Infidelidad - Sexo con maduros

Mi novia es una ninfómana − Parte II

Click to this video!
Tiempo estimado de lectura del relato 33 Número de visitas del relato 30.885 Valoración media del relato 8,57 (21 Val.)

RESUMEN

El estudiante descubre que es su novia quien estaba en el show de sexo.

Me fui rápidamente a la terminal para tomar el primer autobús a Valencia y llegar a mi casa a ver detenidamente el DVD.

Llegué el domingo por la mañana, pensé en tomar algo y sentarme a ver detenidamente el video y tratar de captar algún detalle de su cuerpo que la identificara, temía lo peor por la semejanza con C, y aunque nunca la había visto desnuda del todo, si tenía algunos detalles que recordaba de cuando íbamos a la playa y utilizaba sus bikinis.

Me instale cómodamente para ver el video, estaba sumamente nervioso y excitado a la vez.

En la primera escena que por cierto era de muy mala calidad y se veía inmediatamente lo amateur de la producción, la escena empezaba en un cuarto bastante sucio y la toma dirigida a la puerta, la cual se abre y ahí estaba ella, completamente desnuda excepto por el pequeño antifaz, con un cuerpo excepcional de joven adolescente con tetas pequeñas pero hermosas y firmes, delgada y con cuerpo de gimnasta, una cabellera rubia dorada que le caía en la espalda, igual que C, en fin, estupenda. Al verla detenidamente me caló más la sospecha, como es posible que se parezca tanto…. Traía un collar de perro del cual tiraba el pigmeo que era el mismo que estaba en la función, este también venia desnudo y con la tremenda tranca colgando. El sonido era pésimo, pero tampoco hablaban mucho, la voz del que aparentemente tenía la cámara le dijo que se pusiera en cuatro patas y se acercara gateando, en verdad se veía cada vez más bella y sensual. Cuando estaba más cerca de la cámara, el que dirigía todo este teatro le dijo al pigmeo que le diera unos fuetazos para que se volviera más dócil, la cara de la joven se iluminó cuando le dijo esto,  paro el culo y el pigmeo tomó un fuete corto, de esos que tienen varias correas y que se usan en las sesiones de Sado-Maso y que estaba estratégicamente en el piso y le empezó a azotar las nalgas, a cada fuetazo se asomaba una sonrisa de satisfacción y morbosidad en la boca casi infantil de la frágil criatura, después de varios fuetazos, la cámara se acercó a las nalgas de la chica mostrando las marcas rojizas que le habían dejado, después le indicó al pigmeo que ya dejara de azotarla y dirigiéndose a la niña le dijo “acércate a tu amo puta, que tengo la verga llena del requesón que tanto te gusta jajaja..”. Ella se le acercó gateando hasta donde estaba sentado y le apoyó sus pequeñas manos en las piernas  del negro que era el que tenía la cámara, haciéndole un close-up en su cara, que coquetamente se relamió los labios con la lengua, en esa toma a tan corta distancia se podían apreciar todas las señas en la piel que podría tener su cuerpo, pero era tan perfecto que no podía haber nada que no fuera esa piel tersa, en ese momento aprecié tres pequeños lunares cerca del hombro izquierdo formando casi un triángulo que me llamaron la atención y que me iban a servir de referencia para una posterior identificación. En seguida ella agarró la verga del negro con gran amor y reverencia, y empezó a subirle el prepucio, que por cierto lo tenía bastante grande, hasta dejar el tremendo glande completamente descubierto e impregnado con una gruesa capa de esmegma producto de varios días sin limpieza, y entonces empezó a lamerlo como si fuera el mejor manjar, tomando parte del “requesón” en la lengua, volteando a la cámara mostrando como lo deglutía suavemente con una cara de perversidad y sexualidad como nunca había visto, para después, abriendo su boca, mostrar  que ya se había tragado toda esa pasta. Mientras esto sucedía, se oía la voz del negro insultándola nombrándole con los peores improperios, puta, marrana, mamona, guarra, pasó un rato en el que lengüeteaba por todos los resquicios de la negra verga, mostrando como recogía la pasta en la lengua y después la tragaba con el mayor de los placeres, hasta que la dejó  reluciente, entonces le dijo al pigmeo que era su turno y repitió las mismas cosas con la verga del pigmeo que no estaba menos sucia que la de su predecesor, y luego llegó el tercer negro repitiendo lo mismo. Después el pigmeo se subió a una silla y volteándose se puso en cuclillas mostrando groseramente el culo, ella se arrastró hacia él y tomando sus nalgas con ambas manos las separo mostrando el ojete del pigmeo a la cámara, se oyeron risas y voces diciéndole que metiera la lengua en el culo y lo limpiara bien porque estaba lleno de mierda, no se lo dijeron dos veces, ella metió materialmente la cara entre sus nalgas y empezó a emitir ruidos de chupeteo,

En seguida el otro negro le llega por detrás y le mete el pollón en el culo, esto sigue por varios minutos en los cuales se acercaba la cámara mientras le sacaba la verga del culo y mostraba el ojete dilatado por el grosor tan tremendo de su verga. Termina la escena con ella tirada al piso boca arriba mientras los tres negros descargaban su esperma en su cara y ella buscaba con la lengua los chorros que cayeran en ella para tragarlos, aquí se cambia la escena. Ya para entonces me había masturbado más de una vez imaginando que la joven era C. Esta parte que dura aproximadamente 30 minutos la repetí varias veces, pasé casi 2 horas viéndola y cada vez me daba más morbo imaginar que la rubia era C…

La segunda parte empezaba con una toma desde un auto en la noche dirigiéndose hacia un bar en una carretera polvorienta y alejada de cualquier poblado, y en ese momento sale un letrero que decía que la segunda parte se encuentra en venta en la taquilla. Me dio un coraje tremendo, pero era suficiente por el momento.

Pasé toda la noche tramando que hacer al día siguiente cuando viera a C., por fin tomé la decisión de no decir nada y seguirla el siguiente fin de semana a Barcelona y corroborar por mis propios ojos su infidelidad.

La semana pasó tranquila como de costumbre, aunque C. se mostró un poco recelosa de mi comportamiento un poco serio hacia ella, pero le dije que estaba así porque tenía un examen bastante difícil la siguiente semana y me ponía nervioso, ella como siempre me mimó y me dijo que me pasara el fin de semana estudiando y no había que temer.

Así llego el viernes y al medio día nos despedimos como siempre, recomendándome estudiar mucho, yo por supuesto le aseguré que me iba a encerrar los dos días sin siquiera contestar el móvil.

Me fui a la estación del tren y escondido me aseguré de que hubiera abordado para luego hacerlo yo un vagón detrás. Cuando llegamos a Barcelona me bajé cuidando de que no me viera, pero sin descuidar perderla de vista, enseguida tomo el metro con dirección a las ramblas y bajó en la estación de la Boqueria, encaminándose hacia la zona del barrio chino, estuvo caminando un buen trecho por las calles tortuosas en donde pululaban las putas, hasta llegar a un edificio en donde estaba el pigmeo esperándola, se saludaron con un beso bastante apasionado que me revolvió el hígado de coraje, luego se metieron al edificio y decidí esperar en un bar en el lado opuesto de la calle, cual sería mi sorpresa que en una mesa estaban sentados los otros dos negros, uno de ellos que era el que creía que era el jefe, así que esto me caía como anillo al dedo y me senté en una mesa cercana para poder escuchar la plática de los dos tipos.

Agucé mi oído y empecé a escuchar la plática.

—“Ya me habló Barrabas avisándome que la nena ya había llegado, se está alistando para su cliente.

—-Espero que llegue el viejo con la pasta y que no nos haga esperar.

—-Ya vendrá, estaba más caliente que no aguantaba que llegara la hora de verla, jajajaj.

En eso estaban cuando entra al Bar un señor bastante mayor, como de setenta y algo, delgado y con una ropa algo raída.

—“Adelante Don José, ¿ya está listo para su amorcito?, jajaja.”

—“Bien, ¿Trae la pasta?, porque aquí todo se paga por adelantado.”

—“Acá están 500 Euros, pero antes, cuentas claras, ¿A cuánto tiempo tengo derecho?”

—“-Ya quedamos en eso Don José, tres horas y tal vez un poco más, si aguanta jajaja.”

—“Va a subir conmigo una persona que me acompaña, ya saben, a mi edad no aguanto solo, así que me gusta ver, así disfruto más “.

—“Claro, claro, Don José, ¿Y en donde está esa persona?”

—“Allá en la calle de enfrente, lo pueden ver desde la ventana, es el tipo rudo con facha de malviviente, le dije que no entrara, el pobre hombre es casi un animal .”

Yo me asomé disimuladamente y vi al hombre, efectivamente era casi un vagabundo con una gran barba, pero se veía un hombre bastante fornido como de 40 o 50 años.

—Vaya, vaya, dijo el negro, pues sí que trae un buen ejemplar, como le gustan a la nena, jajaja.

—¿Y tengo derecho a hacerle de todo?

—Claro, de todo excepto darle por el coño, ya le dije que quiere conservarse virgen para su noviecito.

—¿Y que es todo?, pregunto el viejo.

—Lo que se le ocurra, si le gusta hacer marranadas, hágalas, ella bebe y come lo que ustedes manden, dijo esto haciendo un gesto grosero en su paquete, el precio incluye mamadas de verga y culo, follar en culo, ducha dorada y otras cosas que quieran. También si le gusta azotar a las jovencitas puede hacerlo, no muy fuerte pues no queremos marcas, ¿De acuerdo? Ahí al lado estará Barrabas cuidándola, así que mucho cuidado con mi muchachita…”

El viejo les pagó y salió rápidamente, atravesó la calle y llamo al hombre de la barba para enseguida entrar en el edificio, mientras los negros lo veían riéndose.

—No creo que lleguen a las tres horas, jajaja..

En eso me acerque a la mesa de los negros y les aborde.

Disculpen, estaba en la mesa de junto y no pude evitar oírles, si me permiten invitarles una copa …

—Claro, claro muchacho… ¿que también tienes ganas de tirarte a la chica?

bueno, pues si, si

—Ya habrás oído, son quinientas pelas, pero será el otro sábado, ella folla solo una vez el sábado, luego tiene una función, y el domingo tenemos sesión de video o algún cliente especial.

¿Cliente especial?

Si, ya sabes algún tipo de esos raros que quieren cosas especiales.

¿Cómo que cosas especiales?

—Pues especiales ¡COÑO ¡

—Bueno vamos dame un ejemplo…

Mira, veras, cosas raras, algunos les gusta ver como una jovencita folla con algún animal, o les gusta que se la tiren varios tipos, o verla bañada de meados, en fin, algunas que no te digo por lo asquerosas que son.

—Caray¡¡, y ¿cómo conocieron esta chica?

El tipo me miró con una sonrisa de satisfacción y no tuvo empacho en contarme.

—Pues verás, hace ya varias semanas, estábamos mis amigos y yo en la estación del metro de las Ramblas, era ya entrada la noche que es cuando vamos a vender yerba, en eso baja del metro una jovencita preciosa y cuando nos ve, se para y se nos queda mirando,

Me acerqué y le pregunté: “Que pasa chiquilla, ¿te perdiste?, si quieres te acompañamos para que no tengas miedo,..”

Ella se nos quedó viendo con cara de niña traviesa y nos dijo. ” no, no estoy perdida, pero si quieren me puedo perder para que me encuentren, jajaja”

—“¿Qué edad tienes chiquilla? Le pregunte,

— “ya cumplí los diez y ocho”.

—“Mira, que con esa edad no es hora de andar por estos lugares, te puedes encontrar algunos tipos degenerados y te pueden follar por todos lados, jejeje”.

Ella me miró con picardía y me dijo:

—Mmmmmm… ¿y tú que crees que me harían?, a lo mejor si me encantaría encontrarlos…

—“Pues ya los encontraste chiquilla, y si quieres te vienes con nosotros a nuestra buhardilla y veras lo que te podemos hacer.jajaja”

— Bueno, pero eso sí, soy virgen y así quiero estar hasta que me case con mi novio”.

—“Ningún problema niña bonita, hay muchas formas de follar y que sigas siendo virgen”

—“Me lo prometen?”

—“Claro que sí, nuestra palabra de vagabundos, jajaja”.

Nos encaminamos a nuestro piso, acá enfrente, mientras ella nos decía que su fantasía favorita era estar con tres negros como nosotros,

—¿Y cuál otra fantasía tienes?

—Mmmmm…que tengan vergas bien grandes y…que estén bien sucias, me excita el sexo sucio.

—¿Y también te excita que te den tus buenos fuetazos?

—“Bueno, no tan fuertes, pero sí, me excita el sexo duro como te dije…

—“Pues has encontrado los compañeros perfectos, nos gusta dar nalgadas y fuetazos a las hembras y tenemos como tres semanas desde el ultimo baño, … y aquí este enano que se llama Barrabas tiene cuando menos un mes, jajaja …es el más marrano de los tres, pero si, es el más vergón de todos,.

Al llegar al piso los tres nos desnudamos, nuestra chica se quedó asombrada de ver el tamaño de nuestras herramientas.

—“Wauuu, con eso me van a deshacer …”

Enseguida empezó a desnudarse y entonces nos tocó a nosotros asombrarnos, aquello era una divinidad, un cuerpo de adolescente precioso, no se le veía ni un defecto.

Nos sentamos en la cama y en seguida se acercó a nosotros, se hinco y empezó a chupar nuestras pijas una a una, veías como gozaba sintiendo la verga en la boca, con la lengua probaba cada centímetro.

Me dijo con cierta ironía y haciéndose la niña inocente, ““¿qué es esta especie de cremita?”

—“se llama queso de hombre niña, y si quieres ser una buena puta lámelo y cómelo”

—“Mmmmm.. que bueno, me da mucho morbo”.

—“Pues sigue para que recibas tu ración de leche.jajaja”

Estuvimos así un tiempo, nos corrimos cada quien dos veces en la boca de la chiquilla, ERA INSACIABLE!!

Esa noche también la enculamos los tres, y cuando estábamos descansando y recuperando fuerzas, me paré al retrete a echar una meada y ella me siguió como perrito.

—“¿Te puedo ver cómo orinas?”

—“Claro chiquilla si te hace feliz”

—“¿y te la puedo agarrar?

Así me la agarró mientras meaba, y justo antes de terminar…tomó mi verga y se la metió en la boca tomando las ultimas gotas y mirándome con cara de vicio me dijo:

—“Me encanta beber los meados, me hace sentir sucia…ahora necesito una buena zurra…

—“PÉGAME¡¡Tomé un cinto y le empecé a atizar con él en el culo mientras gritaba: “Mas más, cabrón, duro, quiero ser tu puta¡¡

Así le dije que sería mi puta a partir de ese día, ella asintió, pero me dijo que únicamente los fines de semana, pues estudiaba en otro lugar, no me quiso decir en donde, pero me dijo que los fines de semana seria mi esclava.

Le dije que la siguiente semana la vendería como puta a un grupo de ilegales senegaleses como yo, que vivían hacinados en un sótano en las orillas del puerto y como no había puta que se atreviera a follar con ellos le habían encargado que les consiguiera una mujer en quien descargar. Son como ocho o diez, pero le aseguré que yo estaría cuidándola, y me sorprendió cuando me dijo “No sabes con que ansias esperaré el próximo sábado, es más, traeré una cámara para que me filmes y me masturbe con el video cuando esté sola”

Le dije que sería una muy buena idea, y que después hasta podría vender los videos, pero ella no quiso, me dijo que después lo haría, pero tendría que ser con una máscara o antifaz pues no quería que alguien la reconociera.

La siguiente semana fuimos a la pocilga de los amigos después de estar enculandola entre los tres, el lugar era asqueroso, pues no contaba con los mínimos servicios, eran nueve negros, como yo, y cuando vieron a la niña no lo podían creer, nunca se habían imaginado que una jovencita con cuerpo y cara de modelo estuviera allí, presente y con cara de viciosa, aquello fue una verdadera orgia, la pequeña estaba feliz haciendo todas las guarradas que le decían aquellos salvajes.

—Si quieres te vendo el video que tomé esa noche, pero no le vayas a decir a la chica cuando la conozcas pues ahí sale sin el antifaz…

Después de la orgia con los senegaleses y al ver cómo le gustó ser usada en los peores lugares, nos dedicamos a buscar lugares cada vez más extraños y sucios, encontramos un lugar en las afueras, era un callejón en donde se reunían varios vagos, allí la llevamos para que mamara las vergas de todos los que estaban en ese lugar. Otra semana nos dijo que quería una nueva experiencia, ser vendida como puta en un burdel, la llevamos a casa de una madame que conocíamos y que era muy famosa por regentear un prostíbulo en donde pagabas por que las putas satisficieran los gustos más extraños y marranos, cuando la vio, al principio no quería admitirla pues era muy jovencita para esas cosas y normalmente las putas que se prestaban a esos actos era viejas y feas, pero después de explicarle que sería una noche y que podría ganar unos buenos euros accedió. La dejamos como a las ocho de la noche y le dijimos que volveríamos por ella a las tres de la mañana, antes de irnos le dijo a la niña que mirara los servicios que tendría que ofrecer, entonces le mostró una especie de menú que también vimos, eran los precios

——mamada tragando……20 E.

——Follada natural…………50

——Por el culo………………70

——lluvia dorada…………….50

——Otras desviaciones……. a tratar.

Ella no le puso objeción a nada excepto a la segunda, le dijo que no follaba por delante ni con condón.

La vieja no puso reparos, y le preguntó si aceptaba otras desviaciones, pues los clientes que frecuentaban el lugar eran muy extravagantes. Ella dijo que no se oponía a nada, que hacía de todo….

Nos fuimos y cuando regresamos ella estaba con un cliente, pero la vieja nos dijo que era una chica maravillosa, que nunca había visto semejante guarra…

Que justo ahora estaba con dos clientes que ninguna puta aceptaba, eran dos tunecinos que les gustaba la escatología, esperamos más de media hora cuando vimos a los dos tunecinos bajar de las habitaciones abrazando a la chica, y le dieron una gran propina a la vieja mientras le decían que estuvo fantástico. Cuando nos retiramos la vieja nos rogó que la volviéramos a llevar.

Desde entonces además de ser mi puta nos hicimos grandes amigos, para nosotros es como nuestra pequeña esclava, ya sabemos todo lo que le gusta, mientras más perverso y guarro, ella goza más, es increíble, pero nosotros la cuidamos, así, cada fin de semana hacemos diferentes cosas y le traemos diferentes clientes, ¿tú crees que lo hace por dinero?, No, que va, todo el dinero es para nosotros, después se nos ocurrió montar un espectáculo en un local de una vieja amiga en la ciudad gótica, deberías ir. Ella es especial, le gusta que la vean hacer guarrerias y usa un antifaz para que no la reconozcan…Si quieres te doy la dirección y te vendo una entrada, además aquí tengo un DVD el primero que hicimos, ahí la verás haciendo de todo y en la segunda parte en un bar de carretera y también uno recién terminado, es una ANIMALADA ¡¡ nos llevó dos domingos filmarla en una finca de un tipo de lo más degenerado, jajajaj..

No le dije que ya conocía el lugar y que ya tenía el primer DVD, así que únicamente les compre la segunda parte del primero y el último video y ese en donde está sin antifaz y que me lo vendió en 100 Euros, les pregunté si los podía acompañar alguna vez, no quisieron, pero me dieron su móvil para cuando juntara los 500, y me reservaran un sábado.

No quise quedarme más, no quería enfrentarme a C. Tenía que ver los videos y planear cual sería mi siguiente paso.

Regresé a Valencia en el siguiente tren para verlos en mi departamento,

Empecé con el primer video en donde sale sin antifaz.

Empieza cuando entran a una especie de sótano como los que se usaban durante la guerra para protegerse de las bombas, estaban como ocho tipos, todos negros con pinta de malvivientes la rodearon con cara de vicio extremo y uno de los negros, con el que había estado hablando, le ordeno que se hincara, todos los malvivientes la rodearon mientras se desnudaban, casi se le echan encima y los tres negros tuvieron que poner orden, luego todos sacaron sus vergas mientras rodeaban a C. y ella empezó a mamar a uno tras otro hasta que todos acaban en su boca, era un video muy corto y nada especial excepto porque C. estaba sin antifaz y se apreciaba su cara de viciosa cuando mamaba las vergas sucias de los negros.

No quise ver los otros videos, tenía que pensar muy bien que actitud tomar con C, Toda la noche la pasé tramando un plan e imaginando lo que C. iba a decir cuando supiera que la había descubierto.

Al día siguiente, la vi, estaba como siempre, despampanante, tomamos un café y le dije que me habían prestado una peli porno y que, si le apetecía verla conmigo, ella se rio y me dijo que no sabía que me gustaba el porno le dije que de vez en cuando me apetecía, que podíamos ir a su casa y la viéramos mientras me invitaba una cerveza.

 “Ok, me hace ilusión la idea de ver una peli porno contigo”

Por raro que pareciera nunca había entrado a su casa, o más bien nunca me había invitado a pasar, las veces que la acompañaba me despedía con un beso amoroso en la puerta y ya. Tenía un piso lujoso en la zona del Perellonet esta vez fue diferente, me invitó a pasar y me quedé asombrado del lujo con que vivía, nunca me lo pude imaginar, era un piso bastante grande le calculé unos 100 metros cuadrados, la sala de estar era de un estilo muy moderno toda recubierta en piel, y un gran mueble con todo tipo de electrónica, desde un tv de 60 “hasta lo último en sonido y reproductores de video.

“Bueno, pues aquí tienes, todo lo necesario para ver tu porno, y es más si nos apetece puedo hacer unas palomitas de maíz,( risa)”

Pensé en mis adentros que en momento se le iba a quitar la risa.

—Bueno, estupendo, tienes un piso maravilloso.

Nos sentamos en el sofá y puso el DVD con el video que le había traído, en seguida se sentó a mi lado abrazándome cariñosamente, no bien hubo empezado y le vi como su preciosa cara se fue descomponiendo y empezaba a palidecer, pero en seguida detuvo el DVD y se paró delante de mí, nunca la había visto de esa manera, estaba calmada pero su cara reflejaba una angustia interior cuando se dirigió a mí.

—“Ya veo que me has jugado una broma muy pesada, pero ahora vas a tener que decidir si quieres seguir conmigo tal como soy o nos despedimos para siempre. Si decides lo primero es que me amas y me aceptas como soy. Tú decides mi amor.”

Su respuesta me dejó frio, nunca me imaginé que fuera a reaccionar de esa manera, ella al ver mi turbación se acercó, y tomándome en sus brazos me dijo:

“Perdóname P., nunca quise burlarme de ti, yo pensé que algún día disfrutarías viéndome hacer el amor con otros. Y pensé que aún disfrutarías más sabiendo que yo sabía que estabas allí viéndolo, sabiendo que yo quería que vieras. Te amo P., y nunca haré algo que te haga infeliz... De hecho, si no fueras tan tímido yo haría cosas que te hicieran feliz más allá de tu imaginación. Y créeme, ya tengo idea de que tan extrema es probablemente tu imaginación, mi único deseo es que me disfrutes,”

Me sentí inmensamente agradecido por lo que me decía y le aseguré que estaba locamente enamorado de ella

... Oh, P, me haces tan feliz, hay tanto gozo esperando por ti. Mi dinero te comprará todo el placer que esta tierra tan prodiga y toda la imaginación del hombre puede ofrecerte. Y lo que el dinero no pueda comprar, te lo daré yo misma usándome para ello. Un poeta dijo que la tierra era un lugar para amar, y así es. Si solamente eres honesto contigo mismo. Te sacudirás de todas esas reglas chabacanas que la gente pone a tus sentimientos. Debes parar de sentir lo que la gente te haya dicho que debes sentir y empezar a tener conocimiento de lo que genuinamente sientes en la parte más secreta de tu corazón. ¿Por qué no vivir tus emociones, y no las de ellos?”

 “Oh, yo sé que no es fácil al principio” siguió diciendo. “Puedo entender un poco que tan avergonzado te sientes. Ella se acarició a si misma a través de su blusa de seda, se estaba poniendo intensamente excitada. Metió su mano en la blusa y empezó a pellizcarse los pezones. “Quiero que las veas ¡y también que mires mi coño” C deslizó su otra mano bajo su falda. Su voz se volvió más gutural “Mira ahora tengo mis dedos en el coño, P., Dios estoy tan húmeda ¡Si quieres me recuesto y me subo la falda para que veas como me acaricio, por el tiempo que quieras, ¡Me hare correrme yo misma para que veas” ¡Ella me tomó de la muñeca cuando yo empezaba a huir, y gentilmente me empujó en el sofá! “OK, mi pequeño virgen, Seré buena”” Pero recuerda cuando estés en la cama en la noche preguntándote lo que hubiera podido ser, como: sentarte y mirar, mientras te masturbas, recuerda que está esperando por ti cuando quieras tenerlo. Todo un universo de placer erótico está esperando por ti cuando tú quieras, todo lo que necesitas hacer es pedir.”

“Solo piensa, mi amor, que para el resto de tu vida podrás usarme de cualquier forma que desees. Todos esos pasajes húmedos y especiales de mi cuerpo están a tu servicio. ¡Inclusive mi coño que tan celosamente lo he reservado para ti Todo lo que quieras probar, no importa que tan sucio, no importa que tan pervertido, solo tienes que pedírmelo y lo hare!, en tan solo unos días, estarás chupando mis pezones y lamiendo mi coño, follaras mi coño y follaras mi boca y follaras mi culo”. Ella tomo de nuevo su muñeca y lo detuvo. “Si, también mi culo; y, lo que, es más, te encantará, de la misma manera que me encanta a mí. No te mientas a ti mismo P., es algo que te puedes engañar, Que seas tímido y que te avergüence que esté hablándote de esta manera es correcto, es natural. Pero sé cándido en esa parte de ti mismo en donde nadie sabe que estás pensando. Si puedes ser honesto contigo mismo, entonces podrás tener todo el milagro de este extraño y especial universo que te estoy ofreciendo. Ese mundo que la gente persigue sin encontrarlo y que de pronto se encuentran con que es demasiado tarde, y que ya están viejos.

“Así, podrás estar en este paraíso, podrás disfrutar follando mi culo. Y podrás admitir cuanto regocijo te dan los usos que me podrás dar. Me podrás mostrar a tus compañeros de escuela, y si quieres, me los follaré. ¡NO TE CONMOCIONES!, admite que hay algo dentro de ti que te emociona imaginar viendo cómo se follan a tu novia! Yo serviré a tus amigos, puedes incluso intercambiarme para que te ayuden a follar a sus hermanas, y tantas otras cosas…Podemos arreglar para que me espíes en el elaborado ritual de un hombre seduciéndome, también que mires como hago el amor con otras mujeres, o llevarme algún vagabundo, el más sucio que encuentres para ver como hago las cosas más bizarras y sucias con él, me veras lamiendo su asquerosa verga y limpiando la suciedad de su culo con mi lengua y…. Y verás a hombres azotándome, y descubrirás que tú también quisieras azotarme, y me azotarás, y gozarás viendo como disfruto que me azoten, y que después de ser azotada estoy aún más sexi...

¿Quieres saber cómo fueron mis inicios en volverme la mujer completa que soy?

Yo siempre fui una chica de las que llaman calienta pollas, me gustaba ver como los chicos de mi clase o los hombres mayores se regocijaban viendo mi cuerpo tan sexi que desarrollé desde muy temprana edad, desde mis escasos trece años empecé a tener relaciones sexuales con los chicos de mi clase, claro únicamente sexo oral, pero me encantaba hacerlo. En esa época estaba muy recortada económicamente por mis tutores, pues como tú sabes quede huérfana desde los diez años, y mis tutores eran muy estrictos con relación a mis gastos, así que cuando tenía apenas quince años me gustaba la ropa de marca y otros gustos que no me podía dar, así que…

Una vez recién entrada en la Universidad, necesitaba dinero, mucho dinero, así que me vendí yo misma a un club de millonarios degenerados (de un grupo sadomasoquista) por una semana. Tuve que hacer todo lo que ellos quisieran. Absolutamente todo (Pausa) Parte del tiempo estaba con cadenas. (Pausa). Esa semana fue fantástica y mi descubrimiento de mi verdadero Yo

Hice de todo, desde dejar que usaran todos mis orificios para la satisfacción de sus más oscuros deseos hasta dejarme azotar para placer de alguno de ellos. (Pausa)…incluso usar diferentes objetos o animales para realizar actos que ordenaban que hiciera mientras observaban… Así es como conocí a Walter. Era un hombre adorable y se enamoró de mí, y yo de él, déjame describirlo, tenía como sesenta años, delgado y muy elegante y con un sentido muy especial del erotismo y la habilidad para dar placer y conocer las debilidades de su pareja, pero sobre todo para sacar a flote todo lo que tenemos oculto, nuestros vicios más ocultos… así entonces a la semana siguiente me envió una nota para una cita, yo accedí de inmediato, me ordenó ir vestida únicamente con un chubasquero y sin nada de ropa interior

El trayecto hasta su casa fue infierno maravilloso. Sentía que todo el mundo me observaba, me dio por pensar que sabían que iba desnuda bajo el chubasquero, que por su color llamaba la atención más de lo deseado. Cualquier movimiento acentuaba mis sospechas. Me sentía muy húmeda, el miedo y la vergüenza se había transformado en euforia, ya estaba segura que era capaz de realizar cualquier cosa que se me ordenara.

Frente a la boca del metro había una casa de estilo colonial de 3 pisos de altura y un pequeño jardín detrás de una valla. Me abrió la puerta, el hall de la casa era de mármol con unos muebles antiguos, se oían voces que salían de una sala continua, no estábamos solos, el mundo se me vino encima, un montón de dudas aparecieron, ¿me habría equivocado al leer la nota?, estaba nerviosa, la angustia crecía en mí. Me beso en la mejilla y me hizo pasar a una salita, decorada con lacas chinas, el mobiliario también era chino y salvo un sillón parecido a un trono solo había cojines en el suelo, unas vigas de madera sobresalían del artesonado del techo, y de ellas me pareció ver colgadas unas argollas de hierro. Me pidió el chubasquero, mi duda interna era muy grande quería obedecer y quitármelo, pero pensaba en las voces si me veían desnuda me moriría de vergüenza, y eso parece ser lo que quería él.

La segunda vez que me lo pidió, me lo quité y se lo di. Se quedó mirando mi vestuario o más bien mi desnudez. Su rostro seguía inescrutable, no sé si le gustaba o no lo que veía. Me vendo los ojos con un pañuelo de seda negro, se llevó mi chubasquero y me dejo desnuda en medio de la salita inmersa en un mar de dudas…

Debió pasar una hora más o menos y seguía sola en la habitación ya no se oían voces, no sé si se habían ido o estaban todos callados tampoco podía ver que sucedía. Un escalofrío recorrió mi cuerpo, notaba el miedo todavía no sabía por qué, mis pensamientos mi calenturienta imaginación, no lo sé. De repente el sonido de una voz cálida me tranquilizó, era él, me cogió de la mano con suavidad me llevo junto al sillón, me hizo poner de rodillas y él se sentó recuerdo sus palabras “hoy es un día muy importante, sé por qué has venido y tú también lo sabes, si decides quedarte no saldrás de aquí en una semana, serás castigada sin motivo y aprenderás a obedecerme. Hay que forjar tu carácter. Si no estás segura puedes irte ahora mismo”. Mis miedos no se habían disipado, aun creía que había más gente, su tono paternalista me hacía sentir segura. Todo mi ser bullía de excitación, ahora era capaz de aguantar cualquier infierno, La primera noche recibí un fuerte castigo, me azoto los muslos, las nalgas y los riñones, con un látigo primero y con una vara más tarde, notaba su aliento en mi mejilla cada vez que se acercaba y eso era suficiente para darme valor y aguantar…

Me llevo a un cuarto pequeño, contiguo a la sala china, parecía la celda de un monasterio, una cama de barrotes de bronce, un pequeño armario y un reclinatorio, en la pared de enfrente una puerta que luego averigüe que era un cuarto de baño, no tenía ventanas al exterior. Esperaba de pie en medio de no sé cómo llamarlo, tanto lujo en un sitio y esto tan austero, oí el ruido del agua al caer un perfume suave y   agradable empezaba a inundar mi nuevo aposento, mis  muslos y nalgas me dolían, no me atrevía a mirarme ni a tocarme, se  puso delante de mí, no había perdido la compostura, su cara seguía igual, su traje inmaculado, me ordenó quitarme los zapatos, el liguero y las medias, totalmente desnuda me guío a la estancia contigua, era muy amplia, mayor que la habitación, todo de mármol, suelo y paredes, el techo de espejo reflejaba mi cuerpo, en medio una gran bañera redonda también de mármol se llenaba de agua y espuma, el calor que desprendía llegaba hasta mí, detrás de la bañera un espejo con dos lavabos delante, a la izquierda un retrete y frente a él un bidé. La forma de guiarme, suave, me hacía dudar, tan frío y cruel hace unos momentos y tan cálido y cariñoso ahora. Me sumergí en el agua, al rozar la zona afectada por los azotes sentí un escalofrío, como si otro latigazo acabara de estrellarse contra mi cuerpo. Me explicó que era causante a la esencia de hierbas que había en el agua, me harían sentir bien, me relajarían y reducirían las zonas inflamadas. Frotó mi espalda con suavidad y pasión, mi excitación estaba por las nubes, pensaba en tenerle dentro, salí fuera de la bañera, una inmensa y suave toalla recubrió mi cuerpo con una agradable caricia, el me secó, salió fuera y me dejo sola, estaba segura de que lo hizo para darme un poco de intimidad, aproveche para hacer mis necesidades, me apresure, si volvía y me veía así..., me ruboricé solo de pensarlo. Salí al cuartucho, había preparado unas muñequeras y unas tobilleras que había sujetado a la cama. Me dijo que dormiría todas las noches atada. Me tumbé de espaldas y me ató en cruz. Todavía tenía esperanza de que utilizara mi cuerpo, no mi cuerpo, a mí entera. Apagó la luz y se marchó. Esa noche el orgasmo no fue físico ni tan siquiera me rozó, mi cabeza empezó a elucubrar y todas mis fantasías surgieron sin ningún esfuerzo. No sé cuántas veces me penetró y me utilizó, esa noche mi placer fue inmenso….

Ese segundo día, vino al cuartucho, encendió la luz, iba perfectamente vestido con traje azul y corbata de tonos rojos y dorados, traía una bandeja con zumo, café y leche y unas pastas. Soltó mis ataduras y masajeó mis tobillos y muñecas, me hizo levantar y me acompañó al cuarto de baño, este viaje no se marchó, se quedó mirando como hacía mis necesidades, no había visto una puerta en el rincón, era una ducha.

Abrió los grifos y el agua comenzó a correr, me duché y él me secó con suavidad y dedicación. Volvimos al cuarto donde desayuné, al terminar me acompañó hasta la salita china. Me dijo que esas tres estancias era a todo lo que podía aspirar en esa semana, la única que tenía ventanas al exterior, las tenía tapadas con unos gruesos cortinajes de terciopelo negro, nada de luz se filtraba del exterior. No sabía si era de día de noche, o que hora podía ser, ningún reloj me aclaraba mi incertidumbre. Me ató a las argollas que pendían del artesonado, las conocería bien, en días futuros serían una cita ineludible para mí. Una vez sujeta de pies y manos en forma de X comenzó a azotarme, lo hizo con una banda goma de unos 10cm. de anchura.

Comenzó por la parte trasera de mis muslos por encima de mis rodillas subiendo hasta mis riñones entreteniéndose más tiempo en mis nalgas. Los golpes eran secos y muy fuertes, las gomas se adaptaban perfectamente a mi cuerpo y el golpe era en toda su dimensión no en un punto concreto. La parte delantera tampoco se libró de los golpes, fueron menos en número y en intensidad principalmente en pechos y muslos, quede extenuada. Antes de soltarme aplicó una pomada por mi zona afectada que mitigó la calentura y el escozor. Me tendió en los cojines del suelo, me dijo que tenía ir a trabajar. Sabía perfectamente que no me levantaría hasta su regreso. Antes de salir me cubrió con una suave tela, no hacía frío, pero la agradecí. A su regreso se sentó en el sillón a mi lado. Me hizo poner frente a él arrodillada sentada sobre mis talones con las rodillas muy separadas. Hablamos largo tiempo acerca de la sumisión, me aclaró dudas y temores y me dijo lo que ahora hablaba al teléfono.

—A partir de ahora tu cuerpo me pertenece solo yo o los que yo designe te tocaran con objeto de producirte placer...Te entregarás a cualquiera que yo escoja y harás para mi todas las perversidades que nunca te has atrevido a hacer con él solo objeto de darme el placer visual, Te arrojaré a hombres sucios y perversos que no hayan descargado sus huevos en semanas y te entregaras a ellos como la más puta de las hembras y gozarás sabiendo que me masturbo observando.

Yo le prometí que así sería y ahora había fallado. Ese día me ató a una mesa estrecha larga y un poco alta, con mis rodillas flexionadas mis piernas quedaban colgadas, todo el cuerpo sobre la madera, me mantenía pegado a ella una correa a la altura de la parte superior de mi espalda, en esa posición mis nalgas y mi sexo quedaban al aire, mis brazos los ató a lo largo de las patas delanteras. Por primera vez en esa visita, vi la herramienta de mi Amo, la metió en mi boca, estaba henchida de placer, por fin había decidido ofrecerme algo suyo, me afané en la mamada dificultada por la posición, solo tenía el juego del cuello, después me folló largo rato por el culo, me dijo que el coño estaba reservado para mi cumpleaños dieciocho. Nunca en la vida había disfrutado tanto. Me soltó, comí un poco de fruta me permitió que me aseara y volvió a atarme en la cama. Metió un consolador en mi ano, me extrañó el cablecito que salía de él. Me besó en la boca, un beso profundo. Apagó la luz y se marchó, me dejó sumida en mis pensamientos… Regresó pasadas dos horas, se acercó a mí y musitó a mi lado. ¿Recuerdas lo que te dije de entregarte a otros hombres para satisfacerme viéndote como te tratan como la peor de las putas? Le dije que sí que lo haría gozar viéndome hacer las peores cosas. Enseguida se dirigió a la puerta y llamo a alguien, no lo podía creer, era un hombre de unos cincuenta años fornido y sucio, parecía un vagabundo, pero con una cara perversa que se ocultaba tras una barba desaliñada. El olor llegaba mezcla de alcohol y sudor. Recuerdo perfectamente cómo se dirigió a mi señalándome y diciéndole.” Esta es la puta de que te hable. Cumple tu trabajo, si me satisface lo que vea te pagaré bien”. Se sentó en un sillón y prendió las cámaras de video que se escondían en todos los rincones de la habitación preparándose a observar y a masturbarse por mí. Me acerque al hombre y me arrodille ante él... pude ver la cara de satisfacción de mi amo y eso me hizo representar mi papel lo mejor que podía. Lo desnudé besándole y pasando la lengua por su sucio estomago cual si fuera mi amo. Se sentó en la orilla de la cama y ya desnudo comencé a recorrer mi lengua por cada lugar de su prominente vientre hasta llegar a su verga exageradamente grande pero todavía flácida y con la piel cubriéndole todo el glande... Miré de reojo como mi amo se regocijaba masturbándose... levante la piel descubriendo el glande que empezaba a tomar otras dimensiones tenía un anillo amarillento de semen reseco mezclado con orina de varios días, su olor impregnaba la habitación mientras desaparecía en mi boca. El hombre me agarró de la nuca y empujó salvajemente, sentí que me atravesaba la garganta, pero soporté y empecé a lamer de arriba abajo hasta sus testículos. De repente lanzó un fuerte grito y metiéndola otra vez en mi boca descargó un torrente de semen en mi garganta, volví la cabeza para que viera como lo tragaba y pude ver como eyaculaba sobre el piso, me abalancé para lamerlo, pero me detuvo.” déjame ya me diste placer, ¿Quieres darme más? Le contesté que sí. Se levantó y acercándose al hombre le empezó a decir algo en voz tan baja que no pude escuchar. Solo pude ver la sonrisa perversa de aquel hombre.” C, regreso en uno o dos días, atiende bien a nuestro huésped ya miraré los videos para ver que tan bien lo atendiste”. Me dejó a solas con ese hombre, en esos dos días no hubo cosa alguna que no me  hiciera hacer con él o con los amigos que llevó y a los cuales me vendió .Después supe que cuando me dejó sola con el vagabundo  salió en busca de los hombres que le había recomendado por lo bajo cuando le susurró sus planes de perversión,, se encaminó a los muelles hacia la calle del bar que le mencionó... cuando vio a los dos negros que le ofrecieron droga en un callejón del barrio chino, inmediatamente supuso que eran ellos, los hombres ideales capaces de todas las perversiones, vulgares y sucios... Recuerdo muy bien sus expresiones cuando me vieron amarrada a las argollas desnuda y azotada por el vagabundo...

— para mí ese video fue la prueba de mi entrega absoluta a Walter. Me dijo que lo llevaría a todas partes para masturbarse viéndome…Recuerdo muy bien que después de haberme dejado con aquel hombre este me amarró a la cama y comenzó a azotarme, así estaba cuando entraron aquellos hombres, me alarmé, pero en seguida me sentí segura pensando en que Walter no permitiría que me hicieran daño. Siempre tuve la certeza de estar vigilada. Me sentí el objeto de su placer y deseaba ser usada de todas las formas por aquellos infames para satisfacer a mi amo no presente...me esmeré siendo toda ternura ante aquellos brutos, mi cuerpo fue el receptáculo de todos sus deseos aún los más viles, penetraron todos mis orificios, recorrí todos sus cuerpos sin dejar un solo lugar que no probaran mis labios, mi boca lamió todos sus sucios orificios, bebí lo mismo su semen que su orina. Durante 10 o 12 horas me usaron como quisieron, lo mismobesaba y lamía sus pies que los orines que habían regado en el suelo con toda intención para que yo los recogiera o sus culos con restos de mierda después de haber usado el retrete. Me sentía sucia y al mismo tiempo deseaba que me viera así, deseaba ser la puta que satisficiera todas sus morbosidades mientras se masturbaba viéndome como hacia todas esas perversidades.

Después de esa semana me pidió que me mudara con él, estaba feliz de esa nueva vida llena de lujos y lujurias. Cada fin de semana invitaba a diferentes amigos, inclusive parejas con los cuales hacia todo tipo de perversidades que se les ocurría.

Una vez llegó con dos amigos Tunecinos, escucha…nunca había conocido a tipos tan degenerados, la primera vez que los vi me sentí un poco aterrorizada, uno de ellos tenía como cincuenta años, estaba medio calvo y lucía una buena barriga, el otro era más o menos de la misma edad aunque era muy delgado y tenía una cara de maldad que daba miedo, ambos tenían pasión por el voyerismo y esto lo sabía William por lo que les mostró el video que había sacado semanas antes,  les encantó ver como una chica tan joven respondiera tan sumisa a todas las perversidades que se le asignaban hacer  y convencieron a William de llevarme una semana a Túnez, que tenían varios amigos con distintas preferencias sexuales y que sería de gran enseñanza para mí y para deleite de ellos y de William al ver las filmaciones que harían, le decían que unos eran fetichistas de todo lo perverso y lo sucio, otros tenían preferencia por la flagelación y el SM, otros eran amantes del bestialismo, y otros más de otros vicios más extremos como la escatología .Cuando me contó esto William, me nació un deseo profundo y morboso como nunca había experimentado, me dijo que iría siempre y cuando estuviera de acuerdo ya que él no podría ir, pero le entusiasmaba la idea de que filmaran todas las aventuras sexuales que pudiera tener, no pude disimular la cara de entusiasmo y deseo y le dije que si eso le daba placer lo haría muy contenta, que deseaba hacer una vez más todo las perversidades que quisieran y darle placer al ver a su puta haciendo de todo. Así me embarque hacia Túnez quince días después, William ya había encargado de que todo tendría que estar filmado y me hizo prometerle que obedecería en todo, haciendo énfasis en todo, explicándome que en esas zonas eran muy aficionados al bestialismo, a la escatología y otras perversidades extremas,  me dijo que una vez estando allá no había vuelta atrás, yo le aseguré que estaba ansiosa de experimentar todas las excentricidades sexuales que le satisficieran, y la verdad que William gozó muchísimo viendo los siete videos que grabaron en Túnez, durante tres semanas posteriores los veíamos dos o tres veces hasta que vino el desafortunado accidente que acabó con su vida… pero eso ya te contaré después, por ahora quiero contarte mi experiencia Tunecina….

Continuará.

Comparte este relato


Esta obra está bajo una .
5712
Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios. Información. Si sigues navegando, entendemos que las aceptas. Aceptar

Online porn video at mobile phone


relatos erotiicos 2017 "fui suya"relato embarazame trabajoporno xxx suspiros de exitacionatragantada con una polla relatoskoslovm72 relatosayudando a mama enyesada pornorelato erotico de maestra con viejo chaparrorelatos de incesto sexo con maduras cartuz mbar coneja relatos pornosver video porno exótico juegos calientes de placer hotel 2017 los más recientesIncesto relatos mi hermana me pide que las embarace a ella y asu hijarelatos eroticos de tenderosfollando con dos empleado de mi maridomi hijo me relatos la arrima por atras cuando duerme pornorelato putita esclava mi culo es de mis hermanos y mi familiaRELATOS DE BUENAS MAMDAS DE CUCAcuentorelatos embarace a mamamujeres ladronas de ropa violadasrelatos mama e hijas solas con el hijo mayor se las cogecache:HZVrQKNNaRwJ:rx-online.ru/relato/4228-la-cachonda-amiga-de-mi-madre/ relatos de chichimecamedoctor revisando a una mujer desnuda le toca la vajina a propositomi amor toma mis pechos mordeme la puntita pormometiendoselo alpaso entero por su culito a mi enamoradaEl cacho N.10 de mi maridocache:SJ-6wO3taZcJ:rx-online.ru/relato/10748-una-madre-le-ensena-a-su-hijo-a-desvirgar-a-su-hermana/ cache:93zNrtzWjXEJ:rx-online.ru/relato/9417-carlota-e-isabel-3/ mi profe me desvirgoma pajeamehttp://rx-online.ru/relato/10385-la-llamada-de-clara-3-primera-parte/&aprietame fuerte las tetas relato eroticorelatos eroticos de maduras ninfomanas pidiendo polla por el culoporno relatos mi hermana quiere que se lo meta xxxmujeres dormidas haciendose hurgar sus vaginas y sus culosmujeres q allan qurdado derengadas pornorelatos tengo.8 añitos.y queria culiar.con papà y me acoste desnuda.y me culio.rricoxxrelatos mi esposo y mia m  cometela hasta el fondosaboriando el cono de mi cunadita videos moilesRelatos filial cogiendo a mi hermana despues de seducirlamuchacho ase porno en la cama un short azul y su mama se cuesta en la cama con su hijo. en la nocherelatos eroticos voluptoso cuerpo de mama 6cuentorelatos mis dias siendoforzadolos amores de ana etxeberria 12comparando la polla de mi marido relatosporno hombres corriendo en chor con el pene paradocuando puse el vibrador en tu clitoriscjiendo con mi mama en las escalerasmi tia y mi madre son mi enbra relatorelatos. nos fifamos nenitas...!!!relato "correte en mi culo" filialrelatos eroticos de tenderosrelatos las caderas de mamarelatos me folle a mi familiaIncesto relatos mi hermana la bella y yo la bestiarelatos de incesto entre hermanosRelatos de sexo amor filial tia tio papano me cabe en la boca de lo grande q es relato pornocuentos relatos de mujer infiel con semental[email protected]relajando a mamá terminamos follandorelatos de sexo en cumpleañosrelatos padres cornudos humillados por su mujer e hijarelatos enseñadote a follar hermanitahistoria erotismo con el calzon de mamarelatos disciplina inglesaporno hombres poniendo la punta del pene en clítorisla mejor pagina de relatos lèsbicosmi tia me sorprendio mirandola historia calientembar coneja relatos pornosrrelato le quite lo inosente a mi madre y la foyea mi esposa le gusta los pendejo relatossmundo fantasias d cornudo lo mas exitantemi hermana menor se masturva con sus dedos asta corrercemi hermano y yo pasemos xexocuentorelatos madre hijo termina dentrolas tetazas de mi tia ximena relato eroticofollar con la fisioterapeuta relatosrelato sexoruidos cuando se frotan los genitales porno