy yo.

Las dos jovencitas, cogidas de la mano, se fueron a la habitación de Cristina.

Al llegar, le dijo Cristina a Mariola:

—Estoy impaciente por ver como entra el pene gordito de mi papá en tu cosita.

—¿Tú no lo vas a follar?

—No, no sé cómo hacerlo, pero si me quiere follar él a mí...

Se desnudaron, y en la cama, boca arriba, le dijo Mariola a Cristina:

—¿Nos vamos calentando mientras no viene tu padre?

—¿Cómo?

—Tú me masturbas a mí y yo te masturbo a ti.

Se empezaron a masturbar, y le dijo Mariola a Cristina:

—Cierra los ojos y piensa que mis dedos y mis besos son de algún hombre que te guste.

—¿En quién vas a pensar tú?

—En tu padre, ¿Y tú?

—También voy a pensar en él.

Agustín tardó media hora en Subir. El tiempo que le hizo falta para que la pastilla de viagra le hiciera efecto. Desnudo, empalmado, y con una tarrina de mantequilla en la mano, vio a su hija y a Mariola, con los ojos cerrados, masturbándose. Los gemidos de las jóvenes le decían que estaban a punto de correrse. Se subió a la cama. Ellas seguían con los ojos cerrados. Se arrodilló. Untó dos dedos de cada mano con mantequilla. Quitó los dedos de ellas de los chochitos y les metió los suyos. Ni diez segundos tardaron en correrse. Los gemidos y sacudidas de Cristina y de Mariola, hicieron que la polla de Agustín, echase cantidad de aguadilla.

Al acabar de correrse, le dijo Mariola a Agustín.

—Has masturbado a tu hija. Fóllala y acaba el incesto.

Cristina, salió en defensa de Agustín.

—En realidad, hija, hija, no soy. Soy hija política. Mi madre se casó con él después de morir mi padre.

—No lo sabía.

—Es que vosotros sois venideros —le dijo Agustín.

—¿Seguimos? —le preguntó Cristina a Agustín.

—¿No aprendierais a hacer una buena mamada?

Mariola, se llenó de razón:

—¡¡Te lo dije!! A los hombres lo que más les gusta es que les hagan una mamada.

Agustín, se sentó en el borde de la cama. Mariola, se arrodilló. Cogió la polla con su mano. La metió en la boca y empezó a chupársela.

—No te olvides de los testículos —le dijo Cristina.

Después de menear, chupar, lamer y mamar la polla y los testículos de Agustín, le dijo Mariola a Cristina:

—Te toca. Ten cuidado que está a punto.

Cristina, antes de chupársela, le dijo a su padre:

—Te la voy a chupar sin manos.

Sin manos se la estaba chupando, cuando le dijo Agustín:

—¡Me corro, hija!

—¡Qué maravilla! —dijo Cristina, viendo salir la leche de la polla de su padre.

Cuando Agustín, se acabó de correr, Cristina, se echó en la cama, boca arriba. Mariola, le preguntó:

—¿Estás cachonda?

—Cachonda no sé si estoy, lo que estoy es buenísima.

—¿Te la quito con la lengua?

—¿Y tú?

—Va siendo hora de que pruebe una polla de verdad.

Mariola, arrodillada, le comenzó a hacer un cunnilingus a Cristina. Agustín, arrodillado, detrás de Mariola, le pasaba la lengua por el chochito y por el culo. Después, untó el dedo medio de mantequilla y le folló con él el culo. Al poco untó su polla de mantequilla, y cogiendo a Mariola, por sus pequeñas tetas, se la fue metiendo en el culo. Mariola, al sentirla dentro, soltó la fiera que tenía encerrada.

—¡¡Cabrón!!

—¡¿La quito?! —preguntó Agustín, asustado.

—¡No! ¡¡Métemela hasta el fondo, hijo puta!!

Cristina, al oír el lenguaje de su amiga, le dijo:

—¡Uy, que mala educación...!

—¡Cállate, putita!

—¿Qué te está haciendo mi papá para que hables así?

—¡Me está rompiendo el culo! ¡¡Y me encanta!!

—¿Y yo, qué?

—¿¡No tienes dedos, guarra?!

—¡Guarra, tú! ¡¡A mí no me están dando por culo!! Uy que he diiiiiicho.

Agustín, sacó la polla del culo de Mariola.

—¡¿Qué haces, lame culos?! —protestó Mariola.

—Follarte como es debido.

Agustín, volvió a untar la polla con mantequilla, y le preguntó a Mariola:

—¿Tomas algún anticonceptivo?

La voz de Mariola, cambió.

—Sí, cielo. Puedes correrte dentro.

Agustín, empezó a follar a Mariola, suave, pero cada vez más rápido. Mariola, hizo lo mismo con el clítoris de Cristina, hasta que Cristina, dijo:

—Me voy a, me voy a ¡Aaaaaaah! ¡¡¡Me coooooooorro!!!

Agustín, al ver la cara que puso su hija al correrse, se corrió dentro de Mariola, que a su vez, se corrió al sentir dentro de ella la leche calentita de Agustín. Aquello fue una orgía de gemidos jadeos, espasmos y temblores. Cristina, como decía ella, acabó espatarrada. Mariola limpiando de la cara los squirts de Cristina, y del chochito la leche de Agustín, y Agustín, Agustín, salió corriendo y empalmado de la habitación de su hija, ya que había sentido llegar el coche de su esposa.

Fin de la tercera parte.

Comparte este relato


Esta obra está bajo una .
Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios. Información. Si sigues navegando, entendemos que las aceptas. Aceptar

Online porn video at mobile phone


madre desvirga al hijo , al mas simpleHijo follame que soy tu madre relatosrelato incesto mirandole el culazo en shortcomo puedo exponer en clase sin que los nervios me traisionenmadura en casa linda llama a joven acojer bella pornomamá con su vestido entallado provoca que mela follesoy el putito sumiso de mi hermano relatosporno negro hace gritar a mi hija yo los veorelato madura culo degaradocojeme en la cabañarelato mi jefa le gusta que le mamen el culorelatos papa estas borracho no soy mama soy tu hija no me metas la verga que soy tu hijaruidos cuando se frotan los genitales pornotravestis con ligueros y tangassentía lubricado mi abierto y caliente culo,dame por de.trasrelatos de viudas folladas al azarhttp://rx-online.ru/relato/10385-la-llamada-de-clara-3-primera-parte/&mujeres dormidas y chorriando flujoporno español tragatelo y el puesto es tuyoporno que te existen demasiado que crecerá mucho tu penesimple verano relatos pornhttp://rx-online.ru/relato/10385-la-llamada-de-clara-3-primera-parte/&relatos sobre follando por ano a ama de casa revatadarelatos de abusadorashistorias de sexo con mi cuñada sorpresa nos encontramos desnudosrelatos de insesto con dos vergotas en el chocho de mis hijosmi esposa puta tiene puesto un vestido trasparente y ledigo kiero tener sexohistoria erotismo con el calzon de mamaRelatos mi madre me violó cuando me estaba bañandome agarro a nalgadas mi jeferelato de sexo que rica cogida hijo no pare damela todámaduras guapas desnudas nulosrellename mi culitosoy la putita de papala mejor pagina de relatos lèsbicospornohonbre pijon apenaporno lesbico abrazadas y pasivasel cuelo mujer y mujer y en penerelatos maduras sexo cuentorelatosRelatos como me desvirgaron Unos negros Delante de mi noviomi hija pide tome con ella relatosLos mejores pornorelatos xxx escritos de las chicas mas calientesmetemela despacito porque la tienes muy gruesa bebeRelatoporno hijo déjame cocinar llega tu padrehttp://rx-online.ru/relato/10385-la-llamada-de-clara-3-primera-parte/&Fui violada por mi hijo relatosvídeo de comida para sibite seco nomas o mojadarelatos calientes malhablados hijo de p*** Lléname de mecos la panocha cabrón soy bienmujeres zorras comiendo pollas y follando fuert gratis abrir nuevas ventanasLe chupo la conchita a mi hermanita y a su amiguita jugando al doctor relatomi esposa toma sol desnuda en el patio de la casa relatorelatos mirando como cogen a mamámi hermana me baña por estar enyesadoporno relatos cortos para menearmelarelatos porno me hago la dura y acabo enculadas y humillada y llorando de dolor y placerrelatos madre en hilo dental calienta y foya asu hijorelatos porno me hago la dura y acabo enculadas y humillada y llorando de dolor y placerjoven me desvirgo relatome pongo cachonda al poner me pans de licraRelatos filial cogiendo a mi hermana despues de seducirlahttp://rx-online.ru/relato/10385-la-llamada-de-clara-3-primera-parte/&relatos entre hermano con polla grande y madre en minifalda y hilo dental 2016xxx de poula husmeruff vaya.cadera. y curvas tiene la esposa de mi jefe de trabajo xxxcogeme por favor necesito polla estoy muy cachonda casadascache:93zNrtzWjXEJ:rx-online.ru/relato/9417-carlota-e-isabel-3/ mi hermano y yo pasemos xexomi novia y yo nos desvirgamos juntosConcha culo tetas huevos verga relato pornorelatos travesti toalla sanitariahilo dental enlechado relatos pornomi cuñadita se olvida de serrar la puerta del baño y la veo desnudavideo porno pillando a una pareja follando y me uni a ellosrelato pornogay, me gusta chuparrelatos tami 22 relatos de la primera vez q tuve sexorelatos "pegame" filial cache:2hfGvfuyy38J:rx-online.ru/relato/12436-jugando-con-mis-amigas-parte-3/ relato vo como mi amiga follaba a papila mejor pagina de relatos lèsbicosRelatos filial cogiendo a mi hermana despues de seducirlasexy relatos un padre muy dotadorelatos folle a mama con abstinencia al sexoRELATOS VERGONES GRUESOS CABEZONESmaduras con sinturas pequeñas y fogosasmi esposa encontro un negro con una vergota enorme que le llena sus nalgotasle mordi la oreja a mi suegra mi sibrina orina en frente de mi relatosvideo de mi hermanaven la ducharelato eritico perdido por mama 8nalgoton poeno.relatos pornos d putitos bien reventados a pijazosrelato sexo segui cogiedome haci hijoRelatos de mamis cojidas en el gimvideo porno..em gimnacio charla consu hermana y lo ase acabar gritandoanoche le hice el a ni novia patita al hombro se la puse asta los huevosinsesto le digo a mi madre nesesito descargar mi leche en su vagina