Infidelidad

Mi dulce y recatada esposita -2

Click to this video!
Tiempo estimado de lectura del relato 17 Número de visitas del relato 6.571 Valoración media del relato 9,41 (22 Val.)

RESUMEN

Fue muy fácil deducir que mi amada esposa le gustó tanto nuestra primera fantasía que no dejaba en todo el día de imaginarme que acababa de crear un demonio sexual de una religiosa empedernida.

Ya habían pasado algunas semanas desde la primera vez que vi a Andrea en los brazos de otro hombre y parecía bastante conforme con nuestra fantasía ya que durante nuestros polvos se volvían tan intensos, desenfrenados y fogosos. Pero no contaba con un enemigo tan traicionero como inoportuno "los celos" cada vez que me iba a trabajar eran espantosos estaba todo el tiempo pensando en que luego de verla follando con ese tío nada le impedía que lo siguiera haciendo. Estaba obsesionado con ese tema, pero tampoco le podía reprochar nada pues al fin y al cabo fue idea mía y durante tanto tiempo le insistí que un día sucedió tal cual se los conté en mi primera entrega. Seguía viéndola como mi pulcra esposa delante de los demás, pero para mis adentros se había convertido en una puta, pero que buena estaba la condenada y me seguía pareciendo tan raro aún que pudiera estar casado con semejante mujer. Volviendo al tema que nos interesa, cierto día le dije a Andrea que quizás estos próximos tres días no vendría a casa por las noches pues habíamos empezado a cegar en la finca de mi padre y como lo hacíamos hasta muy tarde en la noche aprovecharía para descansar ya que andaba muerto de cansancio. Me dijo que me echaría de menos ella como nuestro pequeño hijo, que estaba cada vez más hermoso y pegado a mí y eso que solo lo veía por las noches. En fin me soltó todo ese rollo y para calmar la tensión echamos un polvete como acostumbrábamos cada vez que nos veíamos. Yo en principio no iría ni martes, miércoles ni jueves día en que creía que terminaríamos junto a mi padre de segar la cebada. Y lo hubiéramos hecho si no fuera porque se averió la cosechadora el jueves a eso de la 5 pm, rompió un engranaje del colector y debíamos sustituirlo por otro, cosa que hacíamos nosotros mismos pero tenía que ir por el a la ciudad. Vete antes de que cierre la casa de repuestos y lo levantas pero ya no vengas hoy, hazlo mañana si ya para lo que queda de cegar me dijo mi padre. Así lo hice me fui así como estaba con la camioneta de mi padre y luego de conseguir el repuesto me fui a mi casa, me extrañó por la hora que eran que mi mujer no estuviese ya que eran las 7 pm y ella a las 6 sale y recoge a nuestro hijo donde su madre y lo trae a casa. Fui a la habitación nuestra y vi que se habría duchado de prisas, pues había ropa colgada y no en la cesta de la ropa sucia. Pensé que había tenido una emergencia laboral y se tuvo que ir corriendo o quizás más fácil se acostó a echarse la siesta y se durmió y como ella se ducha también por la tarde la misma haya sido deprisa y corriendo. Me desnude en el patio trasero de casa y dejé la ropa de trabajo fuera pues entre la grasa y el polvillo que tenía dejaría la casa perdida y quién la aguantaba luego a mi mujer.

Me di una ducha refrescante y me mientras me bebía un refrescante cerveza llame a mi suegra para preguntar por Andrea y Jesulin, me dijo que ella le había dicho que tendría que ir a una ciudad que estaba a unos 200 km de la nuestra con un envío importante de documentación certificada. Me dijo también que Jesulin se quedaría con ella esa noche pues Andrea regresaría muy tarde, que si yo quería ir por el a su casa podía hacerlo, todo ese rollo me sonó raro y aunque me moría por ver a mi niño le dije que yo ya me regresaba a la finca, pues había venido solo por un repuesto. Mi cabeza empezó a dar vueltas como loca y enseguida pensé en lo peor, pues que me los estaría poniendo, así de fácil, joder que obsesión con este tema. Colgué la llamada a mi suegra y me a abrí otra cerveza, aproveche como estaba solo a inspeccionar detenidamente indicios de algún posible encuentro secreto de mi mujer con ese tío, pero no encontré nada salvo descubrir que se había comprado unos tanguitas tipo hilo dental y me lo imaginaba con ellos puestos y se me empezó a poner dura, los olía y deduje que estaban sin uso puede su olor era a ropa nueva. Guarde todo como estaba y de tanto pensar y darle vueltas al asunto se me ocurrió esconderme cuando llegara Andrea, para eso lleve la camioneta unas cuantas cuadras más adelante y al volver apagué todas las luces y encendí la tele de la sala. También antes seque bien el baño volví a dejar la ropa desordenada según estaba cuando la encontré y me dispuse a ver la tele, no podía concentrarme y simplemente pasaba el rato y también el tiempo eran ya las 10: 05 cuando oigo parar un coche frente a mi casa. Rápidamente apagué la tele y me asomé por un rincón de la ventana y era ella que descendencia de un furgón con el logo de la empresa de su trabajo bajo con una carpeta en sus manos y sonriendo le dijo" Hasta mañana" y pude ver que en el vehículo iban 2 personas más. Total que antes que llegara a la puerta me escondí en la despensa que estaba frente a la puerta de la cocina y me encerré acurrucado pues era muy pequeño el espacio y por la rejilla vi que ella entró directo a la habitación.

Escucho de reírse sola y alcance a oír "que día " yo ni respiraba casi para no hacer ruido y para mi suerte escuché que había encendido la tele del cuarto y ponía el canal de la música con bastante volumen por cierto. Ahí aprovechando eso fue que me salí en puntitas de pie y desde la oscuridad de la sala la veía parada frente al espejo desmaquillándose, llevaba puesto el uniforme de verano chaqueta fina color rojo y camisa blanca, falda por encima de las rodillas, sus medias de lycra color carne estaban por sus pantorrillas, se había quitado los zapatos negros y sus pelos desarreglado, su contorno de ojos estaba difuminado por gran parte de su cara. Continuaba con su labor cuando el timbre del teléfono me dio un susto de muerte y por suerte lo cogió el repetidor que estaba en nuestro cuarto.

—Hola, Leire ( una amiga que también trabaja con ella en la empresa, está la tía muy buena y tiene una pinta de zorra que no puede con ello) si recién acabo de llegar, deja jajaja si tal cual jajaja eran sus palabras ya me las pagarás zorrona, estoy molida, no sabés lo que fue, si claro que me lo contaron Continuaban hablando y Andrea se sentó en el borde de la cama y subiendo una pierna arriba pude notar que no llevaba bragas, eso me confirmaba mis sospechas pero entre esa visión y algo que le escuché decir se me paró mi picha y casi mi corazón "me voy a dar una ducha tía, estoy toda pegoteada son unos guarrotes, ya te contaré. Ya no había dudas me los había puesto, yo no sabía si saltar hacia donde ella estaba y cogerla del cuello o quedarme y seguir viéndola y así ver qué pasaba. Opté por lo último y parada frente al espejo se empezó a desvestir, dejó caer la falda, desabrochó su camisa, el sujetador se lo quitó ya solo quedaban sus medias y se tocaba el coñito y acto seguido se llevó los dedos a su nariz. Al parecer eso le gustó pues la siguiente vez que hurgó en su raja se los llevó a su boca y lamió sus dedos, todo esto era ya demasiado para mi calentura estaba que reventaba. Pero no sabía qué hacer para aparecerme podía provocarle un susto de muerte en ese momento, se me ocurrió ir hacia la puerta y como ella había dejado las llaves puestas abrí la misma y la volví a cerrar.

—Jesús eres tú? dijo con voz entrecortada por el miedo.

—Sí, cariño soy yo, mientras avanzaba rápidamente a la habitación donde estaba, se había cubierto con una toalla.

—Cómo es que vienes a esta hora, dijo algo molesta, al tiempo que le daba un piquito.

—Pues es que hoy termine antes de lo previsto y me dije voy a verlos ya los echaba de menos, contesté haciéndome el idiota.

—A... justo iba darme una ducha, recién vengo de casa de mi madre, nuestro hijo se le antojó quedarse allí con su abuela. Mentía claramente y eso me excita a cada vez más.

—Bueno, quizás así entonces nos podemos dar una ducha juntos, le propuse.

—Eeeeehhh... porque mejor no me esperas en el sofá con unas bebidas y yo me pongo algo que compre para ti (imagino que sería las tanguitas que había visto antes), dale mientras yo me doy una ducha que estoy toda transpirada, agrego mi puta esposa.

—Sabes? Se me antoja así como estas, al tiempo que tire de su toalla quedando en pelota picada, mmmhhh que rica estas así y la traje hacia mí y la empecé a besar en su boca que sabía muy rara, claro a semen de su reciente exploración vaginal, metí mis dedos en su rajita y estaba encharcada de fluidos, ella forcejeaba aduciendo estar cansada. Yo seguía insistiendo y me metí un pezón a mi boca el mismo sabia a tabaco y estaba todo colorado, mi excitación era tal que deseaba que me contará los detalles de un buena vez aunque ella seguía reusándose.

—Andrea sé que vienes de follar, le largué así sin más, se quedó petrificada y ya no opuso resistencia, no sabía si reír o llorar, se giró y me dio la espalda, pude ver su hermoso culo y su espalda con diversos rasguños.

—Que dices, no seas tonto dibujando una leve sonrisa en su cara y cruzando sus brazos por mi cuello, me dijo.

—Perdóname amor, pero ha sido tan excitante que sería una egoísta si no lo compartiera contigo, quieres oírlo? Claro que quiero, contesté. Me pidió que la dejase dar una ducha primero a lo cual me negué rotundamente, quería tenerla así con todo su pecado a flor de piel, me recosté en la cama y ella se puso encima y empezó diciendo así.

Mi jefe preguntó si podía acompañar a Pedro (el que se la había follado en casa hacia unas semanas atrás) y Arturo a la capital a llevar un envío certificado a una clínica y le dije que sí, esta mañana vine me duché deprisa y salimos para allá el viaje se hizo eterno, fui sentada en la ventanilla y Arturo en el medio mientras Pedro conducía, fueron de lo más serios durante la ida, descargamos toda la correspondencia y paquetes en dicha clínica y para cuándo acabamos eran ya las 4 pm de la tarde y fue cuando fuimos a comer a un restaurante de carretera, ellos bebieron vino y yo no quería pero Arturo me sirvió una copa. No me quedo más que beberla, luego otra y otra en total 4 copas, salí bastante mareada y cuando subimos al furgón me sentaron en medio, ellos iban también muy alegres y se empezaron a poner cargosos con los comentarios. Yo para evitarlos me tire hacia atrás y fingí que dormía, debió ser el vino pues me dormí de veras al cabo de un buen rato note que Arturo metía su mano por debajo de mi falda y tocaba mis muslos suavemente. Sentí miedo cuando abrí los ojos y vi que ya había oscurecido, seguí haciéndome la dormida, pero este ya estaba queriendo separar mis piernas para tocar mi concha, yo no aflojaba y decidió seguir con mis tetas. Me tocaba por encima de la ropa y quería desabrochar mi camisa, confieso que ese ambiente y ese momento me empecé a calentar bastante. Dejé que me desabrochara algunos botones y metió sus dedos por debajo de mi sujetador y encontró mi pezón derecho muy duro, lo masajeó lentamente, se echó saliva y continuó su masajeo.

En ese momento yo me hice como que despertaba y me acomode mejor dejando esta vez mies piernas más separadas (yo me daba poniendo como burro, me desnude todo y volví a su lado sobando sus hermosa tetas le pedí que siguiera), el no tardó en meter rápidamente su mano bajo mi falda y al estar esta vez mis piernas abiertas fue directamente a mi concha y haciendo a un lado mis braguitas metió un dedo y notó enseguida mi humedad y calor que emanaba de mi interior. Debió darse cuenta ya que no estaba dormida pues se abalanzó sobre mí y me besó en los labios e introdujo otro dedo dentro de mí, yo abrí mi boca y recibí su lengua, nos comíamos las bocas como posesos. Fue ahí que Pedro quien conducía paró el coche y note que era un descampado y también empezó a meterme mano en mis tetas, dejé que me quitara toda la ropa de arriba mientras Arturo seguía con mi raja ahora ya con tres dedos dentro, me hacían retorcer de placer. Todo sucedía sin mediar ninguna palabra, yo le cogí su verga por encima del pantalón y se la sobaba el empezó a gemir, solo se oían nuestros jadeos y respiración entrecortada. Entonces dijo que pasáramos a la parte trasera del furgón y se bajó, abrió la puerta lateral, Arturo seguía besándome y retorciendo sus dedos dentro de mi almeja caliente e hinchada y provoco que me corriera por primera vez, entre tanto Pedro dijo que váyasenos ya, que estaba pronta la cama redonda. Yo intentaba recuperar el aire de la corrida que había tenido, cuando bajé y me disponía a entrar a la parte trasera del furgón Arturo me quitó la falda y mi tanguita, entre completamente desnuda Pedro estaba desnudo totalmente, tumbado boca arriba con su gruesa verga dura como una roca.

Me recogí el pelo con la goma y me fui directo a su pija, la rodeé con boca o lo que puede mientras tocaba sus huevos, estando arrodillada haciéndole la felación a Pedro, Arturo por detrás hundía su lengua en mi coño, me volvía loca como lo hacía, subió un poco y me lamió el ojete penetrándolo con su lengua, estaba punto de correrme otra vez cuanto no Pedro me hizo sentar en su verga. De lo mojada que estaba entró de una, me senté de una vez y me la enterré hasta sus huevos (yo tocaba la conchita de Andrea súper lubricada y me imaginaba todo lo que me estaba contando y eso la hacía encender más, a veces su voz se entrecortaba debido a mis masajes vaginales). Arturo se puso al lado completamente desnudo también y vaya por todos los santos que verga tenía madre de Dios, siguió relatando Andrea. Pedro entraba y salía a un ritmo frenético, y no me dejaba de chupar esa hermosa tranca de su compañero, yo deseaba que me enterrara esa verga cuanto antes y me baje de encima de mí ya conocido macho y me puse a cuatro patas dirigiendo mi culo hacía Arturo. Madre mía que sensación más maravillosa sentir esa herramienta bien dura abrirse paso en las paredes de mi ultra mojada gruta del amor. Sentía que me atravesaba en cada estocada que me aplicaba, Pedro entre tanto pasaba toda su pinga por mi cara y la restregaba por mis labios, yo ya no aguantaba más y explote en un orgasmo que me hizo de orinar por todas partes pero la gran cantidad fue a las piernas de Arturo que en ningún momento paró de bombearme y aguantarme con sus fuertes brazos para no caerme mis rodillas no me sujetaban durante esos 2 minutos que dure en ese estado de máximo clímax cuando se me estaba pasando salió de adentro mío y regó con su leche caliente en toda mi espalda, entre tanto Pedro al sentir​ que se venía también me la metió en la boca y el muy canalla me tomó de la nuca y se corrió hasta la última gota en mi garganta, me bebí toda su leche.

No era tan rica como la tuya me decía como para alegrarme, mientras yo lamia su dilatado y enrojecido chocho y de tan caliente que estaba bebía a buches sus fluidos mezclados con semen ajeno que salía de su interior, se la dejé limpita incluso dentro de sus pliegues, para subir y darle un beso en sus labios y decirle, continua amor mío, que pasó luego? Continuó su confesión, luego de ello se tumbaron ambos boca arriba y yo permanecía de rodilla en medio de ellos con mi espalda toda lecheada, sentía ganas de mear y les dije que ya volvía pero Arturo me dijo que no me atreviera a tirar eso en el campo que me aguantase un momento, yo apretaba mi esfínter para no hacerlo, y en un momento ya no tenía esas ganas inminentes. Me cubrí un poco con chaqueta por encima de mis tetas pues tenía resfrío, tenía la sensación de que el vergon de Arturo estaba dentro mío y me metí en medio de los dos dándole la espalda a Arturo y le empecé a tocar la pija a Pedro suavemente arriba y abajo hasta que se le puso morcillona, lo bese en su boca mientras lo pajeaba, Arturo por lo tanto aprovechando que estaba dándole la espalda había metido su cipote dentro de mis nalgas y la restregaba por toda la raja de mi culo, estábamos ya encendiéndonos y Arturo se sale con su verga y acostándose con su cara en el piso comienza a lamerme el agujero de mi culete, yo continuaba mi largo beso con Pedro, me arrodille y volví a mamar su gorda verga. También lamia sus huevos y zonas de alrededores y el otro continuaba con su lengua empecinado en mi ojete. En cierto momento se tumba en el suelo y hace que me siente en su cara, parecía que quiera entrar con su cabeza y cuerpo entero por mi raja, por favor cómo la chupaba sentía de venir mis espasmos cada vez más juntos unos de otros aguante y aguante hasta que no pude más y explote y solté toda ese líquido retenido rato antes y lo derrame integralmente en su cara, primero unos chorros sin dirección, luego si se formó un caudal largo e ininterrumpido que él se encargó que fueran a para íntegramente a su boca.

Me volvió a calentar tanto ver como se bebió hasta la última gota de mi amarillento líquido que cuando acabo no pude evitar comerme su boca húmeda y tibia, Pedro se puso como un toro al verlo y me la metió aunque estaba tumbada a lo largo encima de Arturo quien me habría las nalgas con ambas manos para facilitarle su penetración, me rasguñaba las mismas de la desesperación que le producía restregarme la en mi pubis, fue cuando Pedro se salió y yo guíe el pollon de Arturo adentro de mi coño, Pedro permaneció detrás y con un dedo empezó a meterlo en mi culo, sentía ese dedo hurgar mi apretado esfínter cuando siento toda esa zona relajada e introdujo otro dedo, yo comencé a jadear y mover rápidamente mis cadera hacia atrás y adelante. Pedro al verlo que lo disfrutaba como buena puta que soy se salivo su pija y luego pidió que parasemos un segundo y escupió dentro de mi agujero, guío su cipote a la entrada e hizo un poco de fuerza y sentí como me desgarraba mi ojete (ahí me moleste, pues a mí solo me lo había dejado un par de veces y nunca dejo te terminarle dentro aduciendo que era demasiado dolo, pero lo disimulé y seguí escuchando sus palabras) sentí cm a cm como se estiraba, quise detenerle pero Arturo comenzó a bombearme dentro de mi coño y Pedro aprovechando la ocasión me la dejo ir de una toda adentro, se movía descoordinadamente y en un rato ni dolor ni nada sentía solo un placer indescriptible y un fuego empezó desde las piernas fue ascendiendo por todo el cuerpo y cuándo llegó a mi cabeza ese calor delicioso se transformó en otro orgasmo, me estaban partiendo en pedazos esos hijos de puta pero deseaba que nunca acabará ese momento notaba que aún ellos no se corrían por lo cual continuaban con esas salvajes embestidas por ambos agujeros.

Pero me clavaba las uñas como para que no me escapase y me produjo esos arañazos que ves en mi espalda y nalgas. Estoy cerca decía Arturo, llegó gritaba y Pedro contestaba que también y yo al ver que se correrían juntos y no quise ser menos y los tres nos corrimos casi al mismo tiempo, me llenaron de leche ambos agujeros, los tres jadeábamos casi sin aire y sin aliento, nadie decía nada solo queríamos recuperar la noción que se nos había perdido en ese pequeño espacio en medio no sé de dónde. Cuando sacaron sus pija flácidas por completo una catarata de semen me salían por ambos lados, me calce y salí completamente desnuda a tomar el aire, por dios estaba completamente sudorosa, al instante ellos me acompañaron y se empezaron a vestir mientras yo empecé hacer lo mismo, me dijeron que ya estábamos muy cerca que en 10 minutos estaríamos en casa, tenía toda mi ropa ya puesta excepto mis braguitas que me las tuve que volver a quitar pues me escocían mis genitales como para ponérmelas. Por cierto donde están le pregunté, las dejé en el furgón me dijo, cuando la vea el jefe mañana los va a regañar jajaja, yo que desde hacía un rato me la estaba follando mientras ella acababa de narrar los hechos, me corrí como un caballo cuando me juró que me daría su culo cada vez que yo se lo pidiera.

Esta es mis amigos mí dulce mujercita, ahora ya sé que folla con su amante aunque yo no esté presente y eso es sólo el principio de lo que se convirtió nuestra vida sexual, hay mucho más para agregar solo comenten si quieren que les siga contando, aún no si todo lo que me contó es verdad pues no lo vi yo con mis propios ojos, pero si demás encuentros siguientes que tuvimos de eso si doy fe, pues los vi y lo goce como nadie.

Comparte este relato


Esta obra está bajo una .
Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios. Información. Si sigues navegando, entendemos que las aceptas. Aceptar

Online porn video at mobile phone


relatos "pegame" filial porno relato mi comadre pide cojemeambar conejamujeres porno diciendo te gusta mi concha cometela metemelo masel cabello porno anal futuro que aigaun chico es virgen su pene le duele moverlo con fasilida berlo en sexo pornoinfiel con el amigoanoche le hice el a ni novia patita al hombro se la puse asta los huevosrelatos.eroticos.Con.Un.Tipo.me.nalgueo.MeDio.Rico.Duro.dame.más.www.relato de sexo trasvesty mi mama me compra lenceriafotos y relato mi esposa quiere q la culee el exnoviozorras.com maduras ase un roto en la pared para mirar como se follan a su hijainyecciones y vacunas en las nalgas relatosculiando ala cocinera.x la soalda relatosmi yerno me obliga a usar tangasrelatos eroticos xxx descubriendo a mi madre siendo infiel en la playa con un desconocidovideos cortitos de sexo solo chupar clitorisme converti en una viciosa,relato zoofiliarelatos mi esposa infielallinurl: online La llamada 3loba aullando a la luna pornoacabando su culo a pollazos relatosrelatos filial vacaciones con divorciadageorgina toda una vidaallinurl: online InolvidableRelatos erótico lebiana en la segunda guerra mundialme dedique a mamar vergasRelatos eróticos infiel que delicia sí culearelatos mi hijo me bombea el culovouyer madura dice cogeme que me vengo otra vesrelatos eroticos esposa infiel consentida trio www rvideos.comrelatos eroticos de mujeres a las que les excita el liquido pre seminalrelatos muy eroticos padrinos al atakeallinurl: online Chica Rararelatos perversorelatos mi cuñada coquetaFui infiel por primera vez con Andrés cojiendose a su vecina de otro piso relatóse la metio por el culo a la monjitarelato panochas abultadas de madurasporno relatos abuelas pidiendo verga desesperadasoy la puta de mi mecanico y me lleno la panocha de leche me preño ricoRelatos sobrina gimiendo tetonasrelatos verdaderos de jovencitas que les gusto como les mamaron la vagina y luego las penetraronA cuatro patas con la vecina voluptuosarelatos erotiicos 2017 "fui suya"relatos mi hija y yo dormimos juntasRelatos filial cogiendo a mi hermana despues de seducirlacache:93zNrtzWjXEJ:rx-online.ru/relato/9417-carlota-e-isabel-3/ Relatos filial cogiendo a mi hermana despues de seducirlaRelatos haciendo sumisas tetonasRelatos la primera vez con mi pequeña vecinasentí la verga de mi abuelo...cache:SJ-6wO3taZcJ:rx-online.ru/relato/10748-una-madre-le-ensena-a-su-hijo-a-desvirgar-a-su-hermana/ mi madre esta tremendamente rica relatoshija absorbe mi semen xxxcon una chiquita relatosrelatos eroticos de mujeres a las que les excita el liquido pre seminalkamzoe sus relatosrelato embarazame trabajose resistia pero al final la follo a la fuerzael culo de mi vida relatosrelatos culiar tia sola y ganosami nuera esmi amantevideos porno me gusta tener mi cabeza entre sus piernasrelatos mi tía hermana me cogiórelatos de recien casadas que le hacen la colacomo exitar a una mujer para que ae vaya cortada sexo.comwww.chiqito gay peqeño relatodoctor revisando a una mujer desnuda le toca la vajina a propositochorrea papa relatofollando con un solteron negro a escondidas de mi marido relato eroticomadre dame tus bragas quiero pajearmemi esposa quiere tener sexo con un negro y yo la complacimadurasgrandesrelatosmi profe me desvirgome follo ami madre en la terraza relatosIncesto relatos mi hermana la bella y yo la bestia