Incesto - Filial - Confesiones

Relato erótico

Raquel, mi sobrina rebelde

Click to this video!
Tiempo estimado de lectura del relato 14 Número de visitas del relato 61.982 Valoración media del relato 9,33 (46 Val.)

RESUMEN

Ella se recostó y desabrochando mi pantalón y bajando mí cremallera saco mi pene y lo comenzó a masturbar…

Raquel, es mi sobrina, hija de Lorelai y Jonás mi primo. Esta chamaca es bastante alocada y rebelde, y debido a eso surgió este relato.

Raquel, es una de mis sobrinas con las que mejor me llevo, por lo que al ser corrida de su casa por su padre, mi primo, acudió a mí. Llegando a casa bastante tarde un viernes por la noche. Raquel, es una jovencita que en ese entonces tenía 18 años, pero su cuerpo aparentaba más edad, ella es bajita apenas 1.50 de estatura, tés blanca, cara redonda, nariz de bola, ojos rasgados y pequeños, color avellana como su madre, boca grande y labios delgados. Cuerpo esbelto, un par de tetas muy grandes pero más firmes que las de su madre, un trasero algo parado y piernas delgadas.

Esa noche, Raquel lloraba sin parar, por lo que había sucedido, le dije que llamaría a sus padres para que no se preocuparan por su paradero. Ella dijo que no les importaba… llame a Jonás y le dije que Raquel estaba conmigo, y en efecto no le importo. La calme un poco y le di de cenar, después de que termino le dije.

—Muñeca, ve darte una ducha… y piensa bien lo que quieres hacer… ok…

—Aja… tío. Lo hare.-Raquel.

Ella subió a darse una ducha y yo me quede lavando los platos de la cena, tardo unos minutos y después de un rato bajo la escalera envuelta en una toalla y una más sobre la cabeza… sus enorme senos se asomaban por la parte superior de la toalla, sus piernas largas y blancas aun escurrían gotas de agua… mis ojos la recorrieron de abajo hacia arriba… ella me miro y dijo.

—Tío!!... no me mires así…. Me da pena…

—Jaja, perdón muñeca… es que eres hermosa…-dije.

Sonrió y me dio las buenas noches. Subió a su habitación y yo a la mía, esa noche termino ahí. Al día siguiente yo Salí a la oficina y ella se quedo en casa, por la tarde regrese y ella aun seguía ahí.

—Muñeca, que has pensado?... que vas hacer… mi vida? -pregunte.

—No se tío… pero si te molesto me voy con alguna amiga…-Raquel.

—No, no eso no… tranquila. Ok… voy a salir en la noche con un amigo y regresare algo tarde ok… estarás bien sola? -dije.

—Aja, estaré bien… no te preocupes y diviértete. -Raquel, besándome en la mejilla.

Pasaron dos horas y el teléfono sonó, conteste y era mi amigo Javier, cancelándome lo de en la noche ya que su bebe había enfermado. Colgué y mire que Raquel estaba en la puerta de mi habitación.

—Que paso tío? -Raquel.

—Nada, muñeca, que ya no voy a salir… -dije.

—Mmm, que mal… oye tío… y si te invito a salir yo… -Raquel.

—Jajaja, en serio… ok vamos… pues… -dije.

Los dos nos dimos una ducha y nos cambiamos de ropa, salimos y nos montamos en el auto.

—Y adónde vamos muñeca? -pregunte.

—Vamos a una disco o algo, tengo ganas de bailar… -dijo Raquel.

Llegamos a un club, el cual es propiedad de un buen amigo, así que no habría problema por la edad de Raquel, entramos y tarde un poco en adaptarme ya que tenía mucho tiempo sin ir a un antro. La música era estridente y las luces no dejaban de parpadear… tomamos una mesa y nos sentamos. Le pregunte si quería tomar algo…

—Sí, quiero una cerveza tío… -Raquel.

Ordene al mesero y ella dijo

—Vamos a bailar, Tío…

Nos levantamos y fuimos a la pista, comenzamos a movernos y con el paso del tiempo y los cambios de ritmo, nuestros cuerpos comenzaron a rozarse…

—Ouuu!!, sacude el trasero tío… jajaja -Raquel.

Ella movía su trasero y lo restregaba en mis piernas… sus buenas tetas se frotaban en mi espalda y pecho. Lo que provoco que mi amigo el cabezón, se pusiera intranquilo. Las cervezas, el baile y el cachondeo siguieron, por unas horas, en un momento Raquel se dirigió al baño, yo me senté de nuevo y la espere, el tiempo paso y comencé a preocuparme por su tardanza, me levante y fui a buscarla, la búsqueda resulto infructuosa, así que imagine que nos habíamos cruzado en el camino a los sanitarios, decidí ir al baño de hombres para dejar salir las cervezas.

Entre, y me coloque frente a un mingitorio, hice lo que tenía que hacer, pero estando ahí comencé a escuchar los clásicos sonidos del sexo oral…

—Gug, gug, gug, gug, gug, gug, aaaa!!, ssshht

Así que tome mi tiempo, termine de sacar las cervezas y me dirigí al lava manos, seguía escuchando las buenas mamadas y ahora unos susurros del hombre…

—Aaa!!, chiquita… que bien mamas… déjame seco… no pares…

Mire por el espejo del baño y note que el hombre había entre abierto la puerta del sanitario dejándome ver algo que me dejo mudo…

Raquel, mi sobrina estaba pegada del pene de aquel muchacho, por un momento me sentí enojado, pero aquello era realmente excitante así que decidí salir de prisa del baño. Regrese a mi mesa y espere por unos 5 minutos más. Raquel apareció por fin y dijo…

—Uyy!!. Tío, había mucha gente en el baño de mujeres…

La mire con cierta incredulidad, ella se sentó y le dio un trago grande a su cerveza, como quien busca tragar algo que la ahoga…

—Vamos a bailar, de nuevo… Tío… -Raquel.

Nos levantamos de la mesa, y en el trayecto a la pista de baile, no dejaba de mirar a mi sobrina, pero ahora con ojos de lujuria y deseo. El baile siguió y con él, los arrimones y toqueteos; en un momento ella se coloco de espaldas flexionando un poco sus rodillas y subió su pequeño trasero por mis muslos y lo dejo justo sobre mi pene, lo que provoco que mi amigo saltara y se pusiera inquieto. Raquel al sentirlo volteo y mirándome dijo…

—A caray tío, desperté al vecino…jajaja!!

—Así parece, sobrina… se ve que ya tienes camino recorrido en esto del sexo… verdad? –dije.

—Jajaja, nada más un poquito… tío… pero no le digas a nadie…-Raquel-

—Si, ya me di cuenta, y qué tal te dio lechita el muchacho del baño…? -dije, soltando el anzuelo.

—Aaaaaa!!... Tioooo!!... me viste…. -Raquel apenada.

—Aja, te vi sobrina… -dije.

—Pues no… estaba muy nervioso y no termino… -Raquel.

Dejamos el baile y nos sentamos de nuevo, seguimos hablando un rato de otras cosas y de pronto Raquel dijo

—Vámonos Tío…

—Ok. –dije.

Pague la cuenta y salimos del antro, nos montamos en el auto y de regreso a casa Raquel comenzó a pasar su mano por mi muslo y dijo…

—Sabes Tío Fabio, eres el único que me entiende en la familia…

—Te quiero mucho…

Ella acerco su cara para darme un beso en la mejilla, yo gire un poco mi cara y nuestros labios se tocaron en un beso liguero y suave…

—Perdón, Raque… lo siento… -dije.

—No, tío. Está bien somos familia, así que un beso no tiene nada de malo…-Raquel-

Note que aquel beso, la había puesto excitada, me miro durante un tiempo, mientras su mano se acercaba mas y mas a mi entre pierna, en un momento la mire y dije.

—Raque… detente ya… porque un beso está bien pero lo que quieres no…

—Y que quiero, según tu, Tío? –Raquel.

—No te hagas, la tonta; quieres que te coja… -dije.

—Dime que no te excitaste, con lo que viste en el baño, Tío? –Raquel.

Como negarle, que en efecto me pusiera caliente verla mamándole el pene a aquel muchacho…

—Siii!!, pero… -dije.

—Pero que, tío… no quieres que te lo haga a ti…? -Raquel, tomando mi pene por encima del pantalón.

Ella se recostó y desabrochando mi pantalón y bajando mí cremallera saco mi pene y lo comenzó a masturbar…

—Tío… que buena verga te cargas… -Raquel.

—Raquel, que demonios haces…? –dije.

—No te hagas tío, crees que no me doy cuenta como me miras… -Raquel.

—Raquel, no siguas… porque no respondo… -dije.

Ella paso suavemente su lengua por encima de mi glande, y su boca lo aprisionó…

—Oooo!!... Raque… por favor… detente… -dije.

—Quieres que me detenga?... o te detienes para que sigua…? –Raquel.

Rápidamente recordé que casi al llegar al fraccionamiento había un callejón en el cual las parejitas se daban gusto cogiendo. Así que sin más me detuve y observe que no hubiera nadie, el callejón estaba desierto ya que eran las 2:30 a.m. aparque el auto y haciendo mi asiento un poco hacia atrás deje que mi sobrina me diera placer con su boca…

—Uuu!!, Raque… que bien mamas… -dije.

—Ug, ug, ug, ug, ug, ug, ug…aaa!!, siii!!.. tío, te gusta… a mi me está gustando tu buen pedazo de carne embutida… -Raquel.

—Ug, ug, ug, ug, ug, ug, ug…aaa!!, el joven de la disco tenía razón… que bien mamas Chiquita… -dije.

Mi mano la tomo de la cabeza y empujándola contra mi pene se lo hundí hasta las anginas…

—Uuuwaaakkk!!... aaaa!!... tío… está muy grande… déjame respirar y lo intento de nuevo… -Raquel.

Tomando una gran bocanada de aire, se volvió a tragar mi pene hasta el fondo…

—Uuuuwaaakkk!!... uggggg!!, uuwaaakk!!... aaaaa!!... ssssschhhh!!.. mmm!!... te esta gustando… tío… -Raquel.

—Aja… eres muy buena… para mamar… -dije.

—Aja… tuve una buena maestra… -Raquel.

—Tu mama?... –dije.

—Nooo!!... mi hermana Samanta… ella me enseño… -Raquel.

—Vaya, vaya… con las hermanitas, así que les encanta la verga a las dos?…. –dije.

—Aja… a las dos… nos encanta… tío… -Raquel.

—Y tan seria que se ve tu hermana… Raque… -dije.

Siguió mamando pene por un rato hasta que dijo…

—Tío, méteme la verga… quiero sentirla en mi cola y por favor no vayas a decir que no…

La tome por los hombros y la senté de nuevo en el asiento del copiloto, me recosté sobre sus piernas y tomando la palanca del asiento lo lance todo hacia atrás…

—Si eso es lo que quieres, y estas segura te voy a dar la cogida de tu vida, sobrina zorrita… -dije.

Cada quien se encargo de sus pantalones, ella se los quito solo de una sola pierna, con todo y calzón, yo de plano me los quite por completo. Me escabullí y colocándome de rodillas en frente de ella, tome sus piernas y las separe un poco, puse un poco de saliva en mis dedos y la unte sobre sus labios vaginales, por motivos de seguridad no podía encender la luz interior del auto, así que solo me dedique a palpar sus partes intimas… su vagina era afeitada y suave, muy caliente y con cada pase de mis dedos se humedecía mas y mas…

—Aaa!!, tío… que rico… que rico… quiero tu verga… tío!!.. –Raquel.

Colocando mi mano en su boca le dije

—Escupe, para untarla en mi verga…

Ella lo hizo y unte toda la saliva en mi pene duro y listo. Lo coloque en su entrada y suavemente comencé a hundirlo en ella.

—Aaaaa!!... aaaaa!!!... tiooo!!... esta buenísima tu verga…. Sigue no te detengas… -Raquel.

—Cuantas vergas te has comido, Raquel?... –Pregunte.

—Unas cuantas… unas cuantaaaaasss!!!... ahhyyy!!... como 8 vergas tío… -Raquel.

—Vaya sobrina… zorra y yo pensando que aun eras virgen… -dije.

—Aaaa!!... noo!!... Carlos me quito la virginidad… en mi casa, con Samanta… tío… -Raquel.

Carlos!!... o por dios, Carlos era el novio nerd de mi sobrina Samanta, no lo podía creer…

—Así que el nerd… te comió la cola por primera vez… y a tu hermana también… suertudo el cabron… -Dije.

—Aja… nos cojio aaaaa!!... las dos… -Raquel.

—Aaaaaaa!!... tío… que buena verga… ya está toda adentro…. aaaa!!.... si me dolió…. Si me dolió… -Raquel.

—Sssssshhh… calma… respira… y deja que tu vagina se dilate un poco… -dije.

Por fin mi pene, entro todo ya que su canal vaginal de Raquel era muy estrecho. Deje un rato mi pene sin movimiento, y mientras su vagina se dilataba un poco le dije

—Y, eso hace cuanto…? –dije.

—Mmm… aa!!... hace un año en mi cumpleaños… -Raquel.

—Osea, que te dio tu regalo… Raque? –dije.

—Aja… pero tu regalito esta mejor… tío… -Raquel.

Comencé a moverme y mi pene se deslizaba suavemente en su vagina, mis huevos rozaban con el filo del asiento y mis manos la sujetaban de las caderas…

—Aa!!, aa!!, aa!!, aa!!, aa!!... tío, cógeme… dame verga…

Ella se tomo la chamarra y la abrió, después se desabrocho un poco la blusa y saco sus buenos pechos bajando las copas de su brasier…

—Chúpame las chichitas… tío… eso me gusta… -Raquel.

De inmediato mi boca se abalanzo sobre sus pezones casi inexistentes pero pudo sentir lo suave de sus tetas… mi pene comenzaba a salir y entrar con cierta facilidad, ella gemía y pujaba con cada penetración de mi pene, poniendo los ojos en blanco y diciendo

—Tío, tío, tío, mas, mas, mas, mas, así, así, dame verga, quiero que me cojas rico…

—Aa!!, aa!!, aa!!, mm!!... mm!!... uu!!, uu!!, uu!!, uu!!...

—Que rico, que rico, tío… lo hace muy rico… no como Carlos y los demás…

Mi boca estaba ocupada mamando sus senos así que no decía nada… solté sus senos de mi boca y apretándolos un poco con las manos, la bese en los labios… mientras mi pene comenzaba a subir la intensidad de las penetraciones.

—Mmmmm!!, mmmmmm!!, mmmmmm!!...

Solté sus labios y su boca comenzó a soltar cualquier cantidad de leperadas… con cada penetración, mientras su cuerpo se retorcía y jadeaba.

—Aayy cabron…!!, que rico pito… tío… dame mas… dame toda tu verga…

—Ayyy no mames…!!, que rico… que rico… a la puta… si seré zorra… dame massss!!...

Mis manos apretaban mas  sus tetas… ella me tomo por el cuello y siguió profiriendo improperios…

—Puta madre!!... que rico… no mames tío… sí que la mueves bien… dale verga a tu sobrina la zorra…

—Cógeme, tiooo!!... dame duro en la cola… hijo de la chingada… que buena esta tu vergaaa!!...

Me detuve de golpe y le dije.

—Pásate para atrás…

Ella salto al asiento de atrás y subiendo el respaldo del asiento del copiloto y dejándolo todo al frente, salte a la parte de atrás. Dije

—Móntate, chiquita…

Raquel, se monto en mí, yo tome mi pene y lo dirigí a su entrada, suavemente se sentó en el y comenzó a subir y bajar despacio.

—Aaa!!, mmm!!, mmm!!, uyy!!, siento como tu verga me abre toda… tío… -Raquel.

—Ooo!!... y yo siento lo apretado de tu colita… peque… -dije.

Ella aumentaba la profundidad y velocidad gradualmente, rebotando contra mis muslos su pequeño trasero.

—Pas!!, pas!!, pas!!, pas!!, pas!!, pas!!, pas!!, pas!!, pas!!... oo!!, oo!!, oo!!, oo!!, oo!!, oo!!, oo!!, oo!!, si, si, si… tío… que rico… se siente tu pito adentro de mi… -Raquel.

Yo lamia sus tetas, con cada subida y bajada y mis manos la tomaron de las pequeñas nalgas y le ayudaban a propinarse los sentones…

—Puta madre… que buena verga tienes tío…, en donde me vas a tirar la leche? –Raquel.

—En donde la quieres? –dije.

—En las nalgas… sii!!... me gusta que se vengan en mis nalgas… -Raquel.

Siguió así por varios minutos, hasta que le pedí cambiar la posición para terminar en sus pequeñas nalguitas…

—Ponte de perrito, chiquita preciosa… zorrita del tío… -dije.

Ella se bajo de mi pene y se coloco en cuatro patas sobre el asiento de atrás… me coloque de tras de ella y le metí el pene de un solo jalón…

—Aaaa!!, mmmmm!!... uyyy!!, tío… dame, dame duro hasta que te vengas… -Raquel.

Comencé a reventarle la cola, fuertemente mientras que mi dedo pulgar jugueteaba con su anito…

—Aaa!!, tío, por ahí no… dicen que duele mucho… -Raquel.

—No te lo voy a meter… solo déjalo ahí a ver qué pasa… aja…-dije-

—Aja… aa!!, aa!!, aa!!, aa!!, aa!!, aa!!, aa!!, aa!!, aa!!, aa!!, aa!!, aa!!... así, así, así, umm!!...

De pronto paso lo que ya esperaba, mi dedo fue tragado por su ano, debido a la estimulación y dilatación…

—Uy, uy, uy… se metió… se metió, tioo!!... se metió, aaa!!... que rico… que rico… no lo saques… -Raquel.

Deje mi dedo dentro de su ano, mientras le bombeaba la vagina sin piedad, ella apretaba el asiento con las manos y en un momento se puso muy dura y soltó un gemido largo y sonoro.

—Aaaaaaaaaaaaaaa!!....

Sabía que había terminado, así que me dispuse a hacer los mismo… sin dejar que ella se dejara de estremecer seguí dándole fuerte y con cada penetración se estremecía mas… provocando que mi pene se comenzara a preparar para soltar su carga… no pude mas y dije

—Peque… ahí voy…

—Dame, lechita en las nalgas tío… damelaaaa!!... –Raquel.

Saque mi pene justo a tiempo para que este dejara salir una gran carga de semen en toda su raya de las nalgas y después pequeños y continuos chorros por todas sus nalgas…

—Aaaa!!, que rico tío… que rico coges… nunca cambies… jaja… que buen pito te cargas… -Raquel.

Saque mi dedo de su ano, al sentir aquello Raquel salto y dijo

—Aa!!... uyy!! Ni me acordaba que estaba en mi culo ese dedito… tío…

Recuperamos el aliento y comenzamos a vestirnos, sin bajar del auto nos pasamos a los asientos delanteros y arranque, llegamos a casa, ella abrió la puerta del auto y besándome los labios dijo

—Tío, me has dado algo que nunca olvidare… te quiero mucho… y no te preocupes no diere nada a nadie…

Los dos fuimos a dormir y al día siguiente sus padres pasaron por ella a la casa, al parecer las cosas entre ellos se arreglaron y ella volvió a su casa…

Fin

Comparte este relato


Esta obra está bajo una .
4437
Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios. Información. Si sigues navegando, entendemos que las aceptas. Aceptar

Online porn video at mobile phone


Quiero que mi novia me ponga cuernos,relatosla mejor pagina de relatos lèsbicosTengo la verga chiquita y me pajeo igualporno mamando a dieguito el activo pollon rico y guapoRelatos el señor y la muchachaRelatos eroticos mi vecinita de secundaria decenteRelatos masturbacion de mujeresme puse una toalla femenina relatos crossdressercuándo me desvirginaron me puse una toalla sanitariaRelatos xxx en contre ami suegra en una caza de sitasrelato argentino porno infidelidad descubierta por celularrelato hijo aca no cojeme afueraSexo relato grite cuando me traspaso mi tio con su vergota xxxmonja se enloquece por una pollapans pegados al cuerpo señalando la vajina pornoRELATO PORNO EN LA FIESTA OBLIGARON A MI ESPOSA Y NADIE SE DIO CUENTAIncesto relatos mi hermana me pide que las embarace a ella y asu hijaxxxrelatos desesperadalos amores de ana etxeberria 12tia cm sele parte el coñocon ese chor desnudasporno español tragatelo y el puesto es tuyoporno relato vecina madura en tacones es insaciableRelatos xxx de esposas mexiccanasse resistia pero al final la follo a la fuerzami sobrino se queda en casa relatospantaletas,nalgotas vecina y su brasier relatosporno relatos cortos para menearmelaloba aullando a la luna pornoIncesto relatos mi hermana me pide que las embarace a ella y asu hijase acuesta a la su cama siempre marcando coño xxxrelatos de maridos bisexuales follando en cruisingrelato de mi. miscalzones. bien sucios de. le gusta ami noviovideo porno muestro mi culito con el pantalon bien apretado y me cogenmi suegra me tiene loco por probar coño relatosrelatos madre en hilo dental calienta y foya asu hijorelatos perversose la chupo al amigo de mi novio relato realrelatos de incesto entre hermanosrelatos de culeaderomujer da brinquitos de placer al tocar su clitoris superrapadoVer video porno exótico sueños de placer 2017 en españolporno mi hermana se rasura la picharelatos de prima que se excita viendo el pene de su primorelato la encontre follando y luego yo le meti todo mi penerelatos de sexo, mi cuñada con chor cortito en la casasexy relatos un padre muy dotadoRico porno para en cularseRelato porno mi esposa cogida por el culo por un extraño muy dotado soy cornudorelatos espiando por la mirillaRelato mi primo me desvirgo por el chochola humillacion y feminizacion total forzada del maridorelatos de cogerse a comadres y ahijadasmi suegra esta anciosa de penerelatos erotios gey espiando a etero dormidorelatos de nenitas preñaditasrelatos eroticos escrito esposo cornudo entrega a su esposa a su mejor amigoallinurl: online Uno partemadre sorprendida linpiando la pisina pornoporno de pilares lo pelitos baginacuentorelatos.el vestido de mamaTengo la verga chiquita y me pajeo igualla mejor pagina de relatos lèsbicosRelatos de señoras infieles y adictas alas tangascuentorelatos madre hijo termina dentromi novia y yo nos desvirgamos juntosrelato dormimos juntos con mamárelatos prohibidos entre tios y sobrinasasi hijo llename el culo con tu semenRelato mama me enseña a dar nalgadaabusadas metro hora puntarelatos trios con ahijadasmama massturbandose en la noche mientras todos duermenrelato de la marqueza